Despliega el menú
Nacional

elecciones generales

Los diputados mantendrán sus sueldos al menos hasta el día antes del 10N

Los de la Diputación Permanente y la presidenta cobrarán exactamente lo mismo, unos 2.980€ de asignación constitucional y los complementos del puesto y de la circunscripción. El resto podrán solicitar una "indemnización de transición".

Un pleno del Congreso de los Diputados.
Un pleno del Congreso de los Diputados.
Kiko Huesca / Efe

Los diputados podrán seguir cobrando sus sueldos hasta el día antes de las elecciones del 10N, en el caso de que soliciten la "indemnización de transición" entre legislaturas, o hasta la jornada en que se constituyan las nuevas Cortes Generales, casi un mes después, si forman parte de la Diputación Permanente.

Es uno de los acuerdos que ha adoptado la Mesa del Congreso en la reunión de este lunes, que ha sido la última de la legislatura, ya que el martes se publicará en el BOE y entrará en vigor el decreto que convoca las elecciones del 10 de noviembre y que, por tanto, disuelve las Cámaras parlamentarias.

La reunión, a la que seguirá un almuerzo de los nueve componentes de la Mesa, ha servido para cerrar asuntos de gerencia interna y para preparar el periodo que transcurre entre el día de mañana y el de la constitución de las Cortes de la siguiente legislatura, han destacado fuentes parlamentarias.

Este martes, en el decreto de convocatoria electoral, aparecerá la fecha de creación de los nuevos Congreso y Senado. El tope para la configuración de las Cámaras viene delimitado en la Constitución: dentro de los 25 días siguientes al de los comicios, por lo que la fecha que no se puede franquear es el 5 de diciembre. Todo apunta a que dentro de la primera semana de dicho mes se encuadrará el acto.

Hasta entonces, gobernará el Congreso la Diputación Permanente, cuya composición se fijó en 68 diputados, sin incluir a la presidenta, que será Meritxell Batet por haber ejercido la Presidencia de la Cámara. Los grupos están representados en ella en función del número de escaños obtenidos, por los que será el socialista el más nutrido.

Las funciones de la Diputación se concretan en el reglamento del Congreso, y así, en los periodos de disolución o expiración de mandato, como el que comenzará mañana, puede convalidar o derogar decretos-leyes dictados por el Gobierno en situaciones de "extraordinaria y urgente necesidad".

En la reunión de la Mesa de este lunes no se ha fijado una fecha para la convalidación o derogación del decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros para conceder ayudas económicas a las zonas afectadas por la reciente gota fría, han indicado las fuentes.

Los 68 diputados que formarán la Diputación, más la presidenta, cobrarán exactamente lo mismo que hasta la fecha, es decir, unos 2.980 euros de asignación constitucional (la misma para todos) y los complementos derivados del puesto que ejerzan (miembro de mesa, presidente de comisión, portavoz de comisión, etcétera) y de la circunscripción de la que procedan. Igual sucederá con los 68 vocales suplentes de la Diputación.

Al resto de diputados el Congreso ofrece una "indemnización de transición", también conocida como "indemnización por cese". Es una figura del régimen de protección social de los parlamentarios dirigida a quienes se quedarían sin ingresos al abandonar el escaño por convocatoria electoral.

El acuerdo de la Mesa al respecto permitirá que sigan cobrando lo mismo que hasta ahora, pero con dos salvedades: el cobro será sobre 46 días, en concreto hasta el día antes de las elecciones; y solo podrán acceder a la indemnización quienes no tengan otras remuneraciones.

Se hace un pago único de una cuantía calculada sobre el número de años de mandato, o si este no fuera completo, sobre fracción superior a seis meses.

Después de la anterior disolución de las Cortes, en marzo de este año, la pidieron 216 parlamentarios. Actualmente, más de medio millón de personas, a través de la plataforma "change.org", promueven que los diputados no perciban dicha indemnización.

Etiquetas
Comentarios