Despliega el menú
Economía

Último día de los trabajadores de Ibercaja para adherirse al ERE

De momento son 414 las personas adheridas al ERE de la entidad. Tendrán preferencia los trabajadores con problemas graves de salud.

Sede de la entidad aragonesa Ibercaja en la plaza de Basilio Paraíso de Zaragoza.
Un total de 371 empleados de Ibercaja se han apuntado ya a las salidas del ERE
Toni Galán

Las personas afectadas por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Ibercaja ya empiezan a salir de la entidad. La pasada semana se anunció la marcha de tres empleados en junio a los que, según se ha conocido este viernes, les seguirán 20 más en julio. Así lo han indicado fuentes de Comisiones Obreras (CC.OO.) después de una reunión mantenida con responsables de Recursos Humanos de la entidad financiera.

"En la reunión  nos han comunicado que en julio va a haber 20 salidas más", ha precisado el representante de Comisiones Obreras en la entidad financiera, Miguel Ángel Villalba. Dentro de las personas que tienen derecho a salir, mayores o iguales de 57 años que, de momento, son 414 adheridas al ERE, habrá un criterio preferente para que se marchen antes las personas con problemas graves de salud.

Villalba ha explicado que, además, Recursos Humanos ha planteado otros dos posibles criterios para admitir solicitudes, mientras que desde CC.OO. se ha propuesto que el criterio preferente sea el que genere menos movilidad geográfica del resto de trabajadores para cubrir las vacantes.

"Nos han dicho que iban a estudiarlo y que en la próxima reunión, el 30 de junio, lo valoraremos en la Comisión de Seguimiento" del ERE, ha precisado. En este contexto, CC.OO. ha propuesto iniciar el estudio de creación de equipos, volantes por zonas o territoriales lo antes posible, de lo que también esperan respuesta en la próxima reunión.

Por otra parte, el plazo para adherirse al ERE finaliza a las 00.00 de este viernes, por el momento se han inscrito 647 trabajadores, aunque sólo se cubrirán 500 plazas. La dirección de Ibercaja Banco y una mayoría de los representantes de los empleados llegaron en mayo a un acuerdo para la aplicación del expediente iniciado por la entidad en marzo.

Este ERE contempla el cierre de un máximo de 140 oficinas y al que se podrán acoger hasta 590 empleados mediante bajas incentivadas, 90 de estas plazas están reservadas para trabajadores que, como consecuencia del cierre de sus oficinas de trabajo, sean trasladados a un puesto a más de 50 kilómetros de distancia y decidan causar baja.

Etiquetas
Comentarios