Despliega el menú
Internacional

internacional

El Kremlin dice que está "interesado, como otros" en saber qué llevo a Navalni al coma

El opositor ruso se encuentra hospitalizado en un centro sanitario de Berlín, en Alemania.

Vehículos policiales junto al hospital donde está ingresado Navalni, el lunes en Berlín.
Vehículos policiales junto al hospital donde está ingresado Navalni, el lunes en Berlín.
EP

Rusia ha asegurado este miércoles que está tan "interesado" como otros en conocer qué fue lo que le ocurrió al opositor Alexei Navalni para que ahora se encuentre en coma, al tiempo que ha considerado que este suceso no tiene por qué deteriorar las relaciones con Occidente.

"Nosotros también estamos interesados en entender y determinar qué le sucedió al paciente (...) no estamos menos interesados en esto que otros", ha trasladado a la prensa el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Asimismo, según informan las agencias oficiales rusas, se ha mostrado contrario a etiquetar lo sucedido al opositor, que se encuentra hospitalizado en coma en un hospital de Berlín, y "calificar de envenenamiento lo que aún no ha sido definitivamente confirmado" como tal. "Se trata de un ciudadano ruso que está en coma y queremos averiguar cuál es la razón de este coma", ha insistido.

Por otra parte, el portavoz de Vladimir Putin ha considerado que lo ocurrido a Navalni no tiene por qué dañar las relaciones con los países occidentales. "Primero, nosotros no queremos esto. Segundo, no hay motivos para ello", ha replicado al ser preguntado en ese sentido.

Abrir una investigación

Este mismo miércoles, el secretario genreal de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha instado a abrir una investigación en el marco del caso de Navalni y ha matizado que "no hay motivos para dudar" de los "hallazgos" de los médicos alemanes.

En una declaración a los medios de comunicación, Stoltenberg ha aseverado que lo necesario es "abrir una investigación transparente para ver qué ha pasado" y garantizar así que "los responsables son llevados ante la Justicia".

Navalni se sintió mal el pasado 20 de agosto mientras volaba de regreso a Moscú desde Siberia, obligando a realizar un aterrizaje de emergencia al avión en que viajaba en la ciudad de Omsk, quedando ingresado en coma en la UCI con respiración asistida.

Tras ello, su portavoz, Kira Yarmish, sostuvo que este había sido envenenado con alguna sustancia que se introdujo en el té que tomó por la mañana en el aeropuerto. Sin embargo, los médicos llegaron a la conclusión de que lo que sufrió Navalni fue un trastorno metabólico provocado por una fuerte caída del nivel de azúcar en la sangre.

Finalmente, el opositor fue evacuado en un avión medicalizado fletado por la ONG Cinema for Peace el sábado a Berlín. La clínica Charité, en la que permanece ingresado, hizo público el lunes un comunicado en el que afirma que el opositor "fue envenenado con una sustancia del grupo de ingredientes activos de los inhibidores de la colinesterasa". La sustancia por ahora es "desconocida", aunque los médicos ya le están tratando con atropina.

Etiquetas
Comentarios