Despliega el menú
Nacional

El 21-D discurre con varias carreteras cortadas, once detenidos y cargas contra los CDR

Los Mossos d'Esquadra han dado por finalizado hacia las 14.25 el dispositivo de seguridad desplegado en los alrededores de la Llotja de Mar en Barcelona, donde este viernes se ha celebrado la reunión del Consejo de Ministros.

Los manifestantes han arrojado pintura a los Mossos.
Los manifestantes han arrojado pintura a los Mossos.
Reuters

Barcelona ha vivido una mañana de tensión en algunas calles, sobre todo en las inmediaciones de la celebración del Consejo de Ministros, por las movilizaciones de grupos independentistas y por acciones de los CDR respondidas con cargas de los mossos y 11 detenidos, y ha habido 15 heridos, ninguno grave.

El independentismo se ha movilizado en toda Cataluña coincidiendo con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus ministros en la capital catalana, que se ha convertido en epicentro de las protestas de los sectores independentistas, que han protagonizado varios enfrentamientos con los agentes autonómicos al intentar saltar el cordón policial.

A esta hora, los Mossos han dado por finalizado el dispositivo montado en los alrededores de la Llotja y los CDR han desconvocado las "columnas" de activistas.

Las movilizaciones han comenzado a primera hora con decenas de cortes de tráfico por parte de miembros de los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) en carreteras catalanas como la Ronda Litoral (B-10) y la de Dalt (B-20), la C-58 en el Vallès; la AP-7 en L'Ampolla (Tarragona) o la autovía A2 en Alcarràs (Lleida), lo que ha provocado importantes retenciones.

Estos grupos, que en algunos puntos han cortado carreteras con la quema de neumáticos o colocando troncos de árboles, también han realizado interrupciones puntuales del tráfico en algunas de las principales calles barcelonesas, como la avenida Meridiana, la Diagonal, la Gran Vía o el Paral·lel.

Aunque la movilidad por carretera ha sido complicada durante toda la mañana, los servicios de transporte público han funcionado sin problemas tanto en el Metro como la red de autobús de Barcelona y los trenes de Renfe, pese a que CGT había convocado una jornada de huelga en la compañía ferroviaria en toda España.

También las escuelas e institutos catalanes han abierto sin incidencias y han mantenido las actividades propias del último día lectivo antes de las vacaciones de Navidad.

Los principales incidentes se han producido en la parte baja del centro de Barcelona, donde centenares de miembros de CDR que se dirigían desde Drassanes a la Casa Llotja de Mar, donde se ha celebrado el Consejo de Ministros, se han enfrentado con los Mossos d'Esquadra al intentar saltar el cordón policial establecido en el dispositivo de seguridad.

En la zona de Drassanes y el Paral·lel, los manifestantes han arrojado vallas, piedras y pintura a los agentes, con lo que se han producido varias cargas policiales que han acabado con siete detenidos.

Otra de las detenciones ha sido la de un manifestante que ha intentado saltarse un cordón policial en la Via Laietana y que llevaba material para preparar un artefacto incendiario o explosivo, mientras que otro CDR ha sido arrestado por arrojar objetos de forma reiterada a la línea policial cerca de la Llotja de Mar.

Además, otras dos personas han sido detenidas en L'Ampolla (Tarragona) por desórdenes públicos y daños, en el marco del corte de la AP-7 por parte de los CDR.

En total, quince personas han resultado heridas de diversa consideración, aunque ninguna de gravedad, entre ellos cuatro agentes de los Mossos d'Esquadra, en estos incidentes.

Entre los heridos figura un reportero de Intereconomía que ha sido agredido por un miembro de los CDR, que le ha propinado un puñetazo en la nariz y que ha sido dado de alta in situ tras sufrir contusiones leves en la nariz.

En la Via Laietana, ante la escalada de la tensión, un grupo de miembros de Bombers per la República ha montado un cordón entre los manifestantes de los CDR y los Mossos d'Esquadra para impedir que grupos de encapuchados lancen objetos a los antidisturbios e intenten rebasar la línea policial.

En esta misma zona, un grupo de miembros de los CDR encapuchados se han enfrentado a empujones con manifestantes independentistas que van a cara descubierta y que tratan de impedir que salten el cordón policial establecido por los Mossos d'Esquadra.

Por su parte, Omnium ha celebrado este viernes un "Consejo Popular de Ministros" alternativo al del Gobierno central en la Estación de Francia, a pocos metros de la Llotja, al que han asistido representantes políticos y de entidades sociales y que se ha desarrollado con total normalidad.

En Girona, un millar de personas se ha concentrado este mediodía frente a la Subdelegación del Gobierno como protesta por la celebración en Barcelona del Consejo de Ministros.

Para esta tarde hay convocada una manifestación unitaria del independentismo a las 18.00 en los Jardinets de Gràcia, mientras que a las 17:00 horas el colectivo españolista Somatemps ha convocado otra concentración en la plaza Artós para "contrarrestar" a los CDR.

Con escenas constantes de tensión, los manifestantes reunidos en Drassanes junto al portal de la Santa Madrona han lanzado objetos y pintura contra la línea policial, ante lo que finalmente los agentes han cargado en dos ocasiones contra los concentrados.

Cargas policiales contra los CDR en Barcelona

Después, los Mossos d'Esquadra han cargado contra los manifestantes concentrados frente a otro cordón policial montado en la Via Laietana, después de momentos de tensión en que algunos activistas independentistas han intentado impedir a varios encapuchados que arrojaran objetos a los agentes.

Más de un millar de manifestantes permanecen concentrados desde primera hora de esta mañana en la Via Laietana frente a un cordón policial que les impide el paso, para proteger el perímetro de seguridad montado alrededor de la Llotja de Mar, donde permanece reunido el Consejo de Ministros.

A lo largo de toda la mañana, en ese punto se han vivido momentos de tensión entre algunos manifestantes encapuchados que trataban de rebasar la barrera policial y otros activistas que pretendían impedir cualquier acción violenta contra los agentes.

Finalmente, hacia las 12.30, los Mossos d'Esquadra han efectuado una carga de apenas un minuto contra los manifestantes y han avanzado unos metros el cordón policial, al tiempo que han ampliado la distancia de seguridad respecto a los concentrados.

Hasta ahora, los mayores incidentes han ocurrido en la concentración de la columna autodenominada 'Ingobernables', que inicialmente comenzó su protesta en la avenida Drassanes de Barcelona.

Como la intención de cortar el paso a los ministros ha sido detenida por los Mossos d'Esquadra y el Consejo ya se está celebrando, ahora los CDR pretenden, según una publicación en Twitter, impedir su salida de Barcelona cuando haya terminado la reunión.

Etiquetas
Comentarios