Despliega el menú
Economía

Alimentación

Los aragoneses comen más verdura y carne que la media de los españoles y beben menos cerveza y vino

El gasto per cápita en alimentación alcanza los 1.546,6 euros, un 3,3% más que el promedio del conjunto del país, según recoge el último informe sobre distribución alimentaria que elabora anualmente Mercasa

Un puesto de frutas y verduras en un mercado zaragozano.
Un puesto de frutas y verduras en un mercado zaragozano.
Oliver Duch

El poder de compra de los aragoneses, en función del gasto medio por persona, es prácticamente similar a la media nacional. Pero en la Comunidad, los consumidores prefieren dedicar una mayor parte de ese montante a la cesta de la compra. De hecho, en Aragón el gasto pér capita en alimentación alcanza los 1.546,6 euros, una cifra que supera en un 3,3% la media nacional. Y de ese presupuesto, los aragoneses destinan la mayor parte de su presupuesto a la compra de carne (22,2% del gasto total), pescado (12,8%, o frutas frescas (9,2%) y hortalizas (8,8%),

Estos datos los recoge el último ‘Informe sobre producción, industria, distribución y consumo de alimentación en España’, en el que se recogen los principales resultados macroeconómicos en el sector de la agroalimentación y el consumo del pasado año.

El informe detalla que los aragoneses no solo gastan más en alimentación que la media nacional, sino que dedican un mayor presupuesto a la compra de frutas y verduras frescas –nada menos que un 33,1% más–, a la carne –11,3% más– o los huevos –7,7%–. También son más lamineros porque gastan un 7,8% más en adquirir productos de chocolate y cacao.

Las bebidas, ya sean con alcohol o refrescantes, ocupan menor sitio en la cesta de la compra aragonesa que en la de la media del país. Si se compara con la promedio nacional, el gasto de los consumidores de la Comunidad es un 15,4% menor en cervezas, un 13,4% menos en bebidas refrescantes y gaseosas y un 14,7% inferior en vino. También compran menos pan (-10,9%) y patatas (-12,4%).

Así, en términos medios, durante 2018 cada aragonés consumió 150 huevos, 51,8 kilos de carne, 23,6 kilos de pescado, 69,5 litros de leche, 31,9 kilos de derivados lácteos, 27,5 kilos de pan, 12,2 litros de aceite, 14,2 litros de cerveza, 74,3 kilos de hortalizas frescas, 94,1 kilos de frutas frescas, 14,8 kilos de platos preparados, 63,6 litros de agua embotellada y 30,4 litros de bebidas refrescantes y gaseosas.

Tomando como referencia la media nacional, en la Comunidad se consume, en términos per cápita, una mayor cantidad de hortalizas frescas (30,7%), carne (12,0%), frutas y hortalizas transformadas (2,1%), y frutas frescas (4,0%), mientras que el consumo es menor en bebidas refrescantes y gaseosas (-23,4 %), pan (-13,5 %), derivados lácteos (-10,0 %) y bollería, pastelería, galletas y cereales (-3,8%).

Aragón, como detalla el estudio, cuenta con once denominaciones protegidas: seis de vino (Calatayud, Campo de Borja, Cariñena, Somontano, Cava y Aylés); una de jamón (jamón y paleta de Teruel); dos de aceite (Bajo Aragón y Sierra del Moncayo); y una de hortalizas (Cebolla Fuentes de Ebro).

A ellos se suman tres indicaciones geográficas protegidas (carne de Ávila, Ternasco de Aragón y Espárrago de Navarra) y otra de Vinos de la Tierra (Valle del Cinca, Bajo Aragón, Valdejalón, Ribera del Jiloca, Ribera del Gállego-Cinco Villas y Ribera del Queiles).

Tiene además 51 productos con la marca de garantía de calidad (C’Alial) entre los que se encuentran embutidos, turrón y dulces, cereales, quesos, frutas y hortalizas, condimentos, carnes o arroces, entre otros, y el jamón serrano reconocido como especialidad tradicional garantizada. Y también con un comité de agricultura ecológica.

Etiquetas
Comentarios