Despliega el menú
Nacional

coronavirus aragón

España supera el millón de casos por coronavirus con el toque de queda en el horizonte

Según los datos de Sanidad, el país suma 1.005.295 contagios; respecto a los fallecidos, se ha notificado hoy 156 más, 575 en la última semana, para un total de 34.366 decesos.

Pruebas PCR
Pruebas PCR
Jesús Diges

Con los contagios de coronavirus superando el millón y el toque de queda en el debate y en el horizonte, La Rioja ha anunciado este miércoles su confinamiento perimetral; Aragón, el de sus tres capitales, Zaragoza, Huesca y Teruel; y Madrid un ambiguo "cierre de actividad por horas" con margen para la polémica. La rapidez con que se ha llegado a 1.005.295 casos se debe a la velocidad creciente de transmisión desde el pasado mes de agosto, que hoy ha vuelto a marcar otro máximo de notificaciones diarias: 16.973 positivos y 156 muertos, que se suman al total del recuento oficial, cifrado en 34.366.

En este contexto de transmisión descontrolada, los epidemiólogos llevan muchas semanas pidiendo urgentes y contundentes medidas restrictivas para volver a tomar el control de la epidemia, pero las respuestas se van demorando y, cuando llegan, lo hacen de forma escalonada, con los peldaños, eso sí, cada vez más empinados.

La posibilidad de un toque de queda en toda España no parece un espejismo, más aún mirando a Francia o Italia, pero se deben superar algunas reticencias, como la de Madrid, que paradójicamente lo puso en el debate y que el Gobierno dijo que estudia, aunque vinculado al estado de alarma. La Comunidad Valenciana o Castilla-La Mancha y también Cataluña o País Vasco ya han dicho que no lo desdeñan.

Sería otro peldaño como el del cierre de la hostelería en Cataluña, el de los límites territoriales en Navarra o el de sus principales capitales en Castilla y León, después de que el Gobierno confinara Madrid y ocho populosas poblaciones con la declaración del estado de alarma, tras negarse a hacerlo su presidenta, la popular Isabel Díaz Ayuso, pese a la alta incidencia del virus.

La ambigüedad de Madrid

En Madrid vuelven a estar puestas todas las miradas, ya que a las 16:47 del sábado, cuando decae ese estado de alarma, deben entrar en vigor las medidas para combatir el virus que, como ya ha ocurrido tantas veces, serán una incógnita hasta el viernes con el habitual pulso político con el Gobierno.

La Comunidad de Madrid ha pasado de anunciar, a través de su consejero de Sanidad, que estudiaba pedir al Gobierno un toque de queda entre las 00.00 y las 06.00 horas, a hablar de un “cierre de la actividad por horas”, después de que el Gobierno vinculara esa excepcionalidad al mismo decreto aplicado hace doce días.

En una comparecencia junto a su vicepresidente de Ciudadanos Ignacio Aguado -que habitualmente discrepa, acata y al tiempo trata de mediar con el Gobierno-, Isabel Díaz Ayuso ha apostado por limitar al máximo el movimiento de noche apelando de nuevo a la economía.

“Lo importante es que la economía no sufra más", ha dicho la presidenta madrileña, que ha explicado que pone sobre la mesa un debate sobre posibles cierres de actividad por horas con el añadido: "Ahora es el Gobierno el que tiene que responder”.

Ese cierre de actividad obedece, según Díaz Ayuso, al hecho de que la mayoría de los contagios en Madrid tienen lugar "en fiestas privadas y en unos horarios determinados". Luego ha dado esos datos: el 80 % de los contagios tienen lugar en el ámbito privado y el 28 % se están produciendo entre jóvenes de entre 15 y 29 años con un índice acumulado de 582.

Los jóvenes y las llamadas "no fiestas" están en el centro de la génesis de la elevada transmisión del virus en Navarra (más de 1.000 casos por 100.000), que desde mañana será confinada perimetralmente con el cierre de la hostelería.

La línea del Ebro

Siguiendo la línea del Ebro, el Gobierno de La Rioja ha acordado el confinamiento de esta Comunidad (316.000 habitantes) desde el viernes con la recomendación de rigor -nadie se atreve a atravesar líneas rojas- de que se eviten los desplazamientos internos, a la vez que se cierran establecimientos no esenciales a las 21 horas y se limitan los aforos.

La Rioja tiene 1.296 casos activos de covid-19, 27 más que en la última jornada, con 133 personas ingresadas en centros hospitalarios (111 en planta y 22 en la UCI) y una tasa de incidencia acumulada a 14 días de 549 casos por 100.000 habitantes.

Ebro abajo, en Aragón, también habrá desde esta medianoche nuevos confinamientos perimetrales, en este caso en sus ciudades más importante, Zaragoza (700.000 habitantes), Huesca (55.000) y Teruel (36.000) con una duración máxima de 30 días revisable semanalmente y la implantación del nivel 3 de alerta en toda la comunidad a partir de lunes.

Aragón ha reportado este miércoles 898 casos (543 en Zaragoza capital, 1.003 en Huesca y 1.418 en Teruel), un 40 % de las camas de UCI ocupadas por pacientes covid-19 y una tasa de positividad (positivos en relación con el número de PCR) de 17,03 %.

En Castilla y León (517 de incidencia), los 65.000 vecinos de Ponferrada, la capital de la comarca leonesa del Bierzo, se suman a los de la propia capital leonesa, Burgos y Palencia, ya confinados.

A la espera de la reunión este jueves del Consejo Interterritorial y de si finalmente se aborda el toque de queda, además de nuevos parámetros y medidas homogéneas, los expertos en salud pública desaconsejan los eslóganes y que se fijen metas con las de la Navidad, como ya se fijaron con el verano, el turismo y las vacunas.

La clave, al igual que en la primavera de la pandemia, es doblegar la curva, lo que no será tarea fácil ni mucho menos rápida, y volver a tomar a tomar el control de los contagios, con un número por debajo de los 50 por cada 100.000 habitantes para restaurar la trazabilidad con rastreos, test y aislamientos, como no se hizo cuando se debió hacer

div class="flourish-embed flourish-chart" data-src="visualisation/3593836" data-url="https://flo.uri.sh/visualisation/3593836/embed" aria-label="">
Etiquetas
Comentarios