Economía
Suscríbete por 1€

¿Qué puedo comprar con bitcoins?

Desde comida y ropa a contratar un viaje. En España ya hay casi 5 millones de personas que tienen criptomonedas.

Imagen criptomonedas
Imagen criptomonedas
Mono Blanco

Si no compró un bitcoin a tiempo, va tarde porque su valor actual supera ya los 37.000 euros. Su crecimiento y popularidad han hecho que pasen de ser un fenómeno desconocido y residual a figurar simbólicamente hasta en el monedero del vecino. No obstante, aún hay bastante misterio en torno a este producto que ni se toca ni se ve y que se encuentra en una montaña rusa constante, con subidas y bajadas notables en el último año. Unas fluctuaciones que, según los expertos, responden todavía más a la corriente especulativa que a su futuro a corto plazo como dinero real al uso, con el que poder pagar. Según los datos de Bitpanda, el 10% de la población española usa o posee criptomonedas, lo que supone casi cinco millones de personas dentro del criptoespacio español. Pero, ¿qué se puede comprar con estas monedas digitales y en qué lugares?

Por ahora, no se pueden usar en demasiados sitios físicos como restaurantes o tiendas de calle, pero se van sumando poco a poco. En Madrid existen 120 establecimientos o comercios que permiten a sus clientes pagar con criptomonedas, según Coinmap. En Barcelona hay 77; en Málaga, 28; en Bilbao, 11...

Actualmente podemos comprar colchones en la ‘startup’ Morfeo, jabones y otros productos de cosmética de la marca Lush o realizar un tour por el Santiago Bernabéu con nuestros activos digitales. También podemos hacernos con una casa -hay más de 30 viviendas en Fotocasa que aceptan bitcoins-, viajar al Caribe con la agencia ‘online’ Destinia, adquirir tarjetas regalo en múltiples tiendas o comprarnos unas zapatillas en Shopify.

"A día de hoy se puede vivir totalmente en criptomonedas. Desde llenar el carro de la compra hasta comprar cualquier cosa en Amazon", asegura Santos Gutiérrez, responsable de Bit2Me Academy, una web de asesoramiento sobre criptomonedas. "Con Bitrefill puedes adquirir lo que necesites con los activos digitales. El funcionamiento es sencillo. A través de esta página puedes adquirir tarjetas regalo por un valor determinado de dinero -en euros- y utilizarlos para pagar en un montón de tiendas en España. Algunos de los comercios adheridos a esta plataforma y en los que puedes pagar con bitcoins son Amazon, Carrefour, H&M, El Corte Inglés, Media Markt, Ikea, Decathlon, Nike; gastar en las gasolineras de Cepsa o hacer un recorrido en Uber. También puedes adquirir tarjetas para recargar los teléfonos móviles prepago".

Contratar un detective.

El experto explica que podemos reservar nuestras vacaciones en unos pocos minutos mediante el pago de criptomonedas a través de la plataforma Travala, una empresa asociada con Expedia y Booking, el popular buscador para reservar alojamientos. En ella hay más de dos millones de alojamientos en 195 países. Y sigue la lista con servicios que podemos adquirir con estas monedas digitales, desde contratar a un detective, hasta fumigaciones de mosquitos o una gastroscopia en la sanidad privada, indican en Bit2me.

"No se trata únicamente de bienes que se comercializan en Internet, sino que cualquier producto físico (muebles, comida, ropa...) se puede adquirir con criptomonedas. Los comercios cada día tienen más facilidades para su implementación y es perfectamente posible y legal a nivel contable y fiscal", destaca el experto.

De todos modos, si tienes criptomonedas y si vas a un sitio donde no acepten pagos digitales, puedes hacer el camino inverso y ‘canjearlas’ por euros en páginas como crypto.com.

¿Qué es una criptomoneda?

"Es una representación digital de valor. Al igual que una pieza de plata, una obra de arte o un artículo de colección, tienen un valor porque existen compradores dispuestos a pagar por poseerlas. Una moneda virtual adquiere la valoración que le otorga su oferta y su demanda", explica Santos Gutiérrez, responsable de la web asesora sobre criptomoneda Bit2Me Academy.

¿Cómo se establece su valor?

No tienen un valor único ni estable, ya que este fluctúa según la oferta y la demanda. Al contrario de lo que ocurre con otros activos financieros, las fuctuaciones no están siempre relacionadas con los comportamientos de la macroeconomía, de un sector industrial o de una empresa. En el caso del bitcoin -la moneda más popular-, en enero de 2020 cotizaba a 8.000 euros y un año después ya superaba los 34.100, una subida espectacular. Aunque también hay bajadas: ya que en los últimos meses el bitcoin ha visto disminuir su valor de 54.000 euros a 37.000.

Miguel Ángel Poveda, presidente de la Asociación Empresarial de Asesores Laborales de Aragón, explica cómo esta criptomoneda se ha hecho un hueco en la sociedad.

¿Dónde se guardan?

Las criptomonedas se guardan en una billetera o ‘wallet’, que es un programa informático instalado en tu ordenador o en tu teléfono móvil. "Técnicamente, lo que se graba en ese ‘software’ son las claves privadas o de acceso a esas monedas virtuales, las cuales realmente nunca dejan de estar en la ‘blockchain". Tanto los ‘exchanges’ -mercados de intercambio de criptomonedas- como las empresas de custodia están reguladas en España a través de la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales y están sujetos a requerimientos para evitar el blanqueo y, desde el 29 de octubre pasado, también a un registro en el Banco de España para poder realizar sus funciones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión