Economía

Empresas

Fribin aumenta un 20% sus exportaciones en tres años y busca nuevos mercados en Asia

La cárnica oscense, que produce 100.000 toneladas de carne, elevó su facturación en 2018 hasta los 279 millones de euros, un 6,5% más que el ejercicio anterior.

Instalaciones de la cárnica aragonesa Fribin en Binéfar
Instalaciones de la cárnica aragonesa Fribin en Binéfar
Heraldo

La empresa cárnica aragonesa Fribin avanza a buen ritmo por los mercados internacionales. Ahí están sus números. En los últimos tres años sus ventas al exterior se han incrementado en un 20% con lo que el 65% de su producción –está especializada en carne de ternera y de cerdo– tiene como destino los mercados exteriores. Y ahí es donde esta compañía aragonesa con 53 años de historia y situada en la localidad oscense de Binéfar ha puesto el foco de su expansión comercial.

«Queremos seguir creciendo en el mercado exterior, a poder ser, a un ritmo del 5% anual», explica Josep Rosanas, director general de la cárnica, que con una producción anual de 100.000 toneladas de carne se sitúa entre los cuatro gigantes del sector de vacuno en España y entre las 17 firmas más importantes en porcino. Rosanas reconoce que alcanzar ese porcentaje «es un reto muy exigente que nos obliga a ser una empresa en continua expansión que ofrece calidad y servicio de una manera competitiva, moderna y sostenible», pero recuerda que para ello la compañía aragonesa está inmersa actualmente en un ambicioso proyecto de ampliación y reforma de la línea de sacrificio que está previsto que concluya en 2020 y en el que ha realizado una inversión de 18 millones de euros.

Fribin exporta actualmente a más de 30 países entre ellos, Japón, Corea y Filipinas, Argelia o Túnez así como a la mayoría de países europeos, como Grecia, Italia, Portugal, República Checa y Polonia. Pero quedan muchos mercados por conquistar, especialmente en el entorno europeo y en Asia, territorios en los que la cárnica aragonesa ha centrado sus expectativas de crecimiento en los próximos años.

Desde Fribin han constatado además «el potencial de crecimiento en los países musulmanes». Para aprovecharlo, la firma oscense quiere impulsar su línea ‘halal’, una certificación que obtuvo ya en 2002 y que le permite realizar el sacrificio ritual y comercializar carne de vacuno para el consumo de personas de religión musulmana. «Aunque no es un mercado fácil, pues deben de realizarse homologaciones previamente y adaptarse a los procedimientos y exigencias oficiales de cada país, sí que vemos en estos mercados un potencial de crecimiento con la exportación de nuestro producto halal», reitera el director general de Fribin que recuerda que la cárnica ya exporta su carne ritual a países africanos como Argelia y Túnez, y también a distintos destinos europeos.

Sin olvidar el mercado interior

Aunque Fribin crece en los mercados exteriores, no olvida por ello la demanda interna. Gracias a su flota de vehículos propios, explica la compañía, la cárnica distribuye en toda la geografía nacional «de manera rápida».

Para atender a todos sus mercados, la empresa de Binéfar, que emplea directamente a unos 600 trabajadores y genera además «un buen número» de empleos indirectos, cuenta con líneas de sacrificio de vacuno y porcino, salas de despiece y almacenes frigoríficos y de congelados. «Tenemos también una división de elaborados (embutidos y jamones) que nos permite trabajar elaboraciones de calidad con nuestra propia carne y que supone un 2% de nuestras ventas con centra de 1.000 toneladas anuales», recuerda Rosanas.

Con todo ello, Fribin cerró 2018 con una facturación de 279 millones de euros, una cifra que supone un incremento del 6,5% respecto al ejercicio anterior.

Precisamente para «hacer nuevos contactos internacionales y poder así alcanzar los objetivos de crecimiento en exportación», -señala su director general–, Fribin participara en la tercera edición de Meat Attraction, una feria de referencia del sector de l carne que se celebra del 17 al 19 de septiembre en Madrid. Lo hará en el stand conjunto de la asociación empresarial cárnica Anafric, con siete grandes empresas del sector de referencia en España.

Inversiones

El emblemático matadero de Binéfar ha invertido en la última década más de 50 millones de euros. Tras una adquisición de 8.000 metros hace dos ejercicios, ahora ha comprado otras cuatro hectáreas. La compañía se encuentra actualmente inmersa en la fase final de un proyecto de ampliación que estará concluido en 2020.

Con la ampliación del matadero de porcino, la cárnica oscense conseguirá además un incremento de su capacidad de producción. Así, según explican desde la empresa, la nueva línea permitirá el sacrificio diario de 5.000 animales, o lo que es lo mismo un millar más que en la actualidad.

Etiquetas
Comentarios