Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

Progasa inicia la actividad de la mayor granja de pollos certificados de Teruel

Ha puesto en marcha tres de las seis naves que integran Avisol, cuya integradora es la firma navarra Uvesa.

Vista aérea de las naves para la cría de pollos certificados situadas en Albarracín
Vista aérea de las naves para la cría de pollos certificados situadas en Albarracín
Uvesa

Tras varios años de tramitación de permisos administrativos y después de catorce meses de obras, Promociones Ganaderas Teruel (Progasa-Piensos Sol) ha iniciado ya la actividad en las tres primeras naves del proyecto Avisol, que se convertirá, una vez finalizada la segunda fase, en la mayor explotación avícola de carne certificada de la provincia turolense. Para ello ha firmado un contrato de integración con el grupo navarro Uvesa, que será quien supervise la entrada, alimentación, salida y comercialización de este pollo de carne amarilla y certificada, que «surtirá los lineales de las grandes cadenas de supermercados, ante la creciente demanda de este tipo de productos diferenciados».

Cada una de estas naves tiene una capacidad para 28.000 pollos, con lo que cuando estén operativas las seis naves, situadas en una parcela de 87.000 metros cuadrados en la finca Masía Alta de Albarracín, la capacidad de producción será de cuatro crianzas (de un máximo de 70 días) al año para un total de 672.000 unidades avícolas, según explicaron ayer desde la firma turolense.

El proyecto total supondrá una inversión de 2,7 millones de euros y generará tres puestos de trabajo «directos y permanentes», detalló la compañía, que matizó que se trata de una explotación muy tecnificada, que dispone de avanzado equipamiento automatizado en cada nave para los procesos de cría, cuidado y desarrollo de lo animales que alberga.

Las primeras naves ya finalizadas recibieron el pasado 22 de marzo los primeros pollitos recién nacidos, para su cría y engorde. De ello se ocupará Prograsa, fabricante de Piensos Sol, que suministrará desde su planta de Teruel la alimentación especial que requiere el engorde de este tipo de animales, una alimentación totalmente vegetal, a base de cereales de la zona, principalmente maíz.

Desde la compañía destacaron «el bajo impacto ambiental» de dicha explotación, ya que en ella se utilizan energías sostenibles. Además los residuos orgánicos que genere dicha granja serán gestionados por Fertinagro Organia, la empresa que el grupo Térvalis tiene en Escucha (Teruel) dedicada a la reutilización de dichos subproductos como abonos agrícolas.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión