Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

recetas

Tarta de calabaza o pumpkin pie: el postre que no puede faltar este Halloween en casa

Con origen en Estados Unidos, esta preparación se vuelve cada año más popular en las cocinas del mundo. 

Las distintas especias le entregan el equilibrio de sabores perfecto a esta tarta.
Las distintas especias le entregan el equilibrio de sabores perfecto a esta tarta.
Pexels

Disfraces de miedo, niños con caramelos y muchas fotos de fiestas tenebrosas compartidas en las redes sociales. Esto y más se espera de este finde de Halloween en toda España. ¿Pero qué sería de esta celebración sin tradiciones gastronómicas? Esta semana hemos dado con la receta de una deliciosa tarta de calabaza o 'pumpkin' pie. Un postre que no puede faltar en la mesa de casa. 

Con origen en Estados Unidos, este pastel, que consigue el equilibrio de sabores gracias a la nuez moscada, el jengibre, la canela y el cardamomo, cada año gana más popularidad en las cocinas del mundo. ¿Lo mejor? Que también funciona como elemento decorativo, porque dependiendo de tus gustos puedes darle la forma que más te apetezca. 

Un secreto que te puede ayudar bastante a la hora de prepararla: elegir una calabaza bastante madura. Porque esta fruta tan versátil, y que funciona muy bien en ensaladas, cremas y guarniciones, proporciona el dulzor perfecto para la tarta. ¡Llegó la hora de cocinar un postre de miedo! 

Toma nota de todo lo que necesitas antes de comenzar:

Ingredientes

  • 1 paquete de masa quebrada
  • 500 gr de calabaza
  • 120 gr de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre seco en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de cardamomo

Preparación

  1. Para comenzar, tienes que pelar la calabaza, quitar todas las pipas y cortarla en trozos (cubos). 
  2. ​En una cazuela con agua: cuece la calabaza y agrega el azúcar y todas las especias (la canela, el jengibre, la nuez moscada y el cardamomo). El objetivo es conseguir que quede blanda. 
  3. ​Quita el agua y aplasta la calabaza con un tenedor. Si prefieres, también puedes utilizar la licuadora o la minipimer. 
  4. ​Engrasa un molde con mantequilla. No olvides los bordes (para evitar que se pegue la masa de la tarta). Cubre el molde con la masa quebrada (o pasta brisa). 
  5. ​Agrega la calabaza y cubre toda la base de la masa. 
  6. ​Para decorar, puedes utilizar el resto de la masa para hacer figuras (hojas o el diseño de una tenebrosa calabaza) y cubrir toda la tarta (con un cuchillo, puedes dar forma a los ojos, boca y nariz). 
  7. ​Lleva la tarta al horno a 180º por unos 25 o 30 minutos. El objetivo es conseguir un color dorado.

Apúntate a la newsletter de gastronomía y recibe en tu correo recetas para hacer en casa.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión