Despliega el menú
Salud

Heraldo Saludable

coronavirus

Terapeutas, logopedas, ópticos, podólogos y fisios piden el cierre de centros privados para frenar el coronavirus

En un comunicado conjunto, estos profesionales instan al Gobierno a tomar esta medida al no poder garantizar que puedan frenar el contagio de sus pacientes y profesionales.

Un profesional sanitario da un masaje a un paciente.
Un profesional sanitario da un masaje a un paciente.
HA

Profesionales de fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional, óptica y optometría, dietética y nutrición y podología han agrupado en un comunicado conjunto su malestar por la situación actual que atraviesa España en plena crisis sanitaria del coronavirus y han pedido al Gobierno el cierro de clínicas y centros de tratamiento privados para ayudar a reducir el contagio.  

"Nos encontramos frente a una crisis sanitaria sin precedentes, tanto por el número de ciudadanos afectados como por la extraordinaria exigencia que supone para los profesionales sanitarios. Los tratamientos tienen que dispensarse con plenas garantías de seguridad y atendiendo a la necesidad primaria de revertir la curva de contagio", defienden en un comunicado en el que instan a la administración pública a "eliminar" toda vía de contagio posible, para lo cual consideran "necesario" el cierre de los centros y consultas de Fisioterapia, de Podología, Ópticas, centros de Logopedia, Terapia Ocupacional y consultas de nutrición y dietética, "restringiendo la actividad a las urgencias imprescindibles e inexcusables".

Así lo defienden los Consejos Colegiales Sanitarios, de manera conjunta, en un comunicado enviado a los medios, donde reclaman "la inclusión de nuestros profesionales entre los establecimientos de obligado cierre al amparo del RD 8/2020, exceptuando las urgencias que pudieran ayudar a no colapsar el sistema sanitario público", puntualizan. 

"Nuestras intervenciones implican un contacto directo con el paciente"

Desde los colegios profesionales insisten en que sus respectivos colegiados no pueden garantizar que no se contribuya al contagio de pacientes y sanitarios si siguen abiertos los centros privados de estas áreas. "Nuestras intervenciones terapéuticas implican un contacto directo con el paciente, muy próximo y sostenido en el tiempo, de tal manera que aumenta significativamente el riesgo de contagio entre el profesional y el paciente", argumentan. 

Del mismo modo, explican que la gran mayoría de los procedimientos terapéuticos se realizan por procesos patológicos que pueden ser aplazados por su carácter no urgente, para evitar así contribuir a la propagación del virus entre la ciudadanía que acude a estos centros, "en tanto que el riesgo que supone el desplazamiento y el contacto mantenido para realizar el tratamiento es mayor que el beneficio que producirían nuestros procedimientos terapéuticos", indican. 

Según exponen en una nota, el sector privado de la gran mayoría de estas profesiones representa aproximadamente el 90% del total de colegiadas y colegiados, lo que englobaría a más de 105.000 profesionales en España. "En este contexto, no disponemos de material de protección necesario, ni para los pacientes ni para los trabajadores, y tampoco podemos proceder a su adquisición debido a la carencia general existente", añaden. 

Además, estos profesionales sanitarios defienden que los modelos de propagación del virus aconsejan la restricción de movimiento y creen, en consecuencia, que la asistencia de la ciudadanía con frecuencia a estos centros, y sin poder tomar las medidas de protección adecuadas, "provocará un aumento en el número de contagios, más teniendo en cuenta que el sector poblacional que normalmente acude a nuestros servicios es población de riesgo", alertan. 

En el mismo comunicado, lamentan que estas clínicas privadas se han convertido en "espacios de alto riesgo" para sus pacientes, lo que les provoca temor a la hora de asistir. Por su parte, los profesionales, se amparan en el RD-Ley 8/2020 de medidas urgentes publicado el pasado 17 de marzo, y piden el cierre de estos centros, salvo para cuestiones urgentes. 

"Estos seis Consejos Colegiales de profesiones sanitarias consideramos que debemos garantizar únicamente la actividad de Fisioterapia, Podología, Óptica y Optometría, Logopedia, Terapia Ocupacional y Nutrición y Dietética, exclusivamente en aquellas situaciones en las cuales la actuación urgente del profesional sea fundamentales para la evolución del paciente", afirman. 

Por último, los Colegios Profesionales ponen mediante este escrito a disposición del Ministerio de Sanidad a todos sus profesionales e instalaciones, con objeto de ayudar en todo lo que consideren necesario para hacer frente a esta situación de emergencia". 

Etiquetas
Comentarios