Economía
Suscríbete por 1€

economía

Más directivas aragonesas que se atrevan a romper moldes: "Hay obstáculos de carácter cultural instalados en la empresa y en la sociedad"

Escalar a puestos de dirección ganar en posiciones de liderazgo en la empresa e ir reduciendo la brecha salarial siguen siendo asignaturas pendientes. No quedarse escoradas en un mundo cada vez más digital es otro de los retos.

Alba García, Elsa Jiménez, Claudia Ulrich, Marta Fontecha, María Sasot y María Dominguez, de Directivas de Aragón.
Alba García, Elsa Jiménez, Claudia Ulrich, Marta Fontecha, María Sasot y María Dominguez, de Directivas de Aragón.
Guillermo Mestre

Dar más visibilidad a mujeres que llegan a puestos de dirección y que haya más referentes en carreras técnicas, las más cotizadas en el mercado laboral, así como ir ganando posiciones en la jerarquía de la empresa son algunas de las vías para reducir la brecha salarial, esa diferencia de más de 5.000 euros al año entre lo que cobran hombres y mujeres. Así lo entiende Directivas de Aragón, una asociación que desde hace diez años trabaja por avanzar en igualdad.

"Cuesta mucho. Sigue habiendo mucha diferencia retributiva, por encima del 20%", reconoce Alba García, química y gerente del clúster de porcino nacional I+Porc. "Es muy difícil atraer mujeres a este sector. Tenemos alguna granja donde gran parte de las mujeres son trabajadoras. Los productores las prefieren, pero en la mayoría es al revés. Hay una barrera cultural. No somos capaces de enseñarles a las mujeres que trabajar en una granja hoy en día no es coger sacos porque eso ya lo hace un robot. Y es difícil hacerles entender que en la actualidad se concilia mejor en el pueblo que en una ciudad", dice esta directiva, convencida de que cambiar mentalidades es una apuesta a medio y largo plazo. No ayuda tampoco, dice, "la instrumentalización del rol femenino y que todas las fotos que aparezcan en los medios sean ganaderas porque no es así". "Hay muy pocas", insiste, y pide mejorar la comunicación.

"La nueva ley y la exigencia del registro y la auditoría retributiva nos permitirá detectar la diferencia salarial"

Planes de igualdad

Claudia Ulrich, directora financiera de BSH Electrodomésticos España, considera "muy importante en las empresas tener una estrategia de igualdad y evaluar los resultados e ir mejorando". A su juicio, el requisito que introduce la ley de igualdad de junio de 2021 de "tener un registro de los puestos y una auditoría salarial ayudará mucho" en este sentido. Sin embargo, Elsa Jiménez, licenciada en Derecho y responsable de Recursos Humanos en Europa de la multinacional Fujikura Automotive, tiene sus dudas. "Para empezar, a mi no me gusta que me pongan obligaciones legales. Me gustaría que las empresas fueran capaces por si mismas de poner en marcha este tipo de herramientas, pero es verdad que la nueva ley y la exigencia del registro y la auditoría retributiva nos permitirá detectar la diferencia salarial e identificar cada puesto de trabajo. Otra cosa será igualar la retribución ya que por cuestiones de antigüedad no siempre puedes pagar lo mismo en similar puesto de trabajo".

Pero no solo es el sueldo. En la brecha salarial influyen también el tipo de contrato si es temporal o no, los pluses y complementos, la disponibilidad, en definitiva, la posición que se ocupe en la empresas y todo eso, hace que las mujeres se queden por debajo. "Hay muy pocas mujeres en puestos directivos. Poquísimas, en todas las empresas del porcino hay solo dos en consejos de dirección", subraya Alba García.

"Hay un porcentaje menor de mujeres en perfiles técnicos. Hasta que no igualemos eso tendremos un retraso en la equiparación"

"El problema es que las mujeres lleguen, el acceso a esos puestos de responsabilidad", señala María Sasot, presidenta de Directivas de Aragón, que estudió Empresariales y es socia directora de Essentia Creativa. "Hay obstáculos de carácter cultural instalados  en la empresa y en la sociedad". Solo hay que volver la vista atrás hacia estos dos años de pandemia, dice, para darse cuenta de que mayoritariamente "ha sido la mujer la que ha tenido que irse a casa a cuidar de los hijos y los mayores dejando de hacer otras cosas. Ha sido un retroceso", critica Sasot, y avisa de que "según el Fondo Monetario Internacional, tendrán que pasar 126 años para que la mujer alcance una igualdad real".

Peores puestos y maternidad

"Hay un porcentaje menor de mujeres en perfiles técnicos. Hasta que no igualemos eso tendremos un retraso en la equiparación", asegura María Domínguez, ingeniera industrial y consejera delegada de Equimodal, empresa aragonesa fabricante de contenedores. "La diferencia básicamente es de posición en la jerarquía de la compañía. Si cogemos empresa por empresa y macheamos posición con salario de hombres y mujeres nos saldrá esa diferencia", acentuada sobre todo por "el problema de acceso a los puestos con mejores retribuciones".

"Si una decide tener tres hijos son casi dos años de bajas y de no poder trabajar y eso te penaliza"

Elsa Jiménez recuerda que el hecho de tener familia también lastra la trayectoria laboral de las mujeres. "A ver, si una decide tener tres hijos son casi dos años de bajas y de no poder trabajar y eso te penaliza", indica. En muchos casos, "a lo que la mujer vuelve a su posición, está en los 40 años y la han tenido que sustituir, es decir, se le ha pasado el arroz". En su caso, dice, "un día antes de parir estaba negociando un convenio".

Ulrich lo comparte, pero pone un punto de esperanza. "En BSH en el sector informático se empieza a notar más presencia de las mujeres, que van metiéndose". Eso sí, encontrar ingenieras "es mucho más complicado. Hay pocas mujeres".

"Hay que hacer que las jóvenes vean como normal a una soldadora, una mujer en una cadena de montaje o a un hombre llevando el carro de bebé", destacan las directivas reunidas por HERALDO, que apuntan a la responsabilidad que tienen los medios de comunicación. "Avanzar en la corresponsabilidad es fundamental", indica Jiménez: «Esa flexibilidad que ha supuesto el teletrabajo, que la aprovechen hombres y mujeres».

Marta Fontecha, ingeniera de telecomunicaciones y directora de Marketing de Teltronic, lo comparte: "Me estoy peleando por que la presencialidad no importe tanto. La gente joven valora además del salario disponer de tiempo y la mayor implantación del teletrabajo te aporta más flexibilidad".

Avanzar en digitalización y "abrir puertas a las mujeres" es otro de los retos. Desde Directivas de Aragón abogan por hacer más jornadas como la de ‘Soy futuro’ para impulsar vocaciones femeninas en carreras Steam (Ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) y que puedan llegar a las posiciones más altas en perfiles que van a tener gran demanda.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión