Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

La escasez de semiconductores empieza a notarse en los electrodomésticos

Primero fueron los fabricantes de automóviles los que tuvieron que ajustar su producción, luego algunos de línea blanca y ahora hay distribuidores que sufren retrasos en modelos especiales.

Frigoríficos en Electrodomésticos Tornos.
Frigoríficos en Electrodomésticos Tornos.
Toni Galán

Un pieza tan pequeña como un microchip ha conseguido parar cadenas de producción de automóviles en todo el mundo. En el caso de Aragón, la escasez de los llamados semiconductores ya ha afectado a la de la planta de Opel-Stellantis en Figueruelas, que se detuvo una semana en febrero y sigue teniendo que reducir la producción algún turno suelto, con el consiguiente efecto en la industria auxiliar. Además, la falta de estos componentes electrónicos ha bajado el ritmo de fabricación en la de lavadoras de BSH Electrodomésticos en La Cartuja. 

De prolongarse esta situación, el siguiente efecto se notará en las tiendas de electrodomésticos. Las grandes cadenas aseguran que, de momento, la distribución tiene los almacenes llenos, pero algunas más pequeñas ya notan retrasos a la hora de pedir modelos especiales, como algunos lavavajillas integrables o frigoríficos que se salen de las medidas más comunes. Todo lo que no está en el almacén cuesta más tiempo conseguirlo.

En los próximos meses

La crisis de los semiconductores a nivel mundial es una situación nunca vivida, en la que se ha dado una tormenta perfecta tras unirse el estallido de la pandemia de covid-19, el aumento del consumo de tecnología que trajeron los confinamientos y la falta de fabricantes españoles y europeos de estos componentes, cuyo monopolio se concentra en Asia y Estados Unidos, entre otros factores.

"No va a haber un problema de desabastecimiento de lavadoras o neveras, pero sí en productos concretos, que se va a acentuar cuantos más componentes dependen de terceros", explican desde Aecoc, la asociación nacional que agrupa a productores, fabricantes y distribuidores de las principales cadenas, de sectores que van desde el gran consumo a la electrónica. "No lo puede llegar a estar viviendo el consumidor general aún, pero si se mantiene la escasez, probablemente sí", consideran. 

En cadenas de tiendas más pequeñas lo que comienzan a ver son mayores plazos de entrega para pedidos de aparatos que se salen de los más frecuentes. "Ahora más o menos todos tenemos mercancía porque estamos consiguiendo productos si no es de un proveedor, de otro", apunta Antonio Tornos, fundador de Electrodomésticos Tornos en Zaragoza, pero "se nota en productos donde no hay 'stock' y dependemos del fabricante". Este estaría más centrado en producir primero los aparatos con más demanda.

Desde la patronal de los fabricantes y distribuidores, apuntan que ante la escasez de chips, "los fabricantes están concentrando la producción en los productos que les requieren menos componentes de terceros para garantizar que la planta esté operativa y facilitar entregas al proveedor poniéndoselo fácil", además de en aquellos que más venden.

"Cualquier electrodoméstico por sencillo que sea lleva semiconductores", recuerda Tornos. Pese al gran abanico de fabricantes mundiales, la falta de componentes afecta a todos. "Lavadoras hay muchas de muchas marcas, pero lavavajillas según de qué modelos no podemos encontrar", confiesa el vendedor.

Integrables y frigoríficos americanos

José Luis Rojo, fundador de Europa Electrodomésticos, comenta que "hay muchos problemas en los lavavajillas, algo que nunca había sucedido. Hay marcas que llevan demora de hasta dos meses y lo normal es una o dos semanas. Especialmente los integrables", explica.

"La integración va muy escasa, también en lavadoras", añade Eva Cerdán, de Almacenes Paymar, de la cadena Euronics. Entre los modelos que más cuesta conseguir estarían los frigoríficos americanos de dos puertas porque "no hay en stock" y los fabricantes "no se atreven a decir cuándo estarán". Un pedido de este tipo puede pasar de tardar antes dos semanas a cuatro meses.

A ello, Rojo añade que las navieras que vienen, especialmente de China, "han subido el precio del transporte y encarecido el producto". Este incremento creen desde el sector que se reflejará en los precios en unos meses.

"Yo llevo medio siglo en esto y no he conocido nunca algo parecido", afirma Rojo, en referencia a la pandemia y el problema de suministros.

"No identificamos una situación crítica", pero el problema sigue "latente"

Desde Aecoc, destacan que en este momento sus almacenes están llenos por lo que "no identificamos una situación crítica", pero el problema sigue "latente" porque la producción mundial de semiconductores sigue sin cubrir la demanda de todos los sectores que los demandan como ordenadores, móviles y tabletas. En un mes comenzará uno de los periodos en los que tradicionalmente repuntan las ventas en el sector, con el inicio de la campaña de frío, y se verá si se van agotando productos. En cualquier caso, creen que "para el 80% ó 90% del mercado no habrá impacto".

A ello hay que unir que la crisis económica que ha llegado tras la sanitaria sigue afectando a las ventas. "El problema es la incertidumbre porque mucha gente sigue estando en ERTE, no sabe qué va a pasar con sus trabajos", apunta Cerdán. Por ello, asegura que la renovación de un electrodoméstico se retrasa. "Antes se cambiaba una lavadora cuando se oía un ruido y ahora, hasta que no deja de funcionar mucha gente no se la está cambiando".

En cualquier caso, el balance no ha sido tan negativo como otras actividades lastradas por la pandemia. "No ha sido malo el año", afirma Rojo, porque "al estar la gente en casa ha pensado en cambiar muchos aparatos".

"La gente se ha dado cuenta de que como tiene que pasar más horas en casa quiere un mejor frigorífico o lavadora. Y como no se ha ido de vacaciones se ha comprado una mejor televisión", pone como ejemplos Tornos. Considera que "nuestro sector, dentro de lo malo, tenemos la suerte de ser producto de primera necesidad y hemos podido soportarlo", aunque ha habido muchos pequeños autónomos que no han aguantado el parón de mes y medio de marzo del año pasado y la incertidumbre de la desescalada. "Ha habido gente que se ha quedado arruinada por el camino", lamenta.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión