Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Siete meriendas saludables para no llegar con hambre a la cena

A mitad de la tarde no viene mal recargar energía con alimentos que nos ayuden a llegar saciados a la cena para que no comamos más de la cuenta en ese momento.

Tomar un yogur con frutas es una de las opciones más recomendadas para llegar saciado a la cena.
Tomar un yogur con frutas es una de las opciones más recomendadas para llegar saciado a la cena.
Unsplash

De las cinco comidas que recomiendan hacer al día para llevar una dieta sana y equilibrado, el almuerzo y la merienda deben ser lo suficientemente saciantes como para no tener que comer después más de la cuenta. Aunque merendar es muy importante para recargar energía, solo el 16% de los niños de entre 3 y 6 años merienda cada día y los adultos aún menos. No es recomendable recurrir a la bollería industrial ni otros preparados para la merienda, pues también puede ser un buen momento para seguir una alimentación saludable, gracias a estas siete propuestas:

Yogur con frutas: esta es la opción más aconsejable si no se dispone de mucho tiempo para invertir en la preparación de la merienda. Además, es una propuesta muy ligera con menos de 200 calorías. Solo necesitas un yogur, alimento que ayuda a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, y la fruta que prefieras. También puedes completar esta elaboración con cereales.  Sandwich de atún: si lo que te apetece es un bocadillo, guarda el embutido para otro momento y sustitúyelo por atún u otras elaboraciones de lata. Puedes complementarlo con lechuga, aceite, remolacha... Tostadas con tomate y mozarrella: pan integral tostado, tomate y bolas de mozarrella forman la combinación perfecta para saciar el apetito y aprovechar todo el potencial de la dieta mediterránea que, entre otras cosas, es beneficiosa para los huesosHummus y paté con aceite: preparar hummus no es demasiado complicado, incluso puede hacerse con chocolate para que los más pequeños coman legumbres. Por ello, es una buena merienda. También puedes optar por un paté y una chorrada de aceite. El complemento perfecto son unos palitos de crudités.  Frutos secos: los frutos secos no pueden faltar en tu dieta y son una merienda rápida y saciante ya que acaban con la sensación del estómago vacío. Es recomendable comerlos crudos y no más de 30 gramos.  Batido de frutas: una forma saludable y rápida de tomar fruta es a través de los batidos naturales que no llegan a las 200 calorías. Esta receta de batido de fresas es la más popular.  Bizcocho casero: si no quieres renunciar al dulce en la merienda, un bizcocho casero es la mejor opción. El clásico, el de chocolate y el de zanahoria son recetas que pueden realizarse hasta en el microondas. Es recomendable acompañar a los niños en la merienda, que no debe superar las 230 calorías.

- Ir al suplemento de gastronomía

- Ir al suplemento de salud 

Etiquetas
Comentarios