Despliega el menú
Nacional

manifestaciones

Ocho detenidos y menos incidentes en el sexto día de protestas por Hasel

En la Vía Laietana, varios encapuchados han lanzado objetos como piedras, papeleras, bolsas de basura y botellas de vidrio contra los efectivos policiales.

Barcelona ha vivido este domingo una noche más tranquila que las cinco precedentes, ya que la manifestación convocada en favor del rapero Pablo Hasel ha discurrido sin incidentes graves, excepto algunos enfrentamientos al acabar la protesta y actos vandálicos aislados en el centro de la ciudad.

Según el balance que han hecho los Mossos d'Esquadra hacia las diez de la noche, han detenido a ocho personas, cinco por robo en una tienda de ropa y tres por desórdenes públicos, en un operativo en el que ha participado también la Guardia Urbana de Barcelona.

Varios centenares de personas se han reunido ante la estación de Sants hacia las siete de la tarde, donde ya había un fuerte dispositivo policial, y tras unos breves parlamentos en los que varios de los manifestantes han justificado la necesidad de defender la libertad de expresión, han iniciado una marcha hacia la plaza de España por la calle Tarragona.

Manifestación en protesta por el encarcelamiento de Pablo Hasel en Barcelona-Sants.
Manifestación en protesta por el encarcelamiento de Pablo Hasel en Barcelona-Sants.
Efe

Efectivos de los Mossos han filtrado los accesos a la estación de Sants y han cerrado las entradas que hay en la misma a la red del Metro para evitar disturbios dentro de esta infraestructura básica.

Mientras la Guardia Urbana cortaba el tráfico en la zona, los Mossos han formado un cordón policial que impedía el paso a los manifestantes hacia la plaza de España, por lo que se han desviado por la calle Diputació.

Tras recorrer varias calles del Eixample, los manifestantes, un millar, según la Guardia Urbana, han iniciado una marcha pacífica por el centro de la ciudad hasta llegar a la Vía Laietana, donde algunos encapuchados han lanzado objetos como piedras, papeleras, bolsas de basura y botellas de vidrio contra los efectivos policiales.

También han tirado algunos petardos y han arrancado elementos del mobiliario urbano para lanzarlos a los mossos que custodiaban la comisaría, mientras el grueso de los manifestantes se mantenían alejados de estos incidentes.

Finalmente, las furgonetas de la policía autonómica han despejado Vía Laietana y algunas personas han intentado sin éxito acercarse de nuevo hacia el Palau de la Música, que este sábado fue objeto de vandalismo.

El grueso de los manifestantes se ha dirigido de nuevo hacia plaza Cataluña y aquí algunos se han ido hacia la Rambla Cataluña, donde grupos violentos han protagonizado actos vandálicos, que también han ocurrido en Paseo de Gracia, donde han causado destrozos en algunas tiendas y se han repetido los saqueos.

Al igual que ha ocurrido en las jornadas de protesta de los últimos días, al llegar las diez de la noche, paulatinamente, la situación ha comenzado a normalizarse en la capital catalana. 

Supporters of Catalan rapper Pablo Hasel protest in Barcelona
Una imagen de los Mossos d'Esquadra, en Barcelona. 
NACHO DOCE

En Tortosa, unas veinte personas se han concentrado ante la comisaría de Mossos para protestar por las detenciones llevadas a cabo durante los incidentes de estos días y a continuación se han dirigido al cuartel de la Guardia Civil.

En Gerona, varias decenas de manifestación han recorrido el centro de la ciudad en una concentración que se ha disuelto de forma pacífica tras finalizar ante la Subdelegación del Gobierno. 

Primeros incidentes en la Vía Laietana

Supporters of Catalan rapper Pablo Hasel protest in Barcelona
Primeros incidentes en la sexta noche de protestas en Barcelona.
NACHO DOCE

Los primeros incidentes de la movilización, iniciada ante la estación de Sants a las 19.00, empezaron hacia las 20.35.

La Plataforma Libertad Pablo Hasel cambió este domingo de escenario y, en lugar de convocar a sus seguidores en el centro de Barcelona, se trasladaron a la estación de Sants, donde se manifestaron bajo el lema 'Nos habéis enseñado que ser pacífico es inútil'.

El Ayuntamiento de Barcelona había retirado 108 contenedores de basura para evitar que sean utilizados como barricadas e incendiados, al igual que ha ocurrido en las noches anteriores.

Muchos comercios de la carretera de Sants, por su parte, intentaron protegerse tapiando sus puertas y escaparates, como hicieron este sábado establecimientos del centro de Barcelona, que en muchos casos fueron saqueados.

Las manifestaciones, que comenzaron el pasado martes, día 16, se han saldado con 102 personas detenidas, de las que hasta el momento solo una ha ingresado en prisión, y 82 mossos heridos, casi todos de carácter leve.

La quinta noche de protestas acabó este sábado con saqueos en decenas de tiendas del centro de la ciudad, sobre todo del Paseo de Gracia, y con daños en el edificio modernista del Palau de la Música.

El encarcelamiento de Hasel, por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la corona, ha suscitado un intenso debate político y social, en el que ha terciado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

La alcaldesa ha recordado que manifestarse es un derecho, pero que "los altercados no son la solución y no están justificados", porque únicamente perjudican a los vecinos y los comercios.

Desde el otro lado, la que fue candidata de la CUP a la Generalitat en las pasadas elecciones autonómicas, Dolors Sabater, ha parafraseado a Lluís Maria Xirinacs y ha escrito en Twitter: "Hay que luchar contra el fuerte para dejar de ser débiles, y contra nosotros mismos cuando seamos fuertes". 

Etiquetas
Comentarios