Despliega el menú
Huesca

Huesca

Aparece una pintada en el porche de la ermita de Salas

Los vándalos han rotulado una frase con espray naranja sobre la pared arenisca del templo, a solo dos km del centro de la ciudad y declarado BIC en 1951. 

Pintadas en la pared exterior del porche de la ermita de Salas.
Pintadas en la pared exterior del porche de la ermita de Salas.
M. Claver

El vandalismo también se ha cebado con la ermita de Nuestra Señora de Salas, situado a apenas dos kilómetros del centro de Huesca.  En la parte exterior de la pared del porche del santuario, que data del siglo XIII y fue declarada Monumento Histórico Artístico (BIC) en 1951, ha aparecido una pintada de color naranja.

El prior de la cofradía de Nuestra Señora de Salas y de la Huerta, Mariano Claver, ha explicado que él mismo encontró el grafiti este lunes por la noche, cuando fue al santuario a recoger un material que precisaba. Según ha dicho, "han debido hacerla después del sábado, ya que ese día también estuve allí porque había una jornada de convivencia de personas que iban a conformarse. 

Claver ha realizado las fotografías y este martes por la mañana ha comunicado lo ocurrido al obispado de Huesca, a quien corresponde efectuar la denuncia como propietario del monumento. No obstante, el prior de la cofradía de Salas también se ha acercado hasta la Comisaría Provincia de la Policía Nacional para dejar constancia de los hechos, así como a la Dirección Provincial de Cultura.

Además, se ha dirigido hasta la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón, que está en la capital oscense, para ver si hay alguna manera de minimizar el impacto visual de la pintada. "Pero si empleamos un método tradicional puede que nos llevemos cinco centímetros de la superficie de la piedra, porque es arenisca", ha indicado. 

Además de su indignación por el acto vandálico, Mariano Claver ha manifestado su pesar porque la pintada se ha realizado solo unos días antes de que se celebre la multitudinaria romería a la ermita del primer domingo de mayo. "No entiendo por qué han hecho esto, porque es un lugar que cuidamos con mucho esmero", ha indicado. 

Hacía varios años que no se producía una acción similar en el templo, donde antes eran más frecuentes. El prior de la cofradía ha señalado agradecido que en muchas ocasiones han contado con la ayuda del Ayuntamiento de Huesca para limpiar los efectos de alguna tropelía, peor en este caso, parece que será necesaria una intervención más delicada. 

Este hecho se ha conocido el mismo día en que se ha hecho pública la identificación de tres menores como supuestos autores de las pintadas halladas en el castillo de Montearagón a principios de abril. La Guardia Civil abrió una investigación tras la denuncia del Ayuntamiento de Quicena por lo ocurrido y, tras recoger pruebas, ha conseguido establecer la identidad de los sospechosos, que han quedado a disposición de la Fiscalía de Menores de Huesca.    

 

Etiquetas
Comentarios