Despliega el menú
Economía

grupo psa

El Corsa eléctrico que fabricará Opel PSA en 2020 costará el doble que el de motor térmico

"Las fortalezas en el automóvil son frágiles", avisa Juan Antonio Muñoz Codina, director de la planta zaragozana.

Juan. A. Muñoz Codina, de PSA; Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pyme; JoséM. Arreche, de Vokswagen; Mario Armero, de Anfac: Manuel Masilla, de Iveco; y Jordi Carmona, de UGT FICA.
Juan. A. Muñoz Codina, de PSA; Raúl Blanco, secretario general de Industria y de la Pyme; José M. Arreche, de Vokswagen; Mario Armero, de Anfac: Manuel Masilla, de Iveco; y Jordi Carmona, de UGT FICA.
Guillermo Mestre

La versión eléctrica del nuevo Corsa, que lanzará la planta de Figueruelas en 2020, duplicará en precio al de combustión. Así lo adelantó este jueves Juan Antonio Muñoz Codina, director general de la factoría de Opel PSA, en Zaragoza. "Tener disponible la tecnología es un orgullo y poder fabricarlo, pero necesitamos clientes que compren esos vehículos y estén dispuestos a pagar el doble de precio por tener el mismo coche con el hándicap que supone tener insuficientes puntos de recarga en España".

En la jornada 'Transformación del sector automovilístico: retos y propuestas', organizada por la Fundación Anastasio de Gracia, vinculada a UGT, y celebrada en la Cámara de Comercio, el directivo de PSA quiso dejar claro que la transición hacia una movilidad sostenible tiene que hacerla posible el cliente, es decir, que las ventas de eléctricos deberían sumar al menos el 10% cuando ahora ni siquiera llegan al 2%.

Sin hacer alardes –con cifras como los 916.000 vehículos fabricados por PSA en España en 2018, que suman el 32,5% del total–, Muñoz Codina subrayó que para mantener la posición de liderazgo, al ser España el segundo fabricante europeo de coches, "hay que mantener las relaciones laborales donde están y el diálogo con la Administración". "Las fortalezas en el automóvil son frágiles", avisó. "El sector en España desde el punto de vista industrial es fuerte, pero cuando se rompe cualquier equilibrio, esa fragilidad puede resultar muy peligrosa en unos 4 o 5 años", dijo.

La clave, reiteró el ejecutivo, es mantener la competitividad de las plantas españolas ya que no hay matrices ni ingenierías en España y todos los centros de decisión están fuera. "Todo pasará por si somos capaces de conservar esa posición de fortaleza. Si no la vigilamos en ese proceso de transformación ponemos en riesgo todo lo demás", avisó.

José Manuel Arreche, director de Procesos de Volkswagen, indicó que en Noruega las ventas de eléctricos el año pasado alcanzaron ya el 30%, pero lo achacó a que allí el Gobierno lleva 15 años con políticas de estímulo de esta tecnología. En su caso, avanzó, están ya preparando el modelo eléctrico ID.3, del que tienen unas 10.000 reservas y del que pretenden vender a un precio de 30.000 euros unos 300.000. "Sin inversiones que no hemos conocido hasta ahora, no vamos a poder dar el salto. O estamos convencidos o no podremos hacerlo", indicó. En la jornada intervino también pese a "sentirse como un infiltrado" Manuel Masilla, director de planta de Iveco. "Cada día fabricamos 130 camiones, uno cada seis minutos y ya hace diez años hicimos un plan estratégico para desarrollar alternativas al diésel", señaló.

Calificando de "milagro" las 17 plantas productivas de vehículos en España con versión eléctrica para 16 de 46 modelos, Mario Armero, vicepresidente de Anfac, destacó que "el gran desafío para la industria de la automoción es evolucionar hacia la industria de la nueva movilidad: los coches generan el 10% del PIB en España y un negocio de 120.000 millones de euros, mientras que la movilidad factura 300.000 millones. El reto está en saber dar el salto sin que tenga un impacto negativo, explicó, "en un momento de lucha global en que todos los países tratan de atraer inversiones".

"No nos podemos quedar atrás" y "queremos ser firmes y exigir al Gobierno" un "relanzamiento" del plan estratégico del automóvil, manifestó Pedro Luis Hojas, secretario general de UGT-FICA, en la clausura de la jornada, que cerró la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Etiquetas
Comentarios