Economía
Suscríbete por 1€

economía

La que se avecina a la vuelta de vacaciones: inflación alta, luz e hipotecas caras y con menos ahorros

Los datos de empleo y el turismo siguen mejorando por el impulso del verano, pero las previsiones económicas han ido empeorando de cara al otoño con la energía tirando del coste de la vida.

Turistas en la operación salida.
Turistas en la operación salida.
EFE

Este verano se ha convertido en uno de los más esperados por muchas personas que cuentan los días que les quedan para coger vacaciones, o ya las están disfrutando, en un periodo sin restricciones por la pandemia de covid-19, con lleno en muchas localidades turísticas. Va a ser un descanso estival que muchos usarán para cargar pilas.  Los expertos auguran que la vuelta al cole en septiembre será dura, según avanzan las previsiones económicas, que han ido empeorando a medida que avanzaba el año y se agravaban incertidumbres como la guerra en Ucrania y la escalada del precio de la energía.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado muy optimista tras los últimos datos de paro de junio en España, donde pese a la ralentización del ritmo de creación de empleo se ha conseguido seguir rebajando el número de desempleados hasta bajar de los tres millones (2.880.582), según el balance de esta semana del Ministerio de Trabajo.

En Aragón, el número de desempleados se ha situado por debajo de los 60.000, con un total de 57.595, según los datos recogidos por el Instituto Aragonés de Estadística (Iaest). En los peores años de la crisis se superaron los 100.000. La consejera de Economía, Marta Gastón, ha señalado que la cifra de paro en junio es la más baja en un mes de junio desde 2015 y se encuentra "próxima" a la que se registraba en 2008, el año de la Expo de Zaragoza, el de mayor actividad y previo al inicio de la última crisis financiera e inmobiliaria.

Otoño "complejo"

Sin embargo, frente a esos datos positivos hay otros que auguran un otoño "complejo", como ha reconocido Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Este lunes ha alertado en un foro económico de que los próximos trimestres "van a ser complejos" ante un escenario de inflación "más persistente y elevada" de la prevista. Eso no ha impedido que mantenga la previsión de "fuerte crecimiento" para la economía española este año, en torno al 4%, descartando que pueda entrar en recesión, y a pesar del momento "de gran incertidumbre", según dijo un día después, en su comparecencia tras el Consejo de Ministros. El Gobierno mantiene en su escenario macroeconómico un crecimiento del 3,5% en 2023 y del 2,4% en 2024. El Banco de España es más pesimista para el año que viene dejando el alza en 2,9%. 

Loading...
"En el caso de Aragón va a ser muy relevante cómo termine el año el sector del automóvil, que ha sufrido enormemente las dificultades de suministro de materiales y que está inmerso en un proceso de cambio tecnológico"

El turismo va a ser estos meses el sector en el que más esperanzas se tiene, tras haber sido el que más sufrió con las restricciones de la pandemia. En la comunidad aragonesa el peso de los ingresos por turismo no es tan importante como en otras de costa, aunque el "efecto rebote" que se espera será "también importante en la economía aragonesa", ha reconocido Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza.

"En el caso de Aragón va a ser muy relevante cómo termine el año el sector del automóvil, que ha sufrido enormemente las dificultades de suministro de materiales y que está inmerso en un proceso de cambio tecnológico", ha apuntado. El balance de la economía regional dependerá en buena medida de la industria del motor, con la planta de Opel Stellantis de Figueruelas al frente y todo su cinturón de auxiliares. A lo largo del año la factoría de PSA ha tenido que parar varias jornadas por la falta de componentes y en la última semana de este mes comenzará las vacaciones de verano. 

"Hay que ser prudentes por lo que va a venir. La gente lo va a dar todo este verano y esto va a agudizar la cuesta de septiembre"

Algunos economistas se muestran abiertamente pesimistas sobre la situación actual y piden ser conscientes de que la recuperación aún queda lejos. "Hay que ser prudentes por lo que va a venir", ha aconsejado Jorge Torres, profesor de Economía Financiera, que ve normal el "rebote" por el turismo en verano al ser una economía con mayor peso de los servicios. Además, la española lideró las caídas con la pandemia. "La gente lo va a dar todo este verano y esto va a agudizar más la cuesta de septiembre", ha advertido.

La principal amenaza para los bolsillos de los consumidores es la subida del coste de la vida. El Índice de Precios al Consumo (IPC) continúa en máximos, con un alza del 9,3% en mayo en Aragón, por encima de la media nacional del 8,7% que ha superado el 10% en el dato avanzado de junio, que no se publica por comunidades hasta que no es definitivo. Torres ha apuntado que la inflación alta se ha convertido ya en "estructural", ya que se va a mantener este año y el que viene y va a "empobrecer" a los hogares.

El coste de la electricidad y el gas, impulsado por la invasión rusa de Ucrania, sigue encareciendo la factura de la luz. No ha servido ni el tope al gas ni la rebaja del IVA del recibo aprobados por el Gobierno. Este miércoles el precio de la electricidad en los mercados mayoristas se sitúa en 145,30 euros el megavatio hora (MW/h), por debajo de los máximos que lo llevaron a superar los 600 euros en marzo. Pese a la rebaja, siguen siendo precios más del triple que antes de la crisis energética. Esto ha provocado que hasta deje sin efectos medidas de ahorro para familias vulnerables como el bono social, que aplica la tarifa regulada del Gobierno, sujeta a los vaivenes del mercado.

Tope del gas y rebaja del carburante

Desde el Consejo General de Economistas no esperan un "efecto relevante" en el IPC de medidas del Gobierno central. La bajada del IVA del recibo al 5%, el descuento de 20 céntimos el litro de gasolina y gasoil y el tope del gas "no están teniendo los resultados esperados", han apuntado en el último Observatorio Financiero de la organización, correspondiente a julio. La subida de precios del carburante sigue y se ha 'comido' el descuento estatal. 

Los economistas explican que detrás del incremento de precios hay un problema de falta de oferta a nivel mundial, por los recortes en el petróleo y gas disponibles en el mercado tras las sanciones a Rusia y los ajustes que esta ha decidido como respuesta. "Estas medidas palían la pérdida de poder adquisitivo, pero no tienen un efecto transcendente en el control de la inflación", han apuntado. Y la fortaleza del dólar no ayuda. Resulta más caro importar materias primas como el petróleo, que se pagan en la divisa norteamericana, lo que contribuye a la espiral de precios. 

A ello se une que el colchón de ahorro que generaron los hogares durante la pandemia se ha ido gastando. "La tasa de ahorro se reducirá tras los meses de ahorro forzoso debido a la pandemia. El ahorro acumulado ayudará a mantener el consumo en los próximos meses, mientras que las previsiones apuntan a una normalización de la tasa de ahorro en torno al 6% de la renta disponible de los hogares en 2023, cifra que está en línea con la media de los años anteriores a la irrupción del covid", ha considerado Bandrés.

Loading...

La inflación de 'segunda ronda' por los salarios

Precios más altos y menos ahorros con los salarios contenidos reducirán la capacidad de gasto de las familias, que tradicionalmente afrontan una vuelta de vacaciones apretándose el cinturón. Los sindicatos mantienen sus reivindicaciones para que los sueldos aumenten este año de tal forma que no se siga perdiendo poder adquisitivo. Este miércoles  UGT y CC. OO. han convocado protestas en las sedes de las patronales CEOE y Cepyme en Zaragoza, para pedir que se desbloqueen convenios atascados en los incrementos de sueldos. 

"El problema es para aquellas familias que destinan ya el 40% de sus ingresos al pago de la hipoteca o que están cerca de esa cifra; ese esfuerzo financiero sí puede ponerlas en serias dificultades" 

"Hasta el momento no se han materializado esos efectos de segunda ronda procedentes de los salarios, pero el riesgo de retroalimentación está presente, máxime cuando se aprecia un aumento de la inflación subyacente, que tiene que ver con la repercusión del aumento de costes en los precios de numerosos servicios, aprovechando el tirón de la demanda en los meses centrales del año", ha advertido Bandrés.

Torres ha resaltado que la situación actual agudiza la pérdida de poder adquisitivo de los salarios. "La subida salarial media ha sido del 2,42%", sobre el incremento hasta ahora. Aunque se subiera el IPC interanual, la referencia que se negocia en muchos convenios, supondría un alza del 6%, con la que "un trabajar ya había perdido cuatro puntos".

Los sindicatos vienen defendiendo que si no se suben los salarios se reducirá más el gasto de las familias, lo que recortará el consumo, uno de los motores de la economía, que hará que esta crezca menos. Pese a ello, Bandrés considera que este efecto "ya está descontado" en las previsiones económicas. "La contención del gasto de los hogares es una reacción coherente con el aumento de los precios", ha explicado, consciente de que "frenará el crecimiento esperado de la demanda y, por tanto, reducirá la actividad económica". Torres ha alertado del "sobrecoste que supondrá actualizar este año las pensiones al IPC" como viene asegurando el Gobierno que hará. Teme que se haga a costa de aumentar más el déficit, que se encuentra ya en niveles "récord".

Loading...

Los hogares con más dificultades económicas volverán a convertirse en los más afectados por la crisis. El 55% de los españoles reconoce que no puede permitirse ahora cambiar de coche y un 31% que podría no quiere gastar ese dinero ante posibles necesidades futuras, según una encuesta de la consultora Kantar recogida por Colpisa. Cambiar de móvil, algún electrodoméstico o comprar ropa son decisiones que también pospone un buen porcentaje de consumidores ante la incertidumbre actual.

Estos meses echan cuentas también quienes tienen una hipoteca variable, ya que la subida de los tipos de interés y con ellos del euríbor ya está haciendo que en las revisiones anuales o semestrales se suba la cuota mensual. "El problema es para aquellas familias que destinan ya el 40% de sus ingresos al pago de la hipoteca o que están cerca de esa cifra; ese esfuerzo financiero sí puede ponerlas en serias dificultades para afrontar los demás gastos ordinarios", ha alertado Bandrés. 

Torres ha reconocido que la subida de tipos de interés "hace polvo al hipotecado porque tiene que hacer un sobreesfuerzo financiero, pero al ahorrador le viene bien" y persigue el objetivo de controlar la inflación, que debería bajar al 2% para considerarse estable. Con todo, ha augurado para la vuelta de verano el inicio de un periodo de "recesión" porque la economía seguirá empeorando sus previsiones de crecimiento que ya se rebajaron este año del 7% al 4%.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión