Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Recetas saludables y ricas en 10 minutos

Estas preparaciones son ideales para llevar al trabajo o la universidad, pues se pueden hacer la misma mañana sin perder demasiado tiempo.

Recetas saludables y ricas en 10 minutos
Recetas saludables y ricas en 10 minutos

El ritmo acelerado de la rutina entre semana impide, en muchas ocasiones, disfrutar de una buena comida casera –sana y nutritiva– sin prisas, empujando a consumir menús 'fast food' que a la larga pasarán factura a nuestra salud. Por eso, contar en el recetario con platos que se pueden preparar en 10 minutos es esencial para sobrevivir a la rutina sin hipotecar nuestro cuerpo.

Ensalada de tomate, aguacate y queso fresco. La ensalada es un básico que nunca debe faltar en cualquier menú laboral que se precie, pues se puede preparar en pocos minutos prácticamente con cualquier producto fresco que se tenga en casa; además, con una buena vinagreta se puede alegrar cualquier plato. Una de las ensaladas más cómodas y nutritivas para meter en un táper es la que se prepara con tomate y aguacate en dados y rodajas de queso fresco, una mezcla deliciosa que se puede aliñar, por ejemplo, como orégano o con aceite aromatizado de romero; y si se considera necesario, se puede añadir una lata de atún en escabeche para hacer aún más nutritiva.

Cuscús con pollo y especias. Una de las ventajas del cuscús es que se puede acompañar de múltiples ingredientes, lo que lo convierte en un plato muy versátil ideal para llevar al trabajo. Prepararlo no lleva más de diez minutos, pues, mientras se cuece con sal el cuscús, se va sofriendo cebolla picada y pechuga de pollo a dados previamente especiada con comino, cúrcuma, sal y pimienta. Listo el cuscús (que tarda unos cuatro minutos), echar en la sartén con el pollo y dorar ligeramente.

Brocheta de merluza y gambas. Una presentación apetecible, un sabor fresco y muy fácil de llevar en un táper hasta el trabajo. Para preparar esta brocheta de merluza hay que cortar los lomos a dados, salpimentar al gusto, y ensartar en un palo de brocheta alternando el pescado con unas gambas peladas cocidas. Solo queda pasar a la plancha con aceite de oliva hasta conseguir que ambos productos se doren, cortar unas rodajas de limón para aliñar a la hora de degustar y, ¡listo!

- Ver otras recetas de cocina

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios