Despliega el menú
Economía
Suscríbete

economía

El precio medio del alquiler de un piso en Zaragoza, entre 500 y 700 euros, resiste a la covid

La oferta de pisos no ha aumentado como en otras ciudades ya que no hay muchos apartamentos turísticos y se han reducido los inquilinos por las restricciones de movilidad por la pandemia.

Pisos.
Pisos.
HA

El mercado de alquiler mantiene en Zaragoza su problemas tradicionales de oferta limitada de pisos, sobre todo, bien situados, en buenas condiciones y a precios asequibles. En las capitales de mayor tamaño y más turísticas como Madrid y Barcelona, los precios de las rentas empezaron a caer el año pasado al entrar en el mercado convencional apartamentos turísticos que se habían quedado sin inquilinos. Sin embargo, en la capital aragonesa, no se ha vivido ese fenómeno y los precios resisten pese a la pandemia de covid.

"Aquí el alquiler no ha subido, aunque ha podido bajar un poco, quizá por la falta de movilidad laboral", explica Fernando Baena, presidente del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón. "El alquiler de un piso, entre los 500 y los 800 euros sigue pujante, hace falta oferta", asegura el API. El piso que más escasea sería el "de 500 a 700 euros, en zonas demandadas y pisos en buen estado", afirma. 

Confiesa que todavía hay que insistir a algunos propietarios en que es necesario hacer mejoras como pintar, cambiar una lavadora que no funciona, etc. El estado de la cocina, el baño o las ventanas influye en la decisión del inquilino salvo que lo "perdone" porque la ubicación sea "muy buena". 

Menos demanda de pisos caros

Los efectos de la pandemia se notan en el descenso de la demanda de viviendas de precios más altos. "En los pisos a partir de 750 hasta 1.000 euros se empieza a notar la falta de ese movimiento de ejecutivos", apunta, por las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia para frenar los contagios.

Desde algunos portales inmobiliarios el año pasado terminó con subidas en el caso de Fotocasa.es y con bajadas para Pisos.com. Según el primero, la renta media habría subido un 2,1% y situaría el precio de diciembre en 8,35 euros/metro cuadrado al mes. Así se recoge en el informe 'La vivienda en alquiler en España en el año 2020', elaborado a partir del Índice Inmobiliario Fotocasa. Se trataría del sexto encarecimiento de los precios desde 2015, que quedaría muy por debajo del mayor, registrado en 2018 con un 8,7%.

Por su parte, los datos recopilados en la plataforma pisos.com muestran que la vivienda en Aragón en diciembre de 2020 tuvo una superficie media de 91 metros cuadrados y una renta media de 648 euros, cayendo un -1,63% respecto a noviembre. Interanualmente, Teruel (4,71%) se colocó como la sexta capital española que más subió pero sigue siendo la más barata, con un alquiler medio de 402 euros al mes en diciembre.  Zaragoza (-0,88%) fue la quinta que menos retrocedió del país, y Huesca (-5,20%) descendió de forma más intensa, según los alquileres hasta diciembre. En la media nacional se habría registrado un alza del 1,45%.

Para Fotocasa, en España, los precios se habrían incrementado un 5%, aunque  algunas ciudades ya habrían registrado bajadas. En zonas turísticas como Baleares habrían caído un 10%  y en Canarias y Madrid un 5%. En esta última y en Barcelona la pandemia habría pinchado la "burbuja" del alquiler. En Cataluña se ha regulado el precio del alquiler y se ha conseguido bajar los precios en "zonas tensionadas", hasta un 12% en diciembre, pero desde Fotocasa afirman que la rebaja se debe a más factores como la falta de estudiantes, visitantes y el aumento del parque de viviendas en arriendo con los apartamentos turísticos.

"A principios de año parecía que subían un poco los precios del alquiler, pero  con el covid se paró", añade María Llorente de Alierta Inmuebles y Gestión. "Todos los pisos que están en un precio razonable se alquilan", afirma sobre la situación actual. "Lo que ha creado la crisis es mucha desigualdad, gente que está en el paro que no puede acceder a un piso en propiedad", pone como ejemplo de efectos de la crisis. Porque la mentalidad del zaragozano sigue siendo comprar, por lo que el alquiler queda para quienes no pueden hacerlo o para personas jóvenes o recién llegadas a la ciudad. Ambos portales y el sector se oponen a la limitación de precios de los alquileres que estudia el Gobierno.

En cuanto a lo que pueda suceder este año, Baena considera "fundamental" observar "la evolución de la pandemia" porque "si sigue así de mal, afectará a todo". Por ello, confía en que avance la vacunación, aunque augura que "quedan dos o tres meses duros para toda la actividad económica". Y sobre los precios no ve otra receta que sacar más pisos al mercado, en lugar de regular el alquiler. "La mejor forma de que los precios no aumenten es una mayor oferta", afirma Baena.

Desde Fotocasa, coinciden en su informe en que "el mercado del alquiler necesita mucha oferta para que los precios se puedan regular de forma natural y esta falta de oferta ha sido uno de los principales problemas que ha tenido este mercado durante los últimos años". Ni siquiera fue suficiente la entrada de pisos turísticos.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión