Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

Hackeo al SEPE: “Todo lo están haciendo en papel como antiguamente y tienen que usar hasta su móvil particular”

El ataque informático mantiene apagados por cuarto día los ordenadores de las oficinas del servicio de empleo estatal, cuyos funcionarios solo pueden tomar nota por escrito de las consultas.

Las oficinas del servicio público de empleo estatal (SEPE) siguen atendiendo a los usuarios que tenían cita previa estos días, pero poco pueden hacer los empleados sin ordenadores. En plena sobrecarga de trabajo por la crisis que ha traído la pandemia de covid-19otro virus, esta vez informático, ha obligado a apagar los equipos. El ataque al sistema del organismo impide por cuarto día que los funcionarios puedan consultar las bases de datos para resolver dudas o hacer trámites. La página web no funcionaba este jueves, por lo que no era posible hacer ninguna consulta o gestión desde allí. Este viernes se anunciaba que ya estaba operativa.

"Vengo a preguntar por el ERTE porque creo que me están pagando mal desde que empezó la pandemia", contaba Marcelo Suárez, que había pedido cita en enero y le habían dado este jueves, en la oficina del Inaem de la calle Santander de Zaragoza, que cuenta en el interior con un espacio del SEPE. En la fachada se podía ver un cartel en el que se indicaba que debido a "problemas de conexión informática con los servidores del SEPE todos nuestros equipos informáticos pueden verse afectados".

Datos en un papel para llamarle otro día

Marcelo Suárez, en una oficina de empleo de Zaragoza.
Marcelo Suárez, en una oficina de empleo de Zaragoza.
Guillermo Mestre

"Desde marzo del año pasado no me han salido las cuentas y estuve sin cobrar casi cuatro meses", explicaba este trabajador del sector del ocio. Estaba al tanto del ataque informático, pero había acudido igual porque llevaba dos meses esperando la cita. A la salida explicaba que solo le habían podido tomar los datos en un papel. "Me han dicho que me llamarán por teléfono otro día". Lamentaba que había venido para nada desde el municipio en el que vive, a 20 kilómetros.

"Ahora tienen todos los ordenadores apagados, los teléfonos no funcionan, las citas han empezado a recuperarlas porque se habían perdido. Todo lo están haciendo en papel como antiguamente y tienen que usar hasta su móvil particular", explicaba Paco Domínguez, desde el sindicato CSIF, sobre las condiciones de trabajo en el interior de las oficinas. No recuerdan un ataque similar, pero llevan tiempo pidiendo que se renueven los sistemas informáticos, "que tienen 30 años". El problema afecta a todas la 710 oficinas que prestan servicio presencial y las 52 telemáticas en España. En la provincia de Zaragoza hay nueve oficinas; en Teruel, cinco y en Huesca, siete.

"La gente que se quede en paro va a cobrar el mes que viene, si se lo podemos tramitar de aquí a final de mes"

Entre los principales perjudicados se encuentran quienes se queden ahora sin trabajo, porque hasta que no se restablezca el servicio no se pueden tramitar nuevas prestaciones. "La gente que se quede en paro va a cobrar el mes que viene, si se lo podemos tramitar de aquí a final de mes", añadía Pedro Serén, delegado de UGT en el SEPE. Si el parón se alarga y se acumula el trabajo, algunas prestaciones nuevas acumularán más retrasos de los que ya ha causado la pandemia.

"Desde hace años nos hemos quejado que con el trabajo que tenemos y lo que estamos trabajando teníamos que tener un sistema más adecuado porque manejamos muchos datos", apuntaba. Además, denunciaba que quienes teletrabajan, en la mayoría de los casos "estamos poniendo nuestros medios, nuestros ordenadores". De momento, "no sabemos cuándo se va a restablecer", señalaba sobre el sistema informático, al que no ha podido conectarse para trabajar desde el pasado martes por la mañana.

No se lo habían sabido concretar tampoco a José Manuel Goicoechea, otro de los trabajadores que se acercaba a la oficina zaragozana donde le había dado cita hacía dos meses. "Vengo a preguntar por una solicitud por internet que envié en enero y no me han contestado", decía antes de entrar. Pese al 'hackeo' del sistema esperaba que "aunque no vaya el ordenador, igual me pueden aclarar cómo va", porque acudía con documentación en papel.

"Cuando se pongan los ordenadores en marcha, que no saben cuándo será, han dicho que me llamarán"

Sin embargo, poco después volvía con una hoja en la que se dejaba constancia de que había hecho su consulta, pero no podían ayudarle más. "Cuando se pongan los ordenadores en marcha, que no saben cuándo será, han dicho que me llamarán", indicaba, con resignación. Una joven, que no conocía el problema informático, entraba a hacer una consulta y salía con una hoja con los teléfonos de información y una dirección de correo electrónico para enviarla.

Plazos paralizados

Desde el SEPE no se sabe todavía cuándo se arreglará el sistema, solo se asegura que se está realizando "el máximo esfuerzo para reanudar la actividad lo antes posible". Una de las medidas que se ha tomado ha sido paralizar los plazos, que "no van a computar mientras el sistema de gestión no se restablezca totalmente". Desde el organismo se ponía como ejemplo que "el periodo de solicitud de prestaciones se amplía en tantos días como tarde en volver a la normalidad el servicio". Las prestaciones, subsidios por desempleo y las demandas de empleo "se renovarán de forma automática".

Las prestaciones, subsidios por desempleo y las demandas de empleo "se renovarán de forma automática"

El parón informático ha paralizado parte de la actividad de profesionales como los asesores laborales. "Como hacemos todo vía internet estamos sin poder comunicar nada, ni ERTE, ni altas, ni bajas", reconocía Miguel Ángel Poveda, presidente de la Asociación empresarial de asesores laborales de Aragón (AEAL). "Vamos a esperar que lo solucionen pronto", deseaba, porque si no teme que provoque más retrasos al atasco que sigue desde el inicio del estado de alarma por el aluvión de ERTE y subsidios.

Desde el organismo público vienen insistiendo desde el martes en que "no ha habido sustracción de datos y que los sistemas operativos y de gestión del SEPE así como los servidores, no han resultado dañados por el ciberataque". Y añadían que "la gestión de nóminas de prestaciones en general y de ERTE en particular no se ven afectadas por el incidente". 

De momento, se mantiene la atención presencial en las oficinas con cita previa dando "toda la atención posible" y se ha elaborado un listado con las personas que la tenían asignada "y están siendo atendidas telefónicamente", indicaron desde el SEPE. Para ello, el organismo estatal ha tenido que pedir ayuda a las comunidades autónomas, en cuyas oficinas de empleo trabajan sus funcionarios, en las del Inaem, en el caso de Aragón. Le han agradecido que "nos han aportado sus líneas de atención telefónica para prestar este servicio". 

"Nos falta personal para gestionar todas estas cargas de trabajo"

Sindicatos como CSIF y UGT se viene denunciando la falta de personal del organismo, desde antes de la pandemia. "Nos falta personal para gestionar todas estas cargas de trabajo", reconoce Serén. "Ahora se junta todo. Además de los ERTE, nosotros estamos haciendo prestaciones, subsidios, ayudas… Nos preocupa que vamos a tener más retraso", advertía, sobre el trabajo que no se pueda hacer estos días. 

En CSIF contaban con que esta situación provocará el retraso en la gestión de "centenares de miles de citas en toda España, que se sumarán a la carga de trabajo de días posteriores", con las dificultades que todo ello conlleva ante la situación de "avalancha de expedientes" que afronta el SEPE desde el inicio de la pandemia. Se ha anunciado la incorporación de personal que aprobó las últimas oposiciones, pero necesitarán aún "rodaje" para ponerse al día.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión