Economía
Suscríbete

impuestos

Qué me puedo deducir en la Renta si tengo un plan de pensiones

La cuantía que desgravan estos productos financieros se ha ido reduciendo, mientras ha aumentado la del ahorro para la jubilación en la empresa.

Primer día de la atención en el servicio de cita previa de la Agencia Tributaria en Zaragoza.
Primer día de la atención en el servicio de cita previa de la Agencia Tributaria en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los planes de pensiones son productos de ahorro para la jubilación que además de complementar los ingresos permiten beneficiarse de rebajas fiscales. Se trata de una de las pocas vías que quedan para reducir la factura fiscal del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). A unas semanas para comenzar la campaña del tributo este año algunos contribuyentes comienzan a preparar la documentación necesaria.

Están obligados a hacer la declaración de la Renta quienes ingresaran más de 22.000 euros anuales, según explica la propia Agencia Tributaria. Sin embargo, este límite se reduce si los rendimientos proceden de más de un pagador (salvo excepciones), es decir, si se trabajó para varias empresas o se estuvo unos meses contratado y otro en paro cobrando la prestación por desempleo. También cuando el pagador no está obligado a retener (como en el caso del SEPE) y cuando los rendimientos están sujetos a un tipo fijo de retención. En tales casos, el límite queda fijado en 15.000 euros anuales.

Deben presentar también el IRPF quienes quieran beneficiarse de alguna desgravación, como la que corresponde por ahorrar a través de un plan de pensiones. Las aportaciones que se hagan, habitualmente cada mes, dan derecho a una reducción de hasta 1.500 euros al año. Esta cuantía llegó a alcanzar los 8.000 euros hasta la reforma fiscal del Gobierno que fue reduciendo progresivamente sus ventajas fiscales por considerar que beneficiaba a quienes más capacidad económica tenían.

El límite se eleva a 24.450 euros en el caso de las personas con discapacidad física (igual o superior al 65%) o intelectual (igual o superior al 33%). En el caso de matrimonios, si el cónyuge tiene unos rendimientos netos de trabajo inferiores a 8.000 euros anuales, podrá aportar un máximo de 1.000 euros  al año al plan de su pareja.

Por otro lado, el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social que encabezó hasta el año pasado José Luis Escribá, ha apostado por los planes de empleo de empresa. Se trata de un producto de ahorro para la jubilación que se financia con aportaciones por parte de los trabajadores y/o contribuciones empresariales. Con la nueva regulación del Gobierno central pueden aportar también autónomos y pymes. En estos, el máximo se establece en 8.500 euros.

Aragón fue la primera comunidad en ahorro en planes de pensiones en función de la población. En la comunidad hay 286.139 cuentas de partícipes, (una persona puede tener varias), el 3,9% del total de los 7,41 millones existentes en España, según los datos de Inverco de 2022. El patrimonio medio acumulado por cuenta fue de 12.746 euros, por encima de la media nacional, situada en 10.830 euros.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión