Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

La añada 2019 de la D. O. Cariñena, calificada de excelente

La denominación ha incorporado este año dos nuevas variedades de uva (verdejo y sauvignon blanc), que se suman a las 14 ya existentes.

Viñedos viejos de garnacha en la D. O. Cariñena.
Viñedos viejos de garnacha en la D. O. Cariñena.
D. O. Cariñena

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cariñena ha aprobado en su última sesión plenaria calificar la añada 2019 como “excelente”. Además, tras la modificación del Pliego de Condiciones de la Denominación, Cariñena ha sumado este año a las 14 variedades de uva ya existentes otras dos más: verdejo y sauvignon blanc.

El Panel de Cata del Consejo Regulador y los técnicos de las bodegas han destacado la óptima evolución de la maduración de la uva durante la pasada cosecha, con una sanidad excelente, el óptimo equilibrio en la composición de los mostos y en el desarrollo de la fermentación, así como la gran riqueza aromática y composición estructural de los vinos. Todo ello hace que la añada del pasado año se haya calificado de “excelente” y "confirma la calidad contrastada de los Vinos de las Piedras, marca con la que se conoce la producción de la Denominación Cariñena", señala el Consejo Regulador.

En las últimas dos décadas, las diferentes añadas han logrado la calificación de “excelente” en siete ocasiones; de “muy buena”, en 12, y en una, la de “buena”.

La última vendimia se cerró con una producción total de más de 57 millones de kilos. Las 35 bodegas que integran actualmente la Denominación Cariñena elaboran vinos cada vez más modernos y apreciados en los mercados de los cinco continentes, como lo demuestra el ser reconocidos en los concursos y certámenes más prestigiosos. La producción en 2019 superó los 40 millones de botellas. La mayoría (un 65,76 %) se exportó a más de 50 países.

La D. O. Cariñena cuenta con dos variedades más de uva autorizadas: verdejo y sauvignon blanc. Se suman a las otras 14 existentes hasta ahora: nueve tintas (garnacha tinta, tempranillo, cabernet sauvignon, syrah, cariñena, merlot, vidadillo, Juan Ibáñez y monastrell) y cinco blancas (macabeo, chardonnay, garnacha blanca, moscatel de Alejandría y parellada). Con las dos nuevas incorporaciones son ya siete las variedades blancas.

En 2019, la uva que más se cultivó en las más de 14.000 hectáreas de la denominación fue la garnacha tinta (un tercio de la superficie total), seguida de la variedad tempranillo (un 22,5 %). La uva blanca con más extensión de viñedo fue la macabeo (un 10,3 % del total).

Etiquetas
Comentarios