SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Medio año de sinsabores lejos de El Alcoraz

El Huesca acumula trece jornadas, seis meses, sin ganar a domicilio en la que está siendo su peor temporada como visitante en Segunda División.

Blasco se tapa la cara al final de la derrota del domingo en Andorra.
Blasco se tapa la cara al final de la derrota del domingo en Andorra.
LOF

El de Andorra fue el 13º intento infructuoso, un 1-0 con el que se superó un periodo de tiempo que refleja a la perfección el gran debe de la SD Huesca esta temporada, los partidos a domicilio. Con la derrota en el Principado son ya seis los meses sin ganar como visitantes, medio año en el que los azulgranas han tropezado una y otra vez con la misma piedra haciendo que el gran curso en El Alcoraz solo esté siendo válida para verse varados en la zona media de la tabla. A falta de seis jornadas, son 12º con 46 puntos, a nueve puntos del ‘play off’ y diez por encima del descenso. La situación es evidente que pesa en el ánimo del vestuario y que se ha convertido en un rompecabezas para el cuerpo técnico, que en todo este tiempo ha probado sin suerte con diferentes opciones.

La última y única alegría del ejercicio en un desplazamiento fue el 0-1 del 12 de octubre en Oviedo. Desde entonces se han sucedido siete empates y seis tropiezos. Hace tres salidas que se superaron las que hasta ahora habían sido las sequías de triunfos más prolongadas del Huesca en campo ajeno y nunca antes en su andadura en Segunda División se había plantado en la jornada 36 con una cosecha tan escasa en cuanto a puntos como visitante.

Respecto a lo primero, hasta la actual campaña en tres ocasiones se habían engarzado diez desplazamiento sin lograr imponerse. Ocurrió en la 2009-10 y en las dos experiencias en Primera División, las de la 2018-19 y la 2020-21. Ahora son ya trece cuando aún restan tres compromisos más en los que habrá que echarse a la carretera, Málaga, Leganés y Lugo. Sobre lo segundo, los oscenses han capturado en sus salidas doce puntos, los mismos que consiguieron en la élite, pero una cuantía incluso inferior a la del curso 2012-13, el del descenso a Segunda B. Entonces, en estos momentos se habían logrado catorce con cuatro victorias y dos empates.

En el computo global de la liga, los de Ziganda son los 19º visitantes. Solo tres equipos que se encuentran en descenso tienen menos puntos, el Málaga, con once, el Ibiza, con diez, y el Lugo, con nueve. Sin embargo, a diferencia de los oscenses, los tres han logrado dos triunfos.

El Huesca se presentó en Andorra con el viento a favor tras el 2-1 con el Burgos de la semana anterior en lo que Ziganda había calificado como “el mejor partido”. Existía la opción de repetir la propuesta, pero el técnico prefirió realizar una mezcla. Aunque mantuvo el 4-4-2 desechando el sistema de tres centrales, el más usual a domicilio en la segunda vuelta, deshizo la pareja atacante formada por Obeng y Carrillo para dar paso a Juan Carlos y Kanté. Éste último se lesionó pronto y tuvo que dejar su sitio a Obeng a los ocho minutos.

Como novedad táctica, se avanzó la línea de presión. Se cuajó un buen inicio, pero lo cierto es que la suerte no sonrió. Más allá del percance de Kanté, el Andorra se adelantó pronto y después en la segunda parte no hubo capacidad de reacción. Como colmo, justo nada más agotar los cambios, Salvador fue expulsado tras ver la segunda amarilla dentro de una actuación arbitral de Sánchez López que no gustó a los azulgranas.

La trayectoria por el desierto arrancó en Miranda de Ebro con un 1-1 en el que Ratiu empató en el 92’. Fue el preludio a cuatro derrotas consecutivas en Ponferrada (1-0), Tenerife (2-0), Éibar (2-1) y Zaragoza (3-0). En La Romareda se tocó fondo y a partir de ahí hubo que empezar a crecer de nuevo; de hecho se enlazaron seis partidos tanto lejos como en casa sin ganar. En Burgos se firmó un 1-1 para cerrar la primera vuelta, en Cartagena no hubo goles (0-0) y en Las Palmas, a pesar del buen juego hasta el descanso, se perdió con un 1-0. Sielva golpeó primero ante el Sporting, pero de nuevo hubo que conformarse con un punto. En Ibiza no sirvió lograr un 1-2 en la primera parte (2-2). Ante el Racing, Kanté impidió la derrota (1-1) y con el Villarreal B, en el viaje previo a Andorra, hubo otro 0-0.

La visita al Leganés, en sábado

El 14º intento se producirá dentro de dos lunes, el 1 de mayo, en Málaga, donde el pitido inicial se escuchará a las 18.30 después de que el 24 de abril se haya recibido al Tenerife en El Alcoraz (21.00). Tras el paso por La Rosaleda, tocará volver a hacer las maletas dentro de la misma semana. La Liga ha dado a conocer este lunes los horarios de la jornada 39. En ella, el Huesca visitará al Leganés el 6 de mayo, sábado, a las 18.30.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión