ECONOMÍA

Criptoempleo en Zaragoza: cuando invertir en bitcoin te ayuda a encontrar trabajo

CL Cripto, asesoría fiscal zaragozana especializada en criptomonedas, incluye como requisito a valorar para sus nuevos empleados que conozcan las divisas digitales desde dentro.

Javier Nebot, Óscar Zubero y Jesús Lorente, de la asesoría fiscal de criptomonedas zaragozana CL Cripto.
Javier Nebot, socio de CL Cripto; Óscar Zubero, empleado en prácticas y Jesús Lorente, uno de los fundadores de la asesoría fiscal de criptomonedas zaragozana CL Cripto.
Toni Galán

Óscar Zubero, estudiante zaragozano de Economía de 19 años, nunca imaginó que interesarse por las criptomonedas, durante las largas horas encerrado en casa por el confinamiento de la pandemia de covidle ayudaría cuatro años después a encontrar sus primeras prácticas universitarias. Con 16 años (cumple 20 esta semana) buscó en internet información sobre las monedas virtuales y su funcionamiento y terminó haciendo incluso una pequeña inversión con unos ahorros. Ahora, esta experiencia ha sido clave en su currículum para diferenciarle de otros candidatos.

 "Invertí 200 euros en ethereum y los vendí por 2.200 euros", cuenta sobre sus primeros pasos con la moneda virtual más conocida después de bitcoin. No solo tuvo suerte por multiplicar el dinero, siendo una inversión de alto riesgo como advierten reiteradamente organismos como el Banco de España, sino que ahora ha supuesto un plus en su formación por adentrarse en un complejo mundo que pocos conocen y que todavía no se incluye en los planes de estudio.

Inquietud por aprender

"Era todo nuevo", reconoce sobre sus primeros pasos en internet para obtener información sobre criptodivisas. Empezó a mirar en redes sociales, en foros y allí acabó "conociendo a gente con esa inquietud de entrar en este mundillo". Entre sus amigos era el único atraído por este nuevo campo. "A mí siempre me ha pasado que a mis amigos, pese a estudiar Economía, tanto con criptomonedas como acciones, no les gusta invertir. Ese ha sido un problema que he tenido. Mucha gente no sabe que puede sacar rendimiento del dinero que tiene o no se atreve o están en otras cosas", cuenta.

Tiene los pies en la tierra y es consciente de que "no hay nada seguro" cuando alguien invierte su dinero, más en un mercado como el de las monedas virtuales, que cotizan con una gran volatilidad. Igual que se gana se puede perder. En los 15 años de historia del bitcoin se han vivido desde subidas récord a máximos de 60.000 dólares a caídas estrepitosas muy debajo de 10.000. Este mercado sigue creciendo rodeado de polémica por su uso también en estafas, entre otros delitos, y ha vivido quiebras históricas como la de la plataforma de criptomonedas FTX, cuyo fundador Sam Bankman-Fried ha sido condenado a 25 años por fraude.

Sin embargo, su interés no ha decaído y ahora siendo estudiante de segundo curso en la Facultad de Economía de Zaragoza sigue formándose, dentro de la consultora CL Cripto, la firma zaragozana de asesoría fiscal especializada en criptodivisas que le ha contratado en sus primeras prácticas universitarias, precisamente por su formación autodidacta. "Mucha gente entró en pandemia en criptomonedas porque quería saber qué era eso", asegura Jesús Lorente, asesor fiscal y uno de los socios de CL Cripto, de 48 años, y con varias décadas de experiencia en el sector de la asesoría fiscal tradicional.

En 2021 fundó con otros tres socios la consultora especializada en criptomonedas, aunque llevaban desde 2016 asesorando en esta materia. "Vimos que era un nicho de mercado", señala. En su oficina en el centro de Zaragoza, en pleno Coso, han apostado por un innovador diseño que recrea una especie de nave espacial.

CL Cripto, asesoría fiscal zaragozana especializada en criptomonedas.
CL Cripto, asesoría fiscal zaragozana especializada en criptomonedas.
Toni Galán

Ganar la confianza del cliente

La decisión de buscar jóvenes con experiencia en este campo surgió para garantizar una formación que todavía no se ofrece en la universidad salvo en algún curso o charla extracurricular. "Si no eres inversor o no tienes un mínimo interés en esto no vas a poder empaparte tanto", señala. "Lo importante es la confianza del cliente, que cuando hable contigo no vea que no sabes nada, que sabe más él que tú. Eso no puede ser. La gente llama preocupada con temas de impuestos y lo que no puede ser es que el que le está atendiendo no sepa", comenta Jesús.

El asesor fiscal cree que "al final tienes que haber invertido tú para saber cómo va". Así, para atender bien a los clientes, "las dudas que tiene la gente tienes que haberlas vivido previamente", asegura. El propio fundador también comenzó como curiosidad personal y por las consultas de sus clientes tradicionales.

Este interés lo tuvo también otro de los socios más jóvenes, Javier Nebot, de 30 años. "Empecé en 2017 que escuché hablar del bitcoin y dije qué es eso y empecé a leer por internet", recuerda. Entonces estaba terminando la carrera. Estudió Derecho e hizo un master de asesoramiento financiero. Formó parte de la creación de un grupo de Telegram en el que se iban planteando preguntas sobre la fiscalidad de las divisas. "Fue creciendo el grupo y al final me interesó más", apunta. 

El perfil del inversor que acude a la consultora es un hombre de entre 30 y 40 años. "Ha entrado mucha gente joven que invirtiró hace dos o tres años, pero pocas cantidades", explica Jesús. De ahí que también necesitan interlocutores jóvenes y atentos a los cambios continuos. El consejo de los tres es que solo debe invertirse aquel dinero que no se vaya a necesitar y que se pueda dejar un tiempo, como en otras inversiones de riesgo, para evitar invertir y salir corriendo con la primera caída. En su caso, su asesoramiento se centra en materia fiscal. Este año, la Agencia Tributaria envía avisos en la actual campaña de la Renta a quienes invierten en criptomonedas porque las plataformas de intercambio tienen obligación de darles estos datos.

"Esto está en continua evolución, cada vez tenemos nuevas monedas, y hay que estar al día", añade Jesús sobre la necesidad de actualizar los conocimientos. En la firma también dan formación a sus empleados, pero contar con experiencia como usuario otorga una buena base. 

"Al principio es un poco complicado, pero es como todo si estás dispuesto a aprender. Ahora hay cosas que no son tan sencillas, pero lo que es invertir en criptomonedas, con algo de conocimiento creo que está al alcance de todo el mundo", asegura Óscar. "De hecho, nos llama gente mayor, gente de 70 años con mucho conocimiento del tema". "Hay que informarse, como todo", señala.

De momento, Óscar tiene un contrato de prácticas por tres meses, a través de Universa, la entidad que gestiona este tipo de empleos de los universitarios en el campus público zaragozano. De los nueve empleados de la firma, otros dos que ahora son fijos comenzaron como el joven. Sus jefes aseguran que hay posibilidad de que se quede más tiempo.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión