Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Vinos

Cuatro apuestas por la esencia de Nonaspe

Taberner Amado lleva cuatro años embotellando sus vinos bajo el nombre de ‘Entre dos aguas’.

Vino blanco; blanco con crianza; tinto joven; y tinto crianza.
Vino blanco; blanco con crianza; tinto joven; y tinto crianza.
HA

Dos ríos, el Matarraña y el Algás, abrazan el municipio de Nonaspe. Sus aguas dan forma al territorio y dotan de un carácter especial a la tierra. De ellos se nutren las siete hectáreas de viñedos de Vinos Taberner Amado (I. G. P. Bajo Aragón) una bodega impulsada por Bernabé Taberner y Jordi Satué, dos jóvenes con hondas raíces en el pueblo y el sueño de recuperar la actividad vitivinícola, a la que siempre han estado ligadas sus familias. Los dos jóvenes, amigos de la infancia, llevan embotellando apenas cuatro años, desde 2018, pero la buena evolución del producto ya les está permitiendo cosechar sus primeros reconocimientos. Su ‘Entre dos aguas’ -nombre con el que comercializan los vinos- garnacha blanca 2020 se llevó el año pasado un oro en Berlín. Es una referencia fresca, afrutado y con un punto ácido muy agradable. Contrasta con el otro garnacha blanca, que pasa seis meses en barrica y resulta más untuoso y algo más complejo.

También son notables las diferencias entre el ‘Entre dos aguas’ tinto y el tinto crianza. Si el primero es aromático y los frutos negros capitalizan la cata nasal, en el segundo esta percepción se multiplica y se redondea con el reposo en madera. Es un vino que libera sabores poco a poco, que gana tras respirar.

Los dos tintos se elaboran con syrah, cabernet sauvignon y garnacha negra. Y las cuatro referencias llegan a buen puerto en un espacio alquilado a una cooperativa y gracias al buen hacer del enólogo Joaquín Bielsa.

Las viñas son jóvenes, de entre 22 y 35 años, y se riegan gracias a un pozo que, como ya decían sus antepasados, "siempre ha estado ahí". La vendimia se practica a mano a lo largo de septiembre y en cajas de entre diez y quince kilos.

Bernabé y Jordi aspiran a ser "embajadores" de su localidad, a la que quieren dar vida a través del enoturismo. Entretanto, fomentan lo que ellos consideran "un hobby, por ahora". Aunque en realidad, dicen, es "un entretenimiento que nos da la vida".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión