Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

¿Dudas con el tiempo de cocción de los cereales y las legumbres?

Es tanta la variedad de cereales y de leguminosas que hay en el mercado, que es habitual confundirse con la proporción y el tiempo de cocinado de cada alimento.

Un plato de lentejas bien caliente es ideal para templar el cuerpo cuando bajan las temperaturas.
Plato de lentejas.
Freepik

Los cereales y las leguminosas son fuentes nutricionales muy importantes para el organismo y esenciales para su funcionamiento y constituyen unos de los pilares de la dieta mediterránea.

Los primeros aportan hidratos de carbono, fibra y vitaminas y pueden acompañar cualquier ingesta desde el desayuno hasta la cena, o, incluso, ser la base de un plato principal. Aunque siempre han formado parte de nuestros menús, en los últimos años han surgido nuevos cereales que ofrecen una gran variedad de opciones culinarias.

Arroz, cuscús, mijo, quinoa… es tanta la variedad que se incorpora, en la actualidad, en nuestra dieta que es habitual confundirse con la proporción de agua y el tiempo de cocción que necesita cada uno de estos alimentos para su cocinado. Por eso, hemos confeccionado una tabla con los más utilizados en la cocina con el objetivo de que no volvamos a dudar cuando nos pongamos manos a la obra.

Arroz: una taza por dos tazas de agua durante 15 minutos. Cuscús: una taza por otra de agua, durante tres minutos aproximadamente. Quinoa: una taza por dos de agua durante 15 minutos. Mijo: una taza por tres de agua durante 45 minutos. Bulgur: una taza por dos tazas de agua durante 15 minutos.También es habitual confundirse con el tiempo de cocinado previsto para cada tipo de legumbre, alimento fundamental por su contenido en proteínas vegetales, aminoácidos y nutrientes e idóneo para mejorar la salud cardiovascular y gastrointestinal, así como para evitar la obesidad y la diabetes. Para el cocinado de las legumbres, es aconsejable tenerlas en remojo  la noche de antes y añadir un trozo de alga kombu o un poco de comino para facilitar su digestión.

Lentejas: una taza por tres de agua durante tres horas. Garbanzos: una taza por cuatro de agua durante tres horas. Judías rojas: una taza por tres de agua durante tres horas. Alubias blancas: una taza por tres de agua durante dos horas, en función del tamaño de la legumbre. Azukis: una taza por cuatro de agua durante dos horas.La combinación de una leguminosa con el cereal (por ejemplo, lentejas con arroz) es considerada por los expertos como un plato de alta calidad nutricional, con un aporte proteico completo y muy recomendable para incorporar en el menú semanal.

Etiquetas