Salud
Suscríbete

Heraldo Saludable

Alimentación y nutrición

Cómo sustituir los alimentos procesados para conseguir un desayuno saludable

Muchos hogares adquieren productos ultraprocesados para desayunar que pueden afectar a la salud. Lo mejor es buscar alternativas más saludables. 

Algunos cereales azucarados contienen grandes cantidades de glucosa
Algunos cereales azucarados contienen grandes cantidades de glucosa
bhofack2 / Getty

El desayuno está catalogado como la comida más importante del día pero, muchas veces, las prisas y las (malas) costumbres impiden que se le dedique a la preparación de este almuerzo el mimo y cuidado que se merece. Bollería procesada, galletas y cereales llenos de azúcar suelen ser algunas de las opciones que más se repiten y que en lo que se refiere a alimentar, alimentan más bien poco. 

Como ya descubrió hace unos días la Organización de Consumidores y Usuarios, muchos españoles añaden en sus listas de la compra productos que, bajo eslóganes como "desayuno para campeones" o "enriquecido con vitaminas y minerales", se publicitan como la mejor opción para la primera comida del día, Sin embargo, al revisar sus valores nutricionales y sus ingredientes, se pueden encontrar grandes cantidades de azúcar, glucosa, otros endulzantes, grasas saturadas, almidones... Por lo que de saludables no tienen nada.

¿Cómo sustituirlos?

Pese a que no hay un estándar de desayuno saludable, la Federación Española de Nutrición recomienda variar entre lácteos, frutas u hortalizas frescas y algún ingrediente rico en hidratos complejos, como el plan integral. Para completar el desayuno, se pueden añadir fuentes de proteínas y grasas saludables que ayuden a afrontar todo el día.

Para desayunar de manera sana y nutritiva, aquí van varias opciones e ideas que, claro está, se pueden amoldar a los gustos personales de cada cual:

  • Opción 1: fruta al gusto mezclada con un yogur entero sin azúcar y copos de avena integral.
  • ​Opción 2: tostada de pan integral con aguacate (hay que cuidar con la cantidad) y jamón de pavo.
  • ​Opción 3: pancakes o tortitas saludables (aquí van algunas recetas) con mantequilla clarificada y frutas.
  • ​Opción 4: copos de avena integral con bebida vegetal, proteínas en polvo y cacao orgánico.
  • ​Opción 5: queso fresco natural 0% materia grasa con un poco de aceite de oliva en tostadas.

Es muy sencillo: simplemente hay que saber el tipo de nutriente que nos aporta cada alimento e ingrediente y mezclarlos según gustos y necesidades nutricionales. Y una vez preparado el desayuno... ¡a por el día!

¿Quieres recibir todas nuestras propuestas de planes para mantenerte en forma? Apúntate y te enviaremos nuestra newsletter.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión