Sociedad

¿De dónde viene el nombre del baño María?

Es una técnica culinaria e industrial con siglos de historia que fue inventada por una mujer.

El baño María es la mejor manera de derretir chocolate sin que se queme.
El baño María es la mejor manera de derretir chocolate sin que se queme.

Qué sería de la mermelada casera, del flan o de la fruta en almíbar si no existiera el baño María. Esa técnica, que garantiza una temperatura uniforme y constante, consiste en introducir el recipiente que contiene el alimento que queremos calentar dentro de otro con agua que se lleva a ebullición.

El baño María es habitual en la cocina, pero se usa también en muchos procesos químicos e industriales. Y a pesar de su vigencia, su historia viene de muy atrás, en concreto de la Alejandría grecorromana, en torno al siglo III.

En aquella ciudad egipcia, pero con influencias griegas y romanas nació la alquimia, un conjunto de técnicas y procedimientos que sentó las bases de la química moderna.

Entre las grandes expertas de la época estaba una mujer, que ha pasado a la historia como María de Alejandría, María la Judía o Miriam la Profetisa.

En realidad, no han quedado muchos vestigios de su trabajo, porque se cree que sus obras se quemaron con el incendio de la Biblioteca de Alejandría. Pero su repercusión fue tal que aparece mencionada en libros de autores posteriores.

Así sabemos que María inventó lo que hoy conocemos como baño María, que ella utilizaba para destilar sustancias aromáticas y para evaporar extractos.

Esta mujer, una de las primeras científicas e inventoras de la historia, creó también aparatos que se han seguido usando con el paso de los siglos. Entre ellos están el tribikos, un alambique de tres brazos para destilar sustancias, y el kerotakis, un aparato que la industria perfumera usaba para extraer esencias de las plantas.

A pesar de lo poco que nos ha llegado de su legado, está claro que María fue una mujer excepcional, una científica brillante que merece ser recordada.

Etiquetas
Comentarios