Despliega el menú
Nacional

exhumación de francisco franco

Así será la exhumación de Franco del Valle de los Caídos

Ya está todo listo para una exhumación que comenzará sobre las 10.30 y durará entre una y tres horas, dependiendo del estado del féretro del dictador. HERALDO.es retransmite el operativo en directo.

Preparativos en el Valle de los Caídos

Tras más de un año de trámites administrativos y en los tribunales, el Gobierno culminará este jueves 24 de octubre un objetivo que se marcó Pedro Sánchez al inicio de su mandato. La exhumación del dictador Francisco Franco, que comenzará sobre las 10.30, en el Valle de los Caídos, se produce casi 44 años después de su entierro. Un trabajo que espera culminarse entre una hora y tres horas aproximadamente. El plan elaborado por el Gobierno -que costará a las arcas públicas un máximo de 63.061,40 euros- ha sido diseñado por el Ministerio de la Presidencia e implica a otros ministerios, además de Policía Nacional, Guardia Civil y Fuerzas Armadas. HERALDO.es retransmite el operativo en directo.

¿Cómo se extraen los restos de Franco?

El cadáver de Franco se inhumó en noviembre de 1975 en un ataúd doble, con una estructura interna de zinc sellada y otra externa de madera. En el caso de que el ataúd de madera se encuentre en buen estado, se empleará ese mismo para su traslado. De no ser así, se introducirá el féretro de zinc en otro ataúd preparado al efecto.

No está previsto que se abra el féretro para comprobar el estado de los restos o su identidad, ya que el entonces notario mayor del Reino ya dio fe en su día de que el cadáver que se inhumaba en la basílica era el de Francisco Franco.

La losa que cubre la tumba, de 1500 kilos de peso y 20 centímetros de grosor, se levantará mediante cuatro gatos hidráulicos y un rodillo que permitirá apartarla a un lado.

Los técnicos calculan que todo el proceso dure aproximadamente una hora, aunque podría demorarse más. 

Loading...

El director operativo encargado del proceso, Humberto Sepúlveda, coordinará a un grupo de entre 16 y 20 personas para retirar la lápida de 1.500 kilos que cubre la tumba de la basílica del Valle de los Caídos, sacar el féretro del dictador y trasladarlo durante 50 kilómetros hasta el cementerio de Mingorrubio, en el barrio madrileño de El Pardo, donde reposarán sus restos definitivamente. Un trabajo que no considera complicado. "No le veo ninguna dificultad", asegura.

"Es una exhumación complicada pero tampoco difícil, es rápido, se hace con gatos y no tiene problema ninguno", precisa este tanatopracta dueño de la funeraria Alba, con sede en la localidad de Becerreá (Lugo) y experiencia en exhumaciones en catedrales, que se encuentra en Madrid preparando el trabajo encargado por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Todo preparado

En el interior de la basílica, se ha instalado un escáner y un detector de metales para evitar la grabación de la exhumación de los restos del dictador. Con esta medida, el Ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez quiere garantizar que no existan imágenes del momento en el que salgan los restos de Franco del lugar en el que permanecen sepultados.

Sobre la tumba de Franco en la basílica se ha instalado también una carpa como medida adicional de seguridad a la que solo tendrán acceso dos familiares del dictador, los operarios de la empresa funeraria de Humberto Sepúlveda, un forense y las autoridades del Estado, entre ellas la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, como notaria mayor del Reino, que tenía el cometido de levantar acta de la exhumación. 

¿Quién estará presente?

En el interior de la Basílica habrá 22 familiares en total (entre ellos, Luis Alfonso de Borbón), a los que se recogerá en tres puntos pactados y se trasladará al Valle de los Caídos escoltados por Guardia Civil y Policía Nacional. El Gobierno ha accedido a que el prior Santiago Cantera, enormemente beligerante con los planes de exhumación, bendiga los restos del dictador una vez sean extraídos. Y también ha aceptado que la familia traslade en hombros el féretro con los restos del dictador hasta el coche fúnebre, que se situará a los pies de la escalinata. 

¿Cómo será el traslado?

El plan del Gobierno es que el ataúd sea trasladado hasta Mingorrubio en un helicóptero Superpuma de las Fuerzas Armadas, en los que viajan habitualmente personalidades, aunque si las condiciones meteorológicas no lo aconsejan, el viaje se hará en un coche fúnebre.

Para evitar contratiempos, se dispondrán dos helicópteros, uno de ellos de reserva, junto a la explanada del Valle de los Caídos.

Tras un breve vuelo de unos diez minutos, en el que el féretro estará acompañado por uno de los nietos del dictador -Francis Franco-, así como por la ministra de Justicia, el helicóptero tomará tierra en un antiguo helipuerto de la Guardia Real, muy cerca del cementerio. El resto de la familia y de la comitiva se trasladarán por carretera.

Etiquetas
Comentarios