Nacional
Suscríbete por 1€

Los Reyes visitan Las Hurdes, cien años después del viaje de Alfonso XIII

Los monarcas, acompañados entre otras autoridades por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, han sido recibidos por cientos de vecinos de la localidad cacereña de Pinofranqueado.

Los reyes Felipe VI y Letizia visitan este jueves la comarca extremeña de Las Hurdes, cien años después del viaje que realizó Alfonso XIII a estas tierras, marcadas entonces por la miseria y la carencia de los servicios más básicos, y que dio origen a un lento proceso de transformación social y económica.

A su llegada a Pinofranqueado, acompañados por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, entre otras autoridades, los monarcas han sido recibidos por vecinos de dicha localidad cacereña y de localidades cercanas entre aplausos y gritos de 'Vivan los Reyes', 'Viva el Rey' o 'Viva la Reina'.

Tras saludar, hacerse fotos y firmar autógrafos a muchos de los vecinos que se congregaban, los Reyes se han desplazado a la plaza de la localidad, donde han podido disfrutar de una actuación folklórica de 'El Paleo', una danza tradicional de la zona que han llevado a cabo niños de la comarca.

Ya en el Ayuntamiento, don Felipe y doña Letizia han mantenido un encuentro con la Corporación Municipal y los alcaldes de la zona, tras el que han salido al balcón del consistorio a saludar a los cientos de los vecinos que permanecían a la espera de ver de nuevo a los monarcas. 

Según fuentes de la Casa Real, puesto que el encuentro ha sido privado, don Felipe ha manifestado que es una "experiencia extraordinaria" moverse por el país, también por las zonas apartadas, y ha apuntado que con esta visita se trata de recordar el centenario de la llegada de Alfonso XIII pero también de "escuchar las iniciativas" y las "perspectivas de futuro".

Doña Letizia se ha interesado por el sistema educativo de la zona y ha manifestado que querían conocer la realidad de los empresarios y vecinos hurdanos.

Por su parte, según las mismas fuentes, Fernández Vara ha señalado que el objetivo es mostrar a los Reyes una "visión auténtica" de Las Hurdes y la transformación de la zona en estos 100 años que ha pasado "de blanco y negro a color".

Finalmente, los Reyes han recorrido el paseo junto al Río de Los Ángeles hasta el puente donde se han despedido de las autoridades presentes y de los vecinos y han dado por finalizada la visita de este jueves. 

Casi cien años después de que Alfonso XIII recorriera a caballo y a pie esta comarca (del 20 al 24 de junio de 1922), los Reyes quieren conmemorar aquel viaje, cuyas imágenes en blanco y negro intensificaron la miseria en la que vivían sus habitantes.

En las Hurdes, comarca que merced a la visita de Alfonso XIII apareció en el mapa social y periodístico de aquella época, se es consciente de que su nueva realidad de desarrollo económico y social tuvo unas raíces raquíticas y enfermas, pero sus gentes, que nada tenían, se aferraban a la necesidad de vivir.

Actualmente, esta comarca cacereña "nada tiene que ver con lo que era entonces", ha afirmado el alcalde de Pinofranqueado, José Luis Azabal.

En este municipio nació un ahijado de Alfonso XIII en 1925, pues fue deseo expreso de este último que un niño, que nació en un parto por cesárea con la asistencia sanitaria de uno de los galenos enviados por el Rey, llevara su nombre.

Desolada, abandonada, olvidada, aislada y plagada de enfermedades, así eran Las Hurdes, según refleja el estudio realizado por José Pedro Domínguez sobre el extinto Real Patronato de las Hurdes (1922-1931), una institución con carácter de beneficencia creada ex profeso por el Gobierno de entonces para remediar las carencias.

"El bocio, el paludismo, el tifus, la viruela, eran las enfermedades que convivían" entre las gentes hurdanas, con una tasa de mortalidad del 92,50 por mil, relata Domínguez en su estudio.

A partir de aquel viaje y de la labor del Real Patronato, llegaron los médicos, el paludismo se fue, la hambruna se superó, se combatió el analfabetismo, se mejoraron las viviendas y las comunicaciones y ahora, un siglo después, Las Hurdes, conformada por seis municipios y más de cuarenta pedanías y alquerías, y donde viven más 7.000 personas, es, sin duda alguna, "uno de los lugares más hermosos de España", afirma su alcalde.

De dicho camino de transformación y desarrollo ya fueron testigos don Juan Carlos y doña Sofía en un viaje oficial de dos días en abril de 1998.

La zona ha avanzado de tal forma que muchos hurdanos consideran que la visita de Felipe VI debe servir de instrumento de promoción de "este bello territorio" desde el punto de vista turístico y no tanto de recordar tiempos pasados "en blanco y negro, que sin duda fueron similares en otras muchas zonas del país y no solo aquí", ha remarcado Azabal.

"El cambio ha sido radical y eso es lo que los Reyes se van a encontrar. Es verdad que tenemos un serio problema de despoblación -reconoce-, pero hemos avanzado mucho y contamos con servicios y recursos que, es posible, no existan en otras muchas partes de España". 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión