Gastronomía
Suscríbete

Gastronomía

vinos de aragón

Dos tintos de la D. O. Cariñena brillantes y modernos

Bodegas Esteban Martín pone en el mercado las nuevas añadas de sus vinos.

Esteban Martín tinto joven 2019 y Esteban Martín 12 meses barrica.
Esteban Martín tinto joven 2019 y Esteban Martín 12 meses barrica.
Bodegas Esteban Martín

A pesar del confinamiento, siguen llegando al mercado las nuevas añadas de vinos de las bodegas de Aragón. Algunos muy ricos, como estos de Bodegas Esteban Martín, en la D. O. Cariñena, empresa que me parece todo un ejemplo de adaptación en esta zona elaboradora, en los últimos años, a las demandas de los consumidores.

Estos dos nuevos tintos son una clara muestra: vinos modernos, brillantes en la copa y en el paladar, que atesoran las mejores cualidades de la tierra y del clima de esta zona, marcada por la belleza y las condiciones meteorológicas de la Sierra de Algairén. Y, para más mérito, ofrecen una inmejorable relación entre la calidad, su precio y el disfrute que propician.

Esteban Martín tinto joven 2019.
Esteban Martín tinto joven 2019.
B. E. M.

Esteban Martín Tinto 2019 está en la línea de añadas anteriores. Recordemos que el de 2018 consiguió una medalla de oro en Garnachas del Mundo, concurso que este año se celebrará en septiembre a causa de la crisis por el coronavirus. 

El 2019 tiene incluso algo más de concentración que el año pasado y transcurre por el paladar con una placentera sensación frutal y de redondez total. Se aprecian con nitidez la fruta roja típica de la garnacha y las notas especiadas de la syrah. Su PVP recomendado, 3 euros, lo convierte en una opción insuperable para adoptarlo como vino de consumo habitual, con el menú diario familiar. Tiene un grado alcohólico del 13,5%.

Esteban Martín 12 meses barrica.
Esteban Martín 12 meses barrica.
B. E. M.

Su hermano más mayor, el Esteban Martín reserva, es de la añada 2016 y está elaborado a partes iguales con garnacha y cabernet sauvignon, variedades que se vinifican por separado y se ensamblan una vez hecha la crianza, de al menos 12 meses, en barricas de roble. Son barricas de 300 litros, una cuarta parte de ellas nuevas y las demás usadas con el fin de que la madera participe en su justa medida en la crianza. 

El resultado es un tinto muy vivo, en el que predomina la presencia de la fruta y en el que los taninos de la cabernet ofrecen su cara más amable. Un reserva que responde a un concepto actual de estos vinos hechos para durar en el tiempo -hasta el adjetivo se sustituye en la etiqueta por la calificación ‘12 M’, aludiendo a su crianza- pero que pueden y merecen ser disfrutados en cuanto estén en nuestra cava. Tiene un grado alcohólico de 14,5% y su precio de venta al público es de 8 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión