Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Gastronomía

Este es el truco que te dirá si un bote de conserva está en buen estado

No, ni el tomate de casa ni los botes de legumbres duran eternamente.

01/02/2019 a las 05:00
El tomate frito y las legumbres cocidas son las conservas más habituales en las cocinas.

Las conservas son una opción muy versátil en la cocina, tanto por la variedad de alimentos que contienen como por la rapidez y facilidad en la que se cocinan y se disfruta de un plato suculento. Ya sean de verduras, de legumbres o de carne, es difícil encontrar una despensa en lo que no haya algún bote de cristal almacenado para una emergencia gastronómica.

Sean caseras o industriales, al preparar una de estas elaboraciones hay que someter el envase en el que se preparan a un proceso térmico (el conocido como baño María en las cocinas familiares) que elimina todos los microorganismos que crecen en los alimentos y garantiza que se conserven en buen estado durante más tiempo. 

Llegado el momento de su consumo, si al intentar abrir el bote, la tapa no ofrece resistencia o no se oye el típico "plop", mejor tirar su contenido a la basura, pues es señal de que se ha perdido la estanqueidad y el vacío del recipiente. Al perder este tratamiento, los microorganismos y bacterias pueden volver a aparecer en el alimento en cuestión. 

¿Cuál es el riesgo?

En caso de comer un alimento en mal estado, lo más probable es que se padezca una intoxicación alimentaria, producida por bacterias de sobra conocidas por la población, como la salmonella, la histamina, el anisakis o el e.coli. 

No obstante, una conserva mal realizada o en mal estado tiene riesgo de convertirse en fuente de botulismo, una enfermedad muy infrecuente pero grave que además de provoca fatiga intensa, dificultad para tragar y hablar, vómitos, diarrea e inflamación abdominal y que puede afectar en los casos más graves a los músculos respiratorios y a los de la parte inferior del cuerpo. La responsable de esta patología es la bacteria Clostridium botulinu, que produce la toxina botulínica y solo se desarrolla en ausencia de oxígeno (por eso, las conservas de alimentos son el entorno perfecto para su desarrollo).

- Ir al suplementob de gastronomía





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo