Despliega el menú
Economía

Los autónomos exigen más ayudas y exoneración de cuotas en la nueva prórroga de los ERTE

La ATA asegura que no apoyará un acuerdo que no contemple una reducción de la cuota semejante a los ERTE por limitación.

Imagen de antes de la pandemia de una oficina del SEPE.
Imagen de antes de la pandemia de una oficina del SEPE.
Heraldo

En plena tercera ola, los casi 3,3 millones de autónomos aún no saben a qué ayudas podrán acceder a partir de febrero. Mientras la prórroga de los ERTE está ya muy avanzada y a falta de recibir el apoyo de los agentes sociales, algo que este martes se sabrá tras la reunión de sus ejecutivas, hasta este lunes no se inició la negociación de la tercera prórroga de la prestación por cese de actividad, que previsiblemente se ampliará.

La condiciones de las nuevas ayudas están aún por concretar, pero las principales organizaciones representativas del sector ya han advertido al Ministerio de Seguridad Social que no suscribirán un acuerdo si no se introducen una serie de cambios para mejorar la grave situación que atraviesa la mayor parte de trabajadores por cuenta ajena, cuyas reivindicaciones estudiará ahora el Ejecutivo. Los autónomos recuerdan que perdieron de media 20.000 euros en 2020, pérdidas que se agravarán este año a la vista de las nuevas restricciones que la gran mayoría de Comunidades Autónomas están implantando, en muchos casos el cierre total de la hostelería y parte del comercio.

Una de las grandes exigencias que hace la Federación Nacional de Asociaciones de Autónomos (ATA) es exonerar del pago de las cotizaciones sociales a los autónomos cuyas actividades sufran restricciones de limitación de aforo y horario, en línea con lo que ocurre con los trabajadores afectados por un ERTE de limitación, que cuentan con rebajas en las cuotas que oscilan entre el 70% y el 100%.

"Si existen exoneraciones para un asalariado que tiene limitada la actividad, tiene que existir para el autónomo que tiene limitada la actividad", reivindicó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que denunció que "los autónomos no pueden ser tratados como ciudadanos de segunda". Amor puso de relieve que la gran mayoría de propietarios de establecimientos hosteleros no han podido acceder al cese de actividad al no estar cerrada su actividad al 100%; sin embargo, en todas las comunidades autónomas tienen una hora límite que cada vez se adelanta más y en muchas solo pueden servir en las terrazas, lo que lógicamente reduce sus ganancias, pero se les obliga a cotizar al 100%. "No es lógico que los autónomos tengan que cotizar al 100% cuando su actividad está limitada al 50%", indicó Amor.

El también vicepresidente de ATA aseguró que no apoyarán ningún acuerdo que no contemple esta exoneración de las cotizaciones. "Sería llamativo que el Gobierno volviera a dejar a gran parte de los autónomos sin ayudas, en la estacada", denunció.

Ésta es una línea roja para el colectivo, que pide también eliminar el requisito para poder acceder a la prestación que obliga a haber sido beneficiario del cese de actividad entre marzo y junio. En esta línea, solicitan que puedan disfrutar también de esta ayuda los autónomos de temporada que en 2018 o 2019 hayan cotizado en meses diferentes del periodo de junio a diciembre.

Por otro lado, ATA exige retrasar a 2022 la nueva subida de la cuota prevista para este año, un alza que habían acordado en 2018, cuando nadie podía imaginarse esta crisis sanitaria, y que supondrá entre 3 y 12 euros más al mes.

Por su parte, UATAE planteó en su reunión introducir criterios más accesibles para poder acceder al cese de actividad, como eliminar el requisito de haber recibido anteriormente la prestación extraordinaria y disminuir el umbral actual del 75% de pérdidas de rendimientos netos al 40%. Además, pidió que el importe de la prestación sea el 70% de la base cotizada y no el 50% actual. También instó a dar una solución efectiva a los autónomos de temporada y a quienes tributan por módulos.

A final de diciembre había casi 350.000 trabajadores autónomos acogidos a alguna de las prestaciones puestas en marcha para hacer frente a la situación por la que atraviesan como consecuencia de la pandemia, pero es previsible que este número aumente en esta tercera ola, ante las fuertes restricciones a la actividad que están adoptando las comunidades autónomas. La Seguridad Social ha destinado desde marzo un total de 4.924 millones de euros en prestaciones para este colectivo, ya que en el peor momento llegaron a estar protegidos casi 1,5 millones de emprendedores.

La patronal decide este martes si apoya los nuevos ERTE

El Consejo de Ministros no aprobará finalmente este martes la nueva prórroga de los ERTE hasta el 31 de mayo, según confirmaron fuentes gubernamentales. Sin embargo, hoy martes se sabrá si la patronal apoya o no la última propuesta planteada por el Gobierno, que es prácticamente igual a la actual, con las mismas exoneraciones, pero elimina burocracia para tramitar los ERTE, que se prorrogarán de forma automática, y amplía los sectores ultraprotegidos.

El escollo en esta negociación está en que el Ejecutivo se niega a flexibilizar la cláusula de mantener el empleo durante seis meses, tal y como le exigen los empresarios. Para Cepyme sigue siendo prioritario que en caso de verse abocados al despido, la empresa devuelva las cuotas exoneradas de los trabajadores que cesan, y no las de toda la plantilla. CEOE, por su parte, podría conformarse con que la devolución de las cuotas sea por centro de trabajo y no por empresa, algo que no satisface a la patronal de las pymes. 

Etiquetas
Comentarios