Nacional
Suscríbete por 1€

medio ambiente

Gobierno y autonomías pactan cómo será posible cazar lobos en casos excepcionales

Las consejerías solo podrán tomar esta decisión tras pedir dictamen al ministerio, cuando todas las medidas preventivas han fallado y si los daños son graves y reiterados.

En el parque de La Maleza se pueden ver lobos.
En el parque de La Maleza se pueden ver lobos.
Comarca de la Sierra de Albarracín

El Gobierno y una mayoría de autonomías aprobaron este jueves, tras meses de bloqueo, la estrategia para la coexistencia del lobo y la ganadería extensiva, el plan regulador indispensable tras quedar en septiembre pasado prohibida por una orden ministerial la caza de este cánido salvaje al declararse especie protegida en toda la península ibérica y no solo al sur del Duero, como ya lo era hasta entonces.

Las comunidades loberas, Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria, donde viven las aproximadamente 300 manadas que quedan en libertad, se opusieron radicalmente al cambio, lo impugnaron ante la Audiencia Nacional, bloquearon la aprobación de la estrategia y, en las últimas semanas, amenazaron con empezar a matar lobos allí donde estaban provocando mayores estragos entre los rebaños.

Este jueves, en la reunión de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, autonomías como Asturias y La Rioja han cambiado su no por el sí, lo que ha permitido aprobar la estrategia nacional con la oposición de siete comunidades, entre ellas Cantabria, Castilla y León y Galicia.

La razón del trasvase de votos es que el Ministerio de Transición Ecológica ha aceptado introducir en un anexo de la estrategia el protocolo que permitirá cazar lobos (extracciones selectivas les llama el texto), eso sí, solo en casos contados y cumpliendo siempre las condiciones excepcionales que la ley europea y española prevé para las especies protegidas.

El sistema es una propuesta de Asturias. La comunidad afectada será quien apruebe la resolución para la caza del animal concreto, pero antes debe entregar a Transición Ecológica toda la documentación justificativa y esperar a que elabore un informe sobre si la acción pone o no en riesgo a la especie en esa zona. El informe ministerial es preceptivo, pero no vinculante.

La consejería, para actuar dentro de la ley y probar que es un caso excepcional, debe demostrar que el ganado de la zona sufre ataques muy graves y reiterados por ejemplares concretos y que ha sido imposible impedirlos pese a tomar todas las medidas preventivas y paliativas posibles, así como que la "extracción" no coloca al lobo al borde de la desaparición en ese territorio.

Desbloqueo de ayudas

La aprobación de la estrategia permitirá que las regiones loberas que la firmen comiencen a recibir su parte de los 20 millones de euros de este año para ayudas a la instalación de medidas preventivas contra los ataques e indemnizaciones por los animales muertos por el lobo, que estaban aprobadas en los Presupuestos del Estado, pero bloqueadas por la ausencia de acuerdo. El dinero irá a las explotaciones, para que se pertrechen con medidas preventivas y de protección del ganado (mastines, vallados modernos, monitorización GPS, rediles de recogida nocturna) y a resarcir los daños documentados por ataques a los rebaños.

La estrategia también destinará 664.000 euros a la realización de un censo actualizado del lobo en España, con datos sobre ejemplares, manadas y su ubicación, que permitan diseñar planes de coexistencia más ajustados a la realidad de cada territorio. El último recuento válido de la especie, de 2014, concluyó que el 60% o más de las 297 manadas estimadas en liberad se concentraban en León, Palencia y Zamora, seguidas por Galicia, con el 28% de los depredadores.

Ecologistas en Acción se congratuló este jueves por la aprobación de la estrategia, que cree que permitirá asegurar la pervivencia de la especie y compatibilizar su existencia en libertad con la actividades ganaderas en el medio rural. No obstante, lamenta y está en desacuerdo con cualquier procedimiento que autorice a cazar lobos, aunque se trate de una medida excepcional.Theo Oberhuber, portavoz de la ONG, considera que esta medida es algo totalmente innecesario, "que puede llevar a que algunas autonomías basen toda la gestión del lobo en estas excepciones". La organización ecologista es tajante y rechaza cualquier extracción de lobos en la naturaleza, "máxime cuando la ciencia ha demostrado que matar lobos desestructura las manadas y no reduce los ataques al ganado, incluso los empeora", añadió Oberhuber.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión