Despliega el menú
Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

Alimentación Saludable

Convertir la fruta en solo azúcar o por qué los 'smoothies' no son tan saludables

Los batidos y zumos de frutas que están tan de moda desperdician numerosas propiedades de las frutas al licuarlas y eliminar la piel cuando esta es comestible.

Las frutas en el batido son muy saciantes.
Las frutas en el batido son muy saciantes.
Pixabay

Suben las temperaturas y una de las preparaciones estrellas son los conocidos smoothies o zumos naturales que combinan diferentes tipos de fruta. Su frescura, color y sabor los hacen grandes sustitutos de otro tipo de bebidas y, además, parecen el adalid de la salud. Pero esto no es del todo cierto. 

Al triturar o licuar la fruta se pierden muchas de sus propiedades y se le da protagonismo a la presencia natural del azúcar en este tipo de alimentos, que pueden llegar a convertirse en verdaderas bombas de azúcares simples cuyo consumo en exceso se acaba convirtiendo en grasa en el organismo. ¿Por qué? 

Pues porque la fruta entera tiene alta presencia de fibra, que hace de contenedor natural del azúcar, y al triturarla o exprimirla esta barrera se rompe. La mejor manera de consumir frutas y conseguir disfrutar de la fibra que aporta es entera ya que este elemento se encuentra en la pulpa pero también en la piel, cuando es comestible, de la fruta. Además, al frenar la asimilación de los azúcares simples, la fibra evita que el organismo sufra picos o subidas muy bruscas de glucosa.

Desde el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Aragón se advierte de esta falsa imagen de salud de los smoothies. Además, aunque es cierto que son opciones más saludables que, por ejemplo, las bebidas carbonatadas o alcohólicas, hay que tener igualmente cuidado de ingerir las cinco piezas de fruta y verdura diarias en este tipo de preparaciones, sobre todo cuando se compran fuera de casa. Los batidos ya preparados suelen contener altas cantidades de grasa o incluso azúcar añadido, por lo que son bastante desaconsejables en una dieta sana y equilibrada.

Por último, consumir batidos y zumos no alivia la sensación de hambre al evitar por completo la masticación, por lo que las ganas de comer seguirán presentes y lo más probable es que acabe aumentando la ingesta de calorías diaria. Para mantener una alimentación saludable es muy importante controlar la sensación de saciedad y, para ello, comer frutas enteras teniendo en cuenta el gesto de masticar es esencial.

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión