Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

El chef oscense Pertusa ayudará a Carlos Durán en su búsqueda de un puesto en el 'Bocuse d'Or'

Participará junto al cocinero madrileño en la fase de elección del representante español.

Rubén Pertusa en la Plaza de Navarra.
Rubén Pertusa en la Plaza de Navarra.
Dani Vergara

Rubén Pertusa nació en Huesca, pero en esta ocasión le tocará representar a la comunidad autónoma de Madrid con su cocina. Parece extraño, pero se debe a que la maña de este chef altoaragonés entre fogones le ha servido para que el cocinero Carlos Durán -este sí madrileño- le elija como ayudante para participar en la edición española de clasificación para participar en en el prestigioso concurso culinario 'Bocuse d'Or', en el que compiten representantes de la alta cocina de 64 países llegados de los cinco continentes.

Carlos Durán actuó como jurado en algunos concursos aragoneses en los que Rubén Pertusa participó, lo que hizo que se forjara una relación tanto laboral como de amistad que ha hecho que ahora piense en él para formar su equipo en una cita tan importante.

Para Pertusa es todo "un honor" acompañar a Durán en esta experiencia, ya que el cocinero ha sido campeón de España de Cocina y tiene una larga trayectoria en competición, quedando entre los mejores también a nivel europeo e incluso mundial. Y aunque no pueda ser representando a su comunidad, el chef asegura que intentará que los productor típicos de Aragón estén presentes en la medida de lo posible, como ya ocurre en la lista de ingredientes del restaurante La Cucharilla del Hotel Más de Monzón, donde trabaja actualmente.

"Soy Aragonés y siempre he defendido nuestra cocina y sus productos; en esta ocasión voy por la Comunidad de Madrid porque el capitán de la selección española ha pensado en mi para ser su mano derecha, al final lo importante es que nuestra cocina, productos y cocineros se oigan y tengan en cuenta en el panorama nacional, dando también la oportunidad ahora a los jóvenes Cocineros que venimos con ganas de seguir sumando”, afirma Pertusa.

Serán 14 las parejas españolas que busquen en Valladolid los próximos 27 y 28 de noviembre un puesto en el 'Bocuse d'Or', cuya final tendrá lugar dentro de un año en la capital de Hungría, Budapest. “Es el máximo en lo que a certámenes de cocina se refiere, ya que son más de 5 horas trabajando y se necesita un despliegue enorme. Sería increíble poder estar allí”, dice con entusiasmo el chef.

Rubén Pertusa vive unos meses muy productivos laboralmente, desde que fuera el encargado de mostrar el potencial de la cocina aragonesa en Madrid Fusión. “No han parado de suceder cosas buenas en mi carrera, además sacamos mi libro “El Zagal que le dio la vuelta a la Tortilla”, la colaboración en el nuevo libro de Miguel Ángel Almodovar “Cocina Simbiótica” y ahora esto, ir a la final de Valladolid es un sueño, y pensar en poder ir representando a España al Bocuse d´Or en Hungría seria el colofón perfecto”, apunta.

No será la única presencia altoaragonesa en la cita de Valladolid, ya que en representación de Aragón acudirá el chef jacetano Toño Rodríguez.

Ir al suplemento de gastronomía.

Etiquetas
Comentarios