Despliega el menú
Internacional

internacional

Iraq devuelve por la fuerza a cientos de familias desplazadas a zonas no seguras

Según el Consejo Noruego para Refugiados, algunas personas incluso temen volver por miedo al estigma y a ser acusados de pertenencia al EI. 

Vista general de una ciudad de Iraq
Vista general de una ciudad de Iraq
Esta es la primera explosión que tiene lugar en la capital en lo que va de año. En la imagen, una ciudad de Mosul.

Las autoridades en Iraq están forzando a cientos de familias desplazadas a abandonar los campamentos y les están trasladando de vuelta a sus lugares de origen, aunque no tengan a dónde ir allí o corran peligro de ser perseguidos, según ha denunciado el Consejo Noruego para Refugiados (CNR).

La organización ha sido testigo de como más de 600 desplazados de la región de Hawija subían a autobuses por la fuerza en el campo de Al Alil tras ser desalojados por las autoridades iraquíes este jueves.

Este es un caso entre muchos de lo que parece una operación integral para vaciar los campos de desplazados, aunque los barrios donde vivían estas personas siguen en ruinas tras años de guerra contra el Estado Islámico. Algunas personas incluso temen volver por miedo al estigma y a ser acusados de pertenencia a la organización terrorista, según el CNR.

El 24 de agosto, 35 familias fueron devueltas a Anbar y se espera que varios miles más se vean forzadas a volver en los próximos días, han informado desde el CNR. El coordinador del Consejo en Iraq, Tom Peyre-Costa, ha alertado desde el propio campo de que "muchos (desplazados) no tienen un lugar seguro al que volver y sufrirán violencia en sus comunidades". Además ha señalado que muchos "están siendo desplazados sin su documentación pertinente, lo que les impide el acceso a comida, sanidad y educación".

Este miércoles, la representante de la ONU para Iraq, Jeanine Hennis-Plasschaert, ha declarado ante el Consejo de Seguridad de la ONU que "hay alrededor de 1,6 millones de personas desplazadas en el país aguardando desesperadamente mejores tiempos, esperando volver a casa de manera segura y digna".

La responsables de la ONU ha destacado el "gran trabajo" que se ha hecho y que ha permitido el retorno de 4,3 millones de personas a sus casas, entre otras cosas porque "gracias a muchas donaciones se han construido casas, carreteras, puentes e instalaciones eléctricas". Sin embargo, "el ritmo ha disminuido y las necesidades son más agudas en los sectores de la electricidad, agua potable y sanidad", ha precisado.

Etiquetas
Comentarios