Economía
Suscríbete por 1€

ECONOMÍA

Se abre la veda de los concursos de acreedores y los 'persianazos' de negocios

A punto de cumplirse un mes desde que terminara la moratoria concursal, los expertos auguran un alza de las quiebras ahora que ya empieza a correr el tiempo para las empresas en dificultades.

Locales cerrados en el barrio de Las Fuentes.
Locales cerrados en el barrio de Las Fuentes.
José Miguel Marco

La pandemia de covid-19 trajo consigo una serie de medidas para amortiguar el impacto de las restricciones en la actividad como la moratoria que permitía no tener que presentar un concurso de acreedores, aunque la empresa o negocio fuera mal. Este mes está siendo el primero en el que se ha vuelto a la normalidad concursal y algunos expertos notan que las quiebras empiezan a subir en los juzgados aragoneses. 

"Desde el 30 de junio ha habido un aumento, pero no tan grande como se esperaba", ha reconocido Miguel Ángel Palazón, abogado zaragozano y administrador concursal. Entre los que primero han acudido a los tribunales se encuentran aquellos "que en su momento habían presentado preconcurso y han decidido presentar el concurso para evitar responsabilidades", ha explicado. Entre los casos que se han visto en estas semanas se encuentra el de la cadena de tiendas de juguetes aragonesa Imaginarium.

Concursos exprés

El mayor incremento se habría producido entre los llamados concursos exprés, a los que las empresas acuden sin nada que liquidar, por la extenuación tras la crisis provocada por la pandemia e incluso si arrastraban una mala situación desde la anterior recesión.

Carlos Terreu, economista y administrador concursal, espera que haya más concursos ahora, pero "no una avalancha", como algunos temían. En parte, porque en estos dos años de pandemia ya ha habido un goteo de cierres. "El que no ha podido aguantar ha cerrado aunque sea desordenadamente", ha señalado.

Los últimos datos oficiales corresponden al mes de junio, cuando todavía se observa una tendencia a la reducción, por el peso de la moratoria. Durante el primer semestre se han contabilizado 97 concursos y 599 disoluciones de empresas en Aragón, según el Estudio sobre Concursos y Disoluciones de Informa D&B, filial de Cesce. "Esto supone un descenso del 9% en el número de concursos, mejor comportamiento que el de la media nacional que sube ligeramente, un 0,3%", según ha calculado dicha compañía en su último balance. Las disoluciones por su parte crecen un 35% en estos meses en la comunidad frente a la subida del 12% general. 

Construcción y actividades inmobiliarias con 17 concursos y comercio con 26 son los dos sectores que mayor número de procesos registran en la comunidad aragonesa en estos seis primeros meses del año, según el citado estudio.

En junio, "los procesos concursales también descienden en Aragón, un 15% para quedar en 17, mientras que los datos para el conjunto del país avanzan un 21%", ha calculado Informa. Las disoluciones en la comunidad suben un 48% hasta 71, por encima del avance del 12% del conjunto. 

Nathalie Gianese, directora de Estudios de Informa D&B incluye entre las conclusiones del balance que "se prevé un fuerte aumento de los concursos con el fin de la moratoria decretada por el Gobierno", pero todavía se arroja cierta estabilidad en el primer semestre, que cierra con 3.192 casos, solo un 0,28% más que el año pasado. Sin embargo, los 587 concursos iniciados en el mes de junio suben un 10% respecto a mayo y un 21% frente al mismo mes el pasado año. Las disoluciones del mes de junio llegaron a 2.210, un 12% por encima del año pasado pero un 2% menos que en mayo, siendo la cifra más baja en un mes de todo el año actual.

Autónomos ante el cambio en la segunda oportunidad

El aumento de casos se estaría registrando más entre los autónomos, ante el temor a que la nueva ley concursal, pendiente de aprobación, les resulte más perjudicial. La normativa busca adaptarse a Europa y agilizar las quiebras de microempresas, con un procedimiento más ágil y económico para liquidar una empresa que no necesita administrador concursal, papel que hace un abogado o economista. Pese a ello, también limitará las deudas de la Seguridad Social y Hacienda que se pueden perdonar y que ahora los tribunales eximían en la mayoría de los casos en los que se pedía el beneficio de la exoneración del pasivo insatisfecho o segunda oportunidad. "Se está acelerando la presentación de concursos porque en la nueva normativa hay un tope", reconoce Álvaro Bajén, secretario general de UPTA-Aragón.

"Todo el mundo está muy expectante con el último cambio", ha reconocido Palazón. La ley tendría que estar aprobada ya, pero en su paso por el Senado se introdujeron enmiendas que ahora tienen que volver a ser aprobadas en el Congreso.

"Entendemos que realmente el repunte fuerte será en septiembre", ha considerado, en lo que coinciden el resto de expertos. La vuelta de vacaciones suele ser la prueba definitiva para saber quién abre y quién no tras el parón estival. Para algunas compañías que acumulan muchas deudas, la persiana se cierra en agosto y no se vuelve a levantar. A medida que avance el mes pasará el plazo de dos meses desde el fin de la moratoria, que obliga ya a solicitar el concurso si se es "conocedor de la situación de insolvencia". 

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión