Despliega el menú
Economía

coronavirus

Facebook se suma a la ola de deserciones del Mobile, ya al borde de la cancelación

La organización decide el viernes si celebra el evento de Barcelona ahora que las anulaciones representan ya algo más del 10% de la superficie.

Un operario trabajando en el montaje de la feria en Barcelona
Un operario trabajando en el montaje de la feria en Barcelona
Reuters

Se antoja difícil a estas alturas encontrar a alguien que manifieste al 100% que es buena idea mantener la celebración del Mobile World Congress. La deserción por el temor al coronavirus es tan profunda que los organizadores del evento tecnológico han sucumbido ante su resistencia y abordarán en una reunión el próximo viernes la posible cancelación del evento. Y es que si la tensión no era suficiente para la GSMA, ahora China dice que el periodo de incubación del 2019-nCoV podría ser más largo de lo esperado: 24 días en vez de dos semanas. De esta manera, las nuevas y restrictivas medidas de la organización quedarían invalidadas.

Apenas unas horas después de que Sony -uno de los pesos pesados del congreso- decidiera no acudir al MWC, este martes Facebook, el fabricante de chips Intel, la operadora de redes Cisco y la empresa china de telefonía Vivo hicieron lo propio. Son las últimas en sumarse a la ola de bajas por el riesgo de contagio, que ya suman un total de 20. Todas tienen miedo por el brote de la enfermedad registrada en China y que ha causado la muerte de más de novecientas personas en el país asiático. Hasta la fecha hay más de 43.000 personas infectadas y la cifra de países afectados ronda la veintena. Entre ellos se encuentra España, con dos casos confirmados, un paciente alemán ingresado en La Gomera y un británico en Palma de Mallorca. Hasta el momento la superficie perdida según las bajas es de más de un 10%.

La aragonesa Telnet es la primera empresa española en anunciar que no irá al Mobile

Y operadoras como Telefónica, Vodafone o Deutsche Telekom se plantean también su participación en un certamen que pierde a cada vez más protagonistas a falta de dos semanas y que de celebrarse no lo hará con normalidad.

En caso de continuar con su celebración, el Mobile World Congress aterrizaría por decimoquinta vez en Barcelona en un clima enrarecido y cambiaría la hipersensibilidad política de años anteriores por las mascarillas y los desinfectantes.

Este martes también tuvo lugar la primera baja de una empresa española. La tecnológica aragonesa Telnet Redes Inteligentes da su negativa debido a la pandemia. Otras cancelaciones de las últimas horas son las de la compañía de conectividad móvil y tráfico de datos californiana Dali Wireless; la de la firma de tecnologías de vídeo Interdigital, con sede en Delaware, y la de la empresa de telecomunicaciones Iconectiv, de Nueva Jersey.

El lunes se unieron a la lista de ausencias las japonesas Sony, el fabricante chino TCL, Umidigi, MediaTek, Gigaset, CommScope, Amdocs o Accedian. Días atrás los que dijeron 'no' fueron el gigante del comercio electrónico Amazon, el operador japonés NTT; la responsable del éxito de ventas Fortnite Nvidia; la sueca Ericsson y la surcoreana LG.

La organización quiere prohibir la entrada a quienes lleguen desde Hubei y controlar la temperatura de los asistentes.

En un intento de frenar la sangría y los 'contagios' de otros gigantes del sector, la organización informó este fin de semana a través de un comunicado, nuevas y restrictivas medidas. La primera, es que no dejará entrar a los procedentes de la provincia de Hubei, epicentro del coronavirus, o a quienes hayan estado en China los 14 días previos a la celebración del salón. Es decir, que todo aquel que a día de hoy no esté fuera del país asiático, no podrá asistir al Mobile World Congress, que tiene previsto abrir sus puertas justo dentro de dos semanas. A la hora de recoger la acreditación deberán mostrar el sello del pasaporte y un certificado de salud.

El clima está enrarecido por la «mala suerte» de la coincidencia del Mobile con el pico de infección del coronavirus. Y aunque la organización ha realizado un trabajo "muy profesional y serio" para que los expositores y visitantes tomen todas las medidas de precaución, es muy difícil controlar la sangría de empresas. Así lo explica Pedro Mier, presidente de Ametic, la patronal de la industria tecnológica, quien confía en que el evento "salga adelante" y no ve en el sector un ánimo de querer suspenderlo, aunque habrá que esperar a la decisión del viernes de la GSMA.

El 10% de la superficie

Las cancelaciones de empresas representan ya más del 10% de la superficie de la feria, que supera los 120.000 metros cuadrados. El evento tecnológico que sitúa a Barcelona como referencia tecnológica a nivel global no ha parado de crecer desde que en 2005 se celebrara su primera edición, genera un impacto económico de más de 400 millones de euros y provoca la creación de 12.000 empleos, según GMSA. En esta edición estaba prevista la presencia de 109.000 personas de casi doscientos países, pero ahora esos datos se tambalean. La presencia asiática ha aumentado hasta el 16%, según un informe publicado recientemente por los organizadores.

Samsung y Huawei se encuentran en el punto de mira. Desde la compañía china aseguran continuar con normalidad e irán al MWC, donde cuentan con casi 7.000 m2 de expositor. También desde Samsung confirman que "todo sigue como estaba previsto" y acudirán a la cita de Barcelona, donde tienen contratado un espacio de 1.744 m2.

Por su parte, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, aseguró que la sanidad pública de España es de las "mejores del mundo" y transmitió un mensaje de "confianza".

Etiquetas
Comentarios