Despliega el menú
Economía

La planta de Opel en Figueruelas, abocada a parar la producción si no le llegan componentes

La paralización del transporte en Francia, a consecuencia de las protestas del sector por el incremento de los impuestos al combustible, puede causar un problema de suministro a la factoría zaragozana

Instalaciones de la planta de Opel en Figueruelas
Instalaciones de la planta de Opel en Figueruelas
Guillermo Mestre

Esta vez la causa no es el diésel ni la huelga en los proveedores sino las protestas de los transportistas franceses, que claman contra el incremento del impuesto al combustible, la que amenaza con paralizar la actividad productiva en Figueruelas en las próximas horas.

La dirección de Opel España ha remitido un comunicado urgente a la plantilla en el que pone a su disposición un teléfono gratuito, el 900 111 009 para que llamen antes de ir a trabajar para ver si las piezas que están en tránsito han podido llegar o siguen retenidas en la frontera. Al parecer, en Irún son kilométricas las filas de camiones que no pueden pasar. Así las cosas, lo que dice la compañía es que "como consecuencia de la paralización del transporte en Francia, estamos sufriendo importantes problemas de suministro de componentes que podrían obligar a paralizar la actividad productiva". Si bien, añade, "disponemos de material para trabajar los turnos de tarde y noche del miércoles". 

Otra cosa distinta es lo que pase mañana. Por eso, han puesto el teléfono que se adjunta para que los del turno de mañana , tarde y noche llamen a partir de las 20 horas de hoy, las 9 y las 12 de mañana respectivamente para que les digan como está la situación y si es necesario que acudan a trabajar o no.

Desde la compañía explican que "parecidas circunstancias están viviendo empresas de automoción y proveedoras cuyo tránsito de piezas discurre por Francia". Y aunque, añaden, desde Opel, "se están poniendo medios alternativos de transporte de piezas", reconocen, estar totalmente "saturados por la situación actual". Junto con el comunicado interno a la plantilla, Opel está repartiendo hojas informativas a la salida de los turnos y enviando también correos electrónicos para avisar de la situación.

"Ayer ya se logró salvar la situación y hoy también, pero mañana no sabemos lo que puede ocurrir", han reconocido fuentes de la factoría zaragozana y por eso, se ha dado el aviso.

Las agencias informativas daban ya ayer información sobre problemas en el paso fronterizo de Biriatou  por la acción de un piquete por la huelga del transporte por carretera galo, en protesta por la subida de los impuestos a los carburantes, lo que genera retenciones en la autopista AP-8 en territorio guipuzcoano, en sentido Francia, de 12 kilómetros, alcanzando también a la carretera N-121 A.

Las colas que a mediodía de ayer alcanzaban los ocho kilómetros en el carril derecho, dirección Francia, de la A-8, con problemas también en la N-121 en Zaisa, aumentaron hasta los 14 kilómetros a las cinco de la tarde, según informaron a Europa Press fuentes de Tráfico del Gobierno Vasco.

Los piquetes dejan pasar a los turismos hacia el país vecino, pero impiden el tránsito de los camiones, quedando abierta solo una cabina de las tres que había habilitadas para el paso de vehículos.

Etiquetas
Comentarios