Economía
Suscríbete por 1€

economía

¿De qué se quejan los trabajadores de Ryanair en huelga?

Las protestas han sumado 12 días más de paro en julio y pueden a afectar a 60 vuelos programados en el aeropuerto de Zaragoza.

Trabajadores de Ryanair en huelga, en una de las protestas en el aeropuerto de Barajas.
Trabajadores de Ryanair en huelga, en una de las protestas en el aeropuerto de Barajas.
Fernando Villar/EFE

Parte de la plantilla de la aerolínea irlandesa Ryanair se ha levantado en pie de guerra desde el mes pasado haciendo coincidir una huelga con el inicio del verano. La protesta ha irrumpido en un periodo que muchos esperaban este año con ansia, tras dos de pandemia de covid-19, pero se han encontrado con cancelaciones de vuelos que se van a prolongar durante 12 días más a lo largo de julio. Pueden afectar a 60 trayectos desde Zaragoza. ¿Dónde está el origen de la huelga que ha trastocado los planes a algunos viajeros? ¿Cuáles son las reivindicaciones de los trabajadores que han secundado la protesta? 

La huelga no es la primera que se convoca entre la plantilla de la aerolínea de bajo coste que tiene un pasado de protestas y denuncias de sus empleados en los tribunales para reclamar mejoras en las condiciones laborales. El recorte de gastos para conseguir vender los billetes al precio más barato posible ha supuesto desde sus inicios en 1985 no solo ajustes entre los viajeros sino también en los empleados, que tienen que pagar hasta el agua si quieren beber a bordo.

La compañía y los sindicatos tienen un largo historial de choques debido a que estos últimos no han conseguido tener presencia en la aerolínea hasta hace pocos años. Su cabeza visible en los últimos años, Michael O'Leary nunca ha mostrado interés por sentarse a negociar con los sindicatos de los distintos países. Los paros se han convocado en medio de las negociaciones del que iba a ser el primer convenio colectivo en la aerolínea.

La compañía abrió hace más de tres décadas la veda de los vuelos 'low cost' que han hecho más asequible viajar en avión, pero que tras la pandemia y la actual escalada de la inflación no ve sostenible el propio O'Leary, según una reciente entrevista en el diario británico 'Daily Mail'.

Estas serían algunas de las claves del conflicto actual:

1. ¿Qué trabajadores están en huelga?

Están llamados a secundar la protesta los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP), es decir, lo que antes de conocía como 'azafatas o azafatos de vuelo', los empleados que atienden a los pasajeros a bordo, proporcionándoles los suministros y servicios solicitados en todo momento y garantizando la comodidad durante el trayecto. 

2. ¿Qué sindicatos han convocado la protesta?

La huelga ha sido convocada en las bases de la aerolínea en España por los sindicatos USO y Sitcpla, esta última organización es un sindicato independiente de tripulantes de cabina con implantación nacional. A la convocatoria se habrían sumado también varias bases de otros países europeos. Los dos sindicatos se encontraban negociando el primer convenio colectivo de la compañía en el servicio de mediación y arbitraje madrileño (SIMA), pero tras el anuncio de movilizaciones se produjo la ruptura de las negociaciones a principios de junio y la compañía firmó un acuerdo extraestatutario solo con CC. OO. que afectaría solo a sus afiliados, según los convocantes.

3. ¿Cuáles son las reivindicaciones de los huelguistas?

El colectivo viene denunciando que son "trabajadores de tercera" y que la compañía sigue sin aplicar los "derechos laborales básicos" y las sentencias judiciales que han ido ganando los sindicatos. "Ryanair es la única compañía internacional en nuestro país sin convenio colectivo", apuntó Lidia Arasanz, secretaria de la sección sindical de USO en Ryanair en el comunicado que sirvió de convocatoria de los primeros seis días de paro, entre el 25 de junio y el 2 de julio, que ahora se han prorrogado con 12 jornadas más. El objetivo de la protesta es conseguir que la compañía vuelva a sentarse para negociar y firmar el primer convenio que regule las condiciones de trabajo. Entre las irregularidades que denuncian los huelguistas figuran las siguientes:

  • Hay trabajadores con contratos por horas que cobran por debajo del salario mínimo (en España fijado en 1.000 euros al mes), denuncian USO y Sitcpla, que también han acudido a la Inspección de Trabajo.
  • Piden que los contratos se firmen directamente con la aerolínea y no a través de terceras empresas
  • Programación fija de cinco días de trabajo y tres de descanso, un derecho que afirman los sindicatos convocantes que ya tenían, que la compañía eliminó, luego ganaron en los tribunales, pero que no ha cumplido.
  • 22 días de vacaciones al año. Los huelguistas denuncian que siguen sin tener derecho a los 22 días de vacaciones fijados por la normativa española ni a los 14 festivos nacionales. 
  • Conciliación. Los dos sindicatos también denuncian que se obstaculiza el acceso a los derechos de reducción de jornada por guardia legal o cuidado de familiares, concreción y reducción de la jornada.

4. ¿Hay servicios mínimos?

Se fijan algunos vuelos como servicios mínimos en los que los tripulantes de cabina que trabajen garantizan el transporte de los pasajeros, la seguridad y la atención, pero piden a la plantilla que no se lleven a cabo ni ventas a bordo, ni 'scratchcards', las tarjetas de 'rasca y gana' con premios ni regalos durante el viaje ya que no se consideran servicios esenciales. 

De momento, las nuevas jornadas de huelga suponen que el conflicto se prolonga este mes, salvo que la compañía se vuelva a sentar a negociar. Se han anunciado más paros desde el martes de la semana que viene. Están convocadas jornadas de huelga los días 12, 13, 14, 15, 18, 19, 20, 21, 25, 26, 27 y 28 de julio en los diez aeropuertos españoles en los que tiene bases Ryanair: Madrid, Málaga, Sevilla, Alicante, Valencia, Barcelona, Gerona, Santiago de Compostela, Ibiza y Palma de Mallorca.

5. ¿Qué pueden hacer los pasajeros?

Las asociaciones de consumidores han venido recordando a los pasajeros afectados por la huelga que pueden reclamar la devolución del precio del billete, que deberá hacerse "en un plazo máximo de siete días", han apuntado desde la OCU. Además, pueden reclamar una compensación adicional según la distancia y el ofrecimiento o no de un vuelo alternativo, siguiendo la normativa europea (Reglamento (CE) nº 261/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 11 de febrero de 2004). Para vuelos hasta 1.500 km la indemnización es de 250 euros (125 euros si te ofrecen viajar al destino con una demora de no más de 2 horas); entre 1.500 y 3.500 km (o vuelo dentro de la UE de más de 1.500 km): 400 euros (200 si te ofrecen viajar al destino con una demora de no más de 3 horas) y de 3.500 km o más, que salga fuera de la UE,: 600 euros (300 euros si te ofrecen viajar al destino con una demora de no más de 4 horas).

El pasajero tiene derecho, además, a una indemnización por los perjuicios causados que se puedan demostrar. Por ejemplo, la pérdida de otro vuelo ya contratado que estuviera vinculado al primero.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión