Nacional

Desarrollan nanomateriales y láser para limpiar y restaurar patrimonio

La tecnología que se utiliza en este caso es de neutrones y no rayos X como en medicina porque estos últimos pueden dañar el plomo de la obra.

Pintadas en el castillo de Montearagón.
Pintadas en el castillo de Montearagón.
Rafael Gobantes

Técnicas propias usadas en la Ciencia de Materiales como los nanomateriales o los láseres de pulsos ultracortos comienzan a consolidarse como métodos de limpieza, conservación y restauración de elementos de patrimonio cultural como fachadas, cuadros, vidrios o pergaminos.

A partir de la recientemente creada Unidad de I+D+i de la Universidad de Burgos (UBU) asociada al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a través del Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA), el ICMA aportará técnicas que el Instituto utiliza desde hace tiempo en su trabajo para el estudio y tratamiento de los monumentos, ha explicado su director, Javier Campo.

La puesta en marcha de esta unidad altamente especializada en la conservación del patrimonio consolida una larga trayectoria de colaboración interdisciplinar entre la UBU y el ICMA, ha señalado Campo en declaraciones a los medios previas a una jornada sobre este asunto que ha tenido lugar este viernes en la Universidad de Zaragoza.

En estos momentos, los investigadores están aplicando tomografía, la técnica utilizada en los TAC hospitalarios, para poder restaurar una escultura del aragonés Pablo Gargallo pero, ha precisado el director del ICMA, la tecnología que se utiliza en este caso es de neutrones y no rayos X como en medicina porque estos últimos pueden dañar el plomo de la obra.

Esta interdisciplinariedad también se refleja en el trabajo de la profesora del Área de Historia del Arte de la UBU y especialista en Patrimonio en Vidrio Pilar Alonso, que está ayudando en la reconstrucción de la catedral de Notre Dame y está intentando descubrir el "árbol genealógico" de las vidrieras medievales en Europa.

Ante el aumento de los actos vandálicos contra el patrimonio cultural, el investigador del ICMA Luis Alberto Angurel está desarrollando diferentes tipos de láseres para limpiar las fachadas de grafitis y pintadas aunque, ha añadido, es una tecnología "muy versátil" que se puede usar incluso para restaurar cuadros.

En este sentido, Angurel ha remarcado que es muy importante la colaboración con los expertos en patrimonio, porque él como científico sabe cómo utilizar el láser pero no hasta donde puede llegar sin dañar la obra.

Por su parte, el químico británico Scott Mitchell ha ido un paso más allá y está desarrollando nanomateriales y materiales con propiedades antimicrobianas y anticorrosivas para proteger superficies pétreas y papel.

Este protector consiste en una especie de cera que se aplica sobre la superficie y protege al material de bacterias y otros agentes, ha explicado Mitchell, quien también ha avanzado que están trabajando para que este protector sirva para evitar que los grafitis se impregnen en la pared de los monumentos.

Para evitar falsificaciones en restos arqueológicos, el científico del CSIC Ángel Larrea ha descubierto cómo descifrar la microestructura de objetos de cerámica de lustre de manera que se pueda conocer su trazabilidad y distinguir piezas auténticas de las falsas, y ha analizado el pigmento más antiguo hecho por el ser humano, el azul egipcio.

La Ciencia de Materiales también puede aplicarse a la conservación de pergaminos, como ha hecho la profesora del campus burgalés Sonia Serna, experta en el estudio de diplomas.

El pergamino es un material bastante resistente, ha subrayado Serna, lo que permite que en España se guarden pergaminos del siglo VII, pero sufren un deterioro motivado por el uso que se les dio y los ataques de agentes biológicos.

El ICMA, que tiene en plantilla es el instituto de investigación más antiguo de la Universidad de Zaragoza y el primero de los institutos de materiales del CSIC en constituirse en España.

Etiquetas
Comentarios