Despliega el menú
Huesca

Huesca

Aparecen pintadas en los muros del castillo de Montearagón

La Guardia Civil investiga la autoría de los actos vandálicos cometidos en la fortaleza de origen románico, cercana a Huesca  

El castillo de Montearagón, enclavado en el municipio de Quicena, ha vuelto a ser objeto de actos vandálicos. Sobre sus muros, de origen románico, han aparecido pintadas y dibujos realizados con grandes trazos a modo de grafitis. La Guardia Civil investiga la autoría de estos hechos, que debieron realizarse después del fin de semana, cuando el monumento se iluminó de azul por el Día del Autismo.

Las pintadas se han llevado a cabo en la parte interior de la torre albarrana, en la subida a la cripta, en parte de la muralla y junto a la torre de la cárcel. Dibujos de la misma factura, por lo que se sospecha que pueden ser de los mismos autores, se han localizado en la fachada trasera del Ayuntamiento, en la valla de una casa particular y en un almacén agrícola de la localidad.  

El alcalde de Quicena, Javier Belenguer, ha rehusado valorar lo ocurrido, ya que está bajo investigación. No obstante, el Ayuntamiento deberá dar parte al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, propietario del monumento y que será el que decida cómo hay que proceder para limpiar las pintadas.

Hace año y medio que la administración central encomendó al Ayuntamiento de Quicena el mantenimiento, vigilancia y promoción del castillo de Montearagón con el fin de dar un impulso al monumento, cuyos orígenes se remontan al siglo XI y que tuvo un papel clave en la formación del Reino de Aragón. La fortaleza está declarada como BIC desde 1931.

No es la primera vez que los vándalos actúan en el castillo. Hace dos años, se bloquearon con silicona los candados de la iglesia y la cripta. También se ha llegado a  robar el cableado que llegaba desde el transformador hasta el recinto y que permitía su iluminación de forma puntual. Fue entonces cuando se solicitó que se intensificara la vigilancia policial en la zona.

Después de esto, el Ayuntamiento de Quicena se mostró partidario de colocar cámaras de seguridad en el perímetro del castillo, que se instalarán una vez acabadas las obras de consolidación de la colina y los muros. Los trabajos están pendientes de licitación y se espera que comiencen a finales del verano. Está prevista una inversión de 1,6 millones de euros por parte del Ministerio.

Etiquetas
Comentarios