Despliega el menú
Nacional

nacional

Los vecinos de un pueblo de Lérida impiden terminar un mural con mujeres besándose

La obra la estaba realizando la artista local Cristina Dejuan en la pared medianera de un bloque de viviendas, dentro de un festival de arte urbano.

Mural que no ha podido terminar la artista Cristina Dejuan.
Mural que no ha podido terminar la artista Cristina Dejuan y en el que ha escrito 'Esta obra ha sido censurada'.
@dejuancristina/Instagram

Los vecinos de un edificio de Torrefarrera (Lérida) han prohibido a la artista leridana Cristina Dejuan seguir pintando un mural en su pared medianera, porque aparecen "imágenes demasiado explícitas para los niños" de mujeres desnudas besándose, según le han manifestado a ella.

La artista, una de las participantes en el festival de arte urbano y grafitis Street Art de Torrefarrera, ha denunciado, en declaraciones al diario 'Segre', lo que considera una "censura" de su obra y ha dejado a medio pintar el mural, escribiendo en letras grandes: "Esta obra ha sido censurada. ¡Viva el amor! ¡Viva la libertad!".

Desde hace una semana

La artista empezó a pintar el mural, que llevaba por título 'Love is Love', hace una semana dentro de su participación en el festival invitada por el consistorio, pero, cuando algunos vecinos de la finca vieron que aparecían mujeres desnudas, algunas besándose, le pidieron que no continuase.

Dejuan ha explicado al diario leridano que hace días que estaba "batallando" con las presiones de los vecinos propietarios del inmueble porque consideran que los dibujos "no son apropiados para los niños" y que ayer decidió parar su trabajo y finalizarlo escribiendo el lema reivindicativo.

La artista, que ha lamentado que "en pleno siglo XXI los artistas tengamos que vivir este tipo de censuras", ha recibido este domingo el apoyo de un centenar de vecinos del pueblo que se han concentrado delante del mural, en la calle Val d'Aran de la localidad, para reivindicar la libertad artística de la autora.

El alcalde de Torrefarrera, Jordi Latorre, ha declarado al Segre que asume "el error de no pedir antes las obras que se harían" y ha recordado que en las anteriores ediciones un jurado profesional elegía los murales, pero que este año contactaron con artistas de Lérida y confiaron en su criterio.

Latorre ha asegurado que el "ayuntamiento no tiene vocación de censura" y ha apuntado que es la comunidad de vecinos propietaria del edificio donde se estaba pintando el mural la que "no la encuentra adecuada".

El alcalde ha explicado que han ofrecido a la artista otras tres paredes alternativas en el municipio para que pueda plasmar su obra mural con el mismo contenido. 

Etiquetas
Comentarios