Nacional
Suscríbete por 1€

Dos activistas ecologistas se pegan a los marcos de los cuadros de 'Las Majas' de Goya en el Prado

Aunque no han dañado las obras, los marcos tienen "ligeros desperfectos" y en una pared han escrito mensajes para "alertar sobre la subida de temperatura mundial".

Activistas en el Prado
Activistas en el Prado
E. P.

Dos activistas de Futuro Vegetal se han pegado este sábado a los marcos de los cuadros de 'La maja desnuda' y de 'La maja vestida' de Francisco de Goya expuesto en el Museo Nacional del Prado en Madrid en señal de protesta por la emergencia climática.

En medio de ambas pinturas han escrito el mensaje '+1,5º' para "alertar sobre la subida de temperatura mundial que provocará un clima inestable y graves consecuencias en todo el planeta". La Policía Nacional se ha personado inmediatamente en la pinacoteca y ha arrestado a los dos activistas, de nacionalidad española, por los delitos de alteración del orden público y daños, según han informado fuentes del cuerpo.

Esta protesta se suma a otras que se han sucedido en las últimas semanas, como la de dos ecologistas que lanzaron sopa de tomate a 'Los Girasoles' de Van Gogh, expuesto en la National Gallery de Londres.

Los dos jóvenes activistas que se han pegado a los marcos de los cuadros de Goya pertenecen a la organización Futuro Vegetal, un movimiento adscrito a Rebelión o Extinción y Rebelión Científica que persigue la resolución de la crisis climática a través de la adopción de un sistema agroalimentario basado en plantas.

Aunque no han dañado las obras, en una pared han escrito mensajes para "alertar sobre la subida de temperatura mundial".

"Estoy aquí pegado porque la semana pasada la ONU hacía oficial que ya es imposible contener el calentamiento del planeta en 1,5º, sobrepasando los límites marcados en el Acuerdo de París y comprometiendo nuestra seguridad alimentaria", ha afirmado uno de los activistas. También ha asegurado que, a pesar de que 2021 fue el año con mayores emisiones de CO2 de la historia, no se han tomado las medidas necesarias para corregir esta realidad.

La otra joven que se ha pegado a la obra de Goya ha exigido al Gobierno que termine con las subvenciones a la ganadería y las emplee para promocionar alternativas basadas en plantas para afrontar escenarios como el de 2,5º que prevé la ONU.

Esta protesta se suma a otras que se han sucedido en las últimas semanas, como la de dos ecologistas de Just Oil que lanzaron sopa de tomate a 'Los Girasoles' de Van Gogh, expuesto en la National Gallery de Londres.

Desde Futuro Vegetal aseguran que el objetivo de este tipo de acciones es comunicar la situación de emergencia a la que se enfrenta la Tierra. 

Futuro Vegetal ha distribuido las imágenes de la acción en la red social.  En el vídeo se puede ver a una empleada del museo tratando de frenar la grabación de la protesta y a algunos visitantes increpando a los activistas con gritos de "Fuera" y "Sinvergüenzas".

Uno de los jóvenes activistas, que dice llamarse Samuel, pide disculpas antes de pegarse al cuadro y dice: "Estoy aquí porque tengo pánico al cambio climático" e interpela al Gobierno a que actúe contra la situación.

En alerta en la pinacoteca

Ambas obras se encuentran en la sala 038 del Museo del Prado, que ha sido desalojada por los vigilantes de la pinacoteca. En las imágenes se puede ver cómo los dos jóvenes se pegan a los marcos de las obras con un bote de pegamento que llevaban entre su ropa y escriben en la pared con pintura negra.

Hace unas semanas el director del museo, Miguel Falomir, reconocía que se habían intensificado las medidas de seguridad y que la institución estaba en alerta tras el suceso ocurrido en Londres con Los Girasoles de Van Gogh y otras obras en otros museos de todo el mundo que habían sufrido ataques similares. El museo había extremado las medidas de seguridad, según reconoció un portavoz del museo a Efe, y era más exhaustivo en el acceso con líquidos.

El Museo Nacional del Prado espera abrir este domingo la sala donde se encuentran los dos cuadros de Goya. La pinacoteca ya ha movilizado a un pintor para la pared y la brigada encargada de colocar las obras. Las mismas fuentes indican que el pegamento y la pintura en 'spray' que han utilizado los activistas para la agresión a las obras eran de plástico para eludir el detector de metales.

El museo ha condenado el acto de protesta y ha asegurado que "las obras no han sufrido daños, aunque los marcos tienen ligeros desperfectos". "Estamos trabajando para volver a la normalidad lo antes posible", ha asegurado en un mensaje en su cuenta de Twitter. "Rechazamos poner en peligro el patrimonio cultural como medio de protesta", ha concluido.

También, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha criticado a las dos activistas de Futuro Vegetal. "No son activistas, son indeseables", ha escrito Almeida a través de su cuenta de Twitter. Por su parte, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ha transmitido su "absoluto rechazo" al "acto vandálico" de los dos activistas. "Mi más absoluto rechazo a un acto vandálico que produce un repudio generalizado. No hay causa que justifique atentar contra el patrimonio de todos", ha expresado a través de un tuit.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión