Despliega el menú
Economía

consumo

Así puedes ahorrar en la factura de la luz en plena cuarentena

El precio de la electricidad baja por el impacto del coronavirus en las empresas, pese al mayor gasto de los hogares. La demanda ha caído un 23% en Aragón y la rebaja se nota más si se vuelve a  la tarifa regulada.

El importe de la factura debía ser abonado antes de noviembre de 2018.
El cierre temporal de empresas ha hecho caer la demanda de electricidad.
R.G.

Confinados en casa buena parte de los aragoneses, el consumo de electricidad aumenta estos días en ellos. Algunos hogares nunca habían estado tan llenos tantas horas. Ni se habían consumido tantas horas de televisión y lavadoras. Faltan enchufes para cargar móviles, ordenadores y tablets de quienes teletrabajan, estudian 'online' o simplemente juegan por internet o con videoconsolas recuperadas para que las horas no se hagan tan largas. Un gasto de luz en las familias que puede intranquilizar a algunas economías familiares, pero que se puede ver compensado con la época de precios bajos de la energía que se vive en los últimos meses y a la que está contribuyendo el goteo de cierres temporales de empresas por el impacto del coronavirus

El ahorro puede ser mayor para quienes se mantengan todavía en la tarifa eléctrica regulada. Quien no esté seguro de si la tiene puede comprobar en su factura que en el apartado "tipo de contrato" aparece el PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor). Se abonará si no se ha cambiado nunca de compañía eléctrica tras la liberalización del mercado.

Tarifas fijas

"Hace unos cinco meses que el precio de la electricidad venía bajando", explica José María Yusta, profesor titular de la Universidad de Zaragoza. Alguien con un contrato con tarifa regulada se beneficia de forma automática del descenso de precios en el mercado.

Sin embargo, paradójicamente, están pagando más quienes buscando precios más bajos o más estables se encuentran en el mercado libre porque "tienen el precio fijo pactado con comercializadoras normalmente un año". Esto se repite en épocas de precios bajos como la actual. A ellos les toca negociar uno más bajo en su próxima revisión o pasar al mercado regulado, en el que solo operan las grandes eléctricas, designadas por el Gobierno. 

"Puede reducir el importe de su factura hasta un 28,9% si retorna a la tarifa semirregulada"

Tomando el comparador de ofertas CNMC, Yusta señala que la mejor oferta disponible en el mercado libre estaría por encima del precio actual de la energía. Desde la asociación de consumidores Facua se calcula que un usuario medio que tenga contratada una tarifa de mercado libre "puede reducir el importe de su factura hasta un 28,9% si retorna a la tarifa semirregulada" con los precios de. "Que sea más rentable depende de que el cliente esté más atento a actualizar ofertas. Si no está pagando más", reconoce Yusta.

"El precio venía bajando por la bajaba del precio gas, debido al exceso de oferta en el mercado. Y a las expectativas de desaceleración internacional", explica el experto en energía. En la última semana achaca el descenso al covid-19. La amenaza de desaceleración se ha convertido en temor a una dura crisis y cuanta menos demanda el precio va bajando. Es la ley de la oferta y la demanda. 

La demanda ha bajado este lunes un 7% en España y en Aragón se ha desplomado un 23,7% debido al parón que se está produciendo en las empresas, ya que son las que mayor gasto de electricidad hacen en la comunidad, según los datos diarios que recoge Red Eléctrica de España (REE). La demanda estimada en la comunidad se sitúa en 820 megavatios (Mwh), frente a los 1.075 MWh registrados una semana antes, el primer lunes tras decretarse el estado de alarma, y casi la mitad del año de 1.602 Mwh que se marcó en enero, según los datos de Endesa.

En Aragón la demanda de electricidad ha caído un 23% por el cierre temporal de empresas

Y la tendencia es que la demanda siga cayendo en las empresas. Primero se notó el impacto del cierre del comercio, bares y restaurantes tras la aprobación del decreto del Gobierno que marcaba el inicio del estado de alarma la semana pasada. Y, a continuación, llegaron las suspensiones de producción en la industria, tras la aprobación el martes de un nuevo decreto del Gobierno con medidas laborales, entre ellas los ERTES por fuerza mayor debido al coronavirus. El miércoles pasado el descenso de la demanda fue del 9,3%, cayó un 14,3% el jueves y el pasado viernes alcanzó el 20,7%. Para Endesa, los datos "reflejan claramente la tendencia decreciente del consumo eléctrico en los últimos días".

La suspensión de la actividad en las industrias se nota más en Aragón, porque es la única en la que "la demanda del sector industrial es superior a la suma de la demanda de los sectores residencial y comercial". La industria se lleva el 52,5% del consumo, mientras los hogares se quedan el 47,5%.

"¿Hasta dónde puede bajar el precio? No lo sabemos", asegura Yusta ya que "cuanto más pare la actividad, menos demanda habrá y más barato será porque hay más oferta".

Última hora sobre el coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios