Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

vinos de aragón

"El vino favorece la amistad y las relaciones, además del disfrute"

Raquel Latre, presidenta de la D. O. Somontano, cree que el sector va a sacar muchas oportunidades de la crisis provocada por la pandemia.

Raquel Latre, presidenta del Consejo Regulador de la D. O. Somontano.
Raquel Latre, presidenta del Consejo Regulador de la D. O. Somontano.
Media Siesta

¿Cómo ha afectado la crisis por la pandemia a la D. O. Somontano?

Llevamos muchos años trabajando muy estrechamente con Horeca, así que frenar de repente todo este canal ha producido un gran vértigo que se ha ido solventando con soluciones de ERTE para las bodegas más grandes y poniendo todo de su parte las bodegas familiares más pequeñas. Y afortunadamente, gracias al trabajo de marca que se ha venido haciendo, en alimentación se ha vendido durante este tiempo más de lo que se esperaba y, además, todas las bodegas han tenido que ponerse con los canales de venta ‘online’, que algunas ya tenían bastante desarrollados. Ahora, ya el 90% hacen venta por internet. Desde la página web de la D. O. se puede acceder a todas las tiendas 'online' de las bodegas.

¿Cree que se han modificado los hábitos de consumo?

Seguramente, sí, pues gente que antes de la crisis ya no consumía vino en casa y lo dejaba para el fin de semana en los bares con los amigos, ahora ha vuelto a recuperar esta costumbre. Ojalá que este hábito que han descubierto algunos estos meses lo sigan practicando en el futuro. También ha ayudado mucho la abundante comunicación ‘online’ durante todo este tiempo, con muchas catas. Todo esto puede ayudar a que todos veamos el vino de otra manera, no solo como una bebida que acompaña, sino como una herramienta de desarrollo para los territorios.

Ustedes están aprovechando al máximo las posibilidades de las nuevas tecnologías.

Con ‘CatanDO Somontano’ ‘online’, que es otra de las cosas que creo que ha venido para quedarse, queremos acercar nuestro territorio y nuestro trabajo a quienes no pueden moverse o no pueden venir a vernos. Durante todo un año vamos a acercar 20 de nuestras bodegas a las casas de todo el mundo. Esa revolución digital y las oportunidades que nos está ofreciendo no van a desaparecer sino que es una oportunidad que vamos a aprovechar. Te permite estar en tu casa, con los tuyos, y conocer un territorio y unos productos, hablando con los propios elaboradores. A las catas se puede asistir todo el que lo desee, con la sola condición de inscribirse previamente, en la página web de la D. O. Somontano, teniendo en cuenta que las plazas son limitadas.

¿Cuando comienzan las catas?

El programa empezará a partir del próximo 25 de junio, con Bodegas Meler, y acabará en mayo del año que viene. Mensualmente, haremos dos catas de dos de nuestras bodegas, para conocer sus vinos y la historia que tienen detrás. Por ejemplo, veremos cómo la quinta generación en Bodegas Meler todavía recibe consejos del abuelo, que tiene 101 años. Conforme avance el tiempo sí que iremos haciendo alguna cata presencial y algún otro tipo de actividad como veníamos haciendo antes de la pandemia.  

¿Es cierto entonces que de las crisis surgen buenas oportunidades?

Está claro que hay que aprovechar estas cosas buenas que nos ha traído esta crisis y a lo mejor estos cambios de hábitos de consumo y de acercamiento de información nos pueden ser muy útiles. Esto no es coyuntural sino que ha venido para quedarse.

Lo que sí es una contrariedad debida a la pandemia es la suspensión del Festival Vino Somontano.

Sí, ya anunciamos hace un tiempo que por responsabilidad no lo haremos este año. Es el evento más importante y que reúne a un mayor número de gente y creímos que hay que dar ejemplo no reuniendo a miles de personas en un mismo recinto. De todas formas, invitamos a que los consumidores vivan su propio festival con vinos de Somontano consumiendo en los bares y restaurantes, que son los que peor lo han pasado.

¿Cómo va la temporada enoturística?

Desde el primer fin de semana de julio nuestras bodegas estarán listas para recibir a quienes se quieran acercar. Ya se han preparado todas para adoptar las medidas que se requieren para que los entornos sean seguros desde el punto de vista sanitario. Lo bueno del enoturismo es que estamos en un entorno rural, verde, que no está masificado. La gente que se acerque, además de disfrutar de este patrimonio al aire libre, podrá degustar también buen vino y buena gastronomía, lo que vendrá muy bien después de este estrés que hemos vivido.

Los vinos blancos de Somontano cada vez tienen más seguidores.

Siempre hemos sido muy llamativos con nuestros blancos, gracias a esa frescura, por la cercanía del Pirineo, que hace que tengan esa acidez que los hace muy expresivos y les da también estructura para que tengan más vida. No obstante, seguimos siendo un territorio eminentemente tinto. Estaremos en un 65% de producción de uva tinta y un 35% blanca, aunque es cierto que cada vez se destinan más uvas tintas a la producción de rosado, aprovechando esa frescura y porque cada vez se consume más. Sí que es cierto que somos llamativos en vinos blancos, aunque también siguen estando de moda los vinos de variedades tintas foráneas que se cultivan en nuestro territorio, como la merlot, la cabernet o la syrah.

¿Hay cada vez más cultura en torno al vino?

Sin duda, pues proliferan los cursos de cata y de formación. Además, el vino tiene la ventaja de que es un tema ‘blanco’, sobre el que puedes hablar y no discutes, está ligado a ese aspecto de disfrute y favorece la relación social y la amistad. Y cada vez estamos menos encorsetados quienes nos dedicamos a la comunicación del vino, nos fijamos menos en los aspectos técnicos y más en los emocionales, en el disfrute que produce y en la historia que hay detrás.

Etiquetas
Comentarios