Despliega el menú
Economía

economía

Ibercaja prepara un ERE para unos 500 empleados

La dirección de la entidad y los sindicatos inician las negociaciones del ajuste este miércoles.

PATIO DE OPERACIONES DE LA OFICINA PRINCIPAL DE IBERCAJA ( ZARAGOZA ) / 30/05/2012 / FOTO : OLIVER DUCH [[[HA ARCHIVO]]]
Patio de operaciones de la oficina principal de Ibercaja en Zaragoza.
Oliver Duch

La dirección y el comité de empresa de Ibercaja iniciarán este miércoles, día 12, las negociaciones vinculadas a la próxima presentación de un expediente de regulación de empleo (ERE) que repercutirá en un 10% de la plantilla, que ronda los 5.120 trabajadores. El ajuste afectaría, por tanto, a unos 500 empleados, según ha podido saber este diario. El banco esgrimirá causas económicas y de organización para llevar adelante un ajuste cuyo alcance exacto y el perfil de las salidas será precisado a lo largo de la negociación.

Fuentes de Ibercaja Banco  han confirmado la apertura del proceso, del que se comunicó de modo interno a la plantilla días atrás, y han indicado que este produce en un momento difícil para el sector bancario, marcado por un escenario de tipos bajos y la dificultad de rentabilizar los recursos de clientes, además de la creciente digitalización de las operaciones.

El banco aragonés ejecutó en 2017 un expediente de empleo mediante bajas incentivadas que incluyó a 590 trabajadores, aunque el número de solicitudes de trabajadores que habían expresado su disposición a salir había sido superior. Entonces el ERE incluyó el cierre de 140 oficinas y ya estipulaba que no se podría plantear otro ajuste de empleo hasta enero de 2020. Vencida esa fecha, se abre ahora un proceso que, han señalado desde Ibercaja, "se enmarca en la búsqueda de rentabilidad del banco".

La entidad no prevé que la gestión de este expediente sea muy distinta de la de hace tres años y en el ánimo de la dirección está el de cerrar la negociación antes de Semana Santa. El plan puede incluir nuevos cierres de oficinas, pero el número sería muy inferior al de 2017.

El banco ha convocado a los representantes de los sindicatos a la reunión que da inicio al proceso este miércoles a las 11 de la mañana. Miguel Ángel Villalba, de CC. OO., la primera central del comité de empresa, ha declarado a este periódico que ellos irán con el ánimo de conocer los detalles de un plan de ajuste del que hasta ayer no sabían nada y reconoció que gran parte de la plantilla vive el proceso con inquietud, unos con la ilusión de poder prejubilarse en breve con buenas condiciones económicas y otros porque el ajuste puede afectar a la función que realizan en la actualidad.

Villalba ha recordado que de los 592 empleados que salieron en 2017, la inmensa mayoría –578– lo hicieron voluntariamente. El resto de afectados eran fundamentalmente personas que trabajaban en oficinas que serían cerradas y a quienes se les ofreció recolocaciones en ciudades distintas de donde vivían.

El secretario general de la sección sindical en el banco confía en que este proceso seguirá cauces similares a los de hace tres años, con condiciones beneficiosas para quienes se marchen. Entonces, los trabajadores de 58 y 59 que se fueron lo hicieron con el 80% del salario neto anual más una prima, mientras que los del segundo tramo de edad, hasta los 55 años, lo hacía con el 70%.

 

"En un año clave para la entidad como este, por su anunciada salida a Bolsa, no preveemos que haya mucha conflictividad", ha apuntado Villalba. "Sería un agravio comparativo que quienes se vayan ahora lo hagan en peores condiciones de las que tuvieron los que se fueron en 2017», dijo también. «La entidad va razonablamente bien», recordó asimismo, sin olvidar la reciente venta del 4,45% que el banco tenía en Caser a Helvetia.

Victoria Camarena, secretaria general de UGT, segundo sindicato en la entidad, expresó su disgusto por el hecho de iniciar una negociación después de que los medios de comunicación publicaran ya el alcance del ERE. «Queremos saber qué causas acreditan para presentar este expediente y será entonces cuando podamos dar nuestra opinión», señaló. «Queremos negociar buenas condiciones de salida para los que se van, pero también para los que se quedan», dijo.

La representación sindical en Ibercaja la lidera CC. OO. (27,32%), seguida de UGT (21,13%), Apeca -la antigua Csica- (20,20%), la Asociación de Cuadros (16,49%) y Asipa (14,95%).

Etiquetas
Comentarios