SD Huesca
Suscríbete por 1€

FÚTBOL

La reacción final del Huesca no le salva de la derrota ante el Barça

Un gol de De Jong da la victoria a los visitantes, que ofrecieron un monólogo ante unos azulgranas echados atrás.

Derrota por la mínima en la visita del FC Barcelona a El Alcoraz. La SD Huesca con un planteamiento conservador aguantó el monólogo de los de Koeman, que por momentos hizo temer por un resultado mucho más abultado, y fruto de ello llegó al final con opciones de al menos puntuar. Sin embargo, a pesar de la titubeante versión que los culés están ofreciendo de si mismos este curso, no pudo obtener ninguna recompensa. Los veinte tiros visitantes por los cuatro de los locales o el escaso 30% de posesión con el que se tuvieron que conformar describen perfectamente lo que fue el choque. El tropiezo, unido al resto de marcadores, deja a los altoaragoneses a cuatro puntos de la salvación a la espera de lo que haga el Valencia con el Cádiz hoy y vuelve a situar en la cuerda floja al entrenador, que ofreció soluciones nuevas ante Messi y compañía.

La propuesta de Míchel para el partido fue radicalmente distinta a la de, ya no solo toda la temporada, sino a la de el total de su trayectoria de campaña y media en el banquillo de El Alcoraz. Se renunció por completo a hacerse con el balón, algo que no había sucedido ni en el 0-0 ante el Atlético de Madrid ni en el 4-1 de la visita al Real Madrid. También se cambió el habitual 4-3-3 por un 5-4-1. El plan fue esperar atrás y llegar a los últimos minutos con vida. Con las líneas excesivamente juntas, el Barcelona jugó a placer durante muchos minutos. No se aplicó la habitual presión adelantada, no hubo largos ataques elaborados, todo se fió a resistir fuese como fuese.

Para desarrollar el plan se realizaron cuatro modificaciones en el once institucionalizado en las últimas jornadas. La defensa la formaron Pulido, Insua y Siovas con Galán ocupando el carril izquierdo y Sergio Gómez, el derecho. El canterano blaugrana fue toda una sorpresa que sufrió ante Dembelé y Alba, pero que fue ganando en confianza con el transcurso del partido. Por delante quedaron Mosquera, Mikel Rico, Seoane y Ontiveros, y arriba, Rafa Mir. Los damnificados fueron Pedro López, Ferreiro y Okazaki. Borja García, positivo por covid-19, causó baja.

SD Huesca-FC Barcelona
SD Huesca-FC Barcelona
ALBERT GEA/Reuters

La primera parte fue un dominio total visitante, un rondo de los de amarillo que tocaron y tocaron a placer y que entraron en el área de Álvaro por todos los lados. El 0-1 con el que se llegó al descanso fue un alivio porque permitía mantener alguna esperanza de cara al segundo acto. Pudo ser peor, mucho peor. Álvaro estuvo providencial en dos ocasiones. A los siete minutos salvó un tiro a bocajarro de Pedri que se incorporó desde la segunda línea para encontrar a Alba y ya en el tramo final voló para sacar de la escuadra una falta directa lanzada por Messi, que, en una noche plagada de números redondos para él, entre otros su partido oficial 750 con los catalanes, actuó por primera vez en la capital oscense. Ni siquiera con el filial lo había hecho antes.

El meta de los oscenses se quedó afónico chillando y corrigiendo la posición de sus compañeros. El "¡Fuera, fuera!" con el que aleccionaba a sus compañeros para que adelantasen metros se escuchó en más de una y de dos veces.

Los de Koeman tuvieron tiempo para pensar y buscar sus mejores opciones ante un oponente que corrió, que se esforzó, pero que no se sintió cómodo en su nuevo corsé. Messi, sobre el que Míchel había avisado que no se le podía dejar recibir, campó a sus anchas hasta asistir a De Jong poco antes de llegar a la media hora de juego. Fue con un pase por alto que el holandés, colándose entre los defensas, no desaprovechó. Antes había perdonado, el propio Messi, Dembelé y Pedri. Después, lo volvió a hacer el astro argentino con un disparo desde la frontal del área.

Enfrente, poco que decir del ataque del Huesca. Mir, convertido en una isla, solo pudo correr a la caza de los pelotazos que el resto se limitó a mandar hacia delante delegando en él toda la responsabilidad de acercarse a Ter Stegen. Un córner fue celebrado como una gran aproximación. Ante esa situación, también el murciano se tuvo que sumar a las labores de achique. Ni Mosquera, ni Rico, ni Seoane se hicieron con el balón. Sin espacios, tampoco Galán, Ontiveros y Sergio Gómez pudieron progresar por las bandas.

El mismo panorama tras el descanso

Tras el descanso, el panorama no cambió demasiado en primer término. Los locales trataron de ganar metros y de manejar más el esférico. Aún así, las primeras llegadas fueron de los de amarillo con un tiro alto de Messi. Faltaba levantar más la cabeza y ver a los compañeros. Ontiveros condujo una contra en la que SergioGómez se incorporó a toda velocidad por la derecha, no se dio cuenta y optó por buscar a Mir, más marcado, que tampoco tomó la mejor decisión para culminar.

Fue un intento en el que se observaron posibilidades. El Barcelona se dio cuenta y volvió a meter miedo. Siovas tuvo que sacar una ocasión de Dembélé y también Messi pudo haber marcado haciendo de De Jong en el gol.

A la hora de partido, la estadística era de 14 disparos culés por ninguno de los de Míchel. El primero fue de Mir tres minutos después. Se produjo en un córner en el que el murciano tocó de tacón en la línea de gol.

El primer cambio del Huesca y del partido fue el de Doumbia por Mikel Rico; un movimiento en busca de piernas frescas que no alteró el dibujo. Mientras, Messi seguía buscando el gol que no conseguiría. Se internó en el áreacombinando con Alba y Pedri, pero se volvió a encontrar con Álvaro.

Restaban veinte minutos, el dominio culé había decaído y Míchel optó por ir a por el partido. De una tacada abandonaron el terreno de juego Pulido, Seoane y Sergio Gómez y entraron Juan Carlos, Ferreiro y Okazaki. El japonés se quedó con la punta escorando a Mir a la banda derecha, Ferreiro se colocó por detrás de éste y Juan Carlos se puso en el centro del campo.

Ontiveros firmó el segundo disparo a puerta altoaragonés de la noche y Álvaro volvió a ser providencial ante Dembélé. En el Barcelona, los primeros movimientos desde el banquillo fueron los de Mingueza y Pjanic por Dest y Busquets. Después se fue Braithwaite y entró Griezmann.

El Huesca, aunque pareciese mentira visto lo anterior, encerró a los de Koeman. El tercer disparo fue de Okazaki y el cuarto, de Juan Carlos. Se añadieron dos minutos, se soñó con el 1-1, pero no se hizo realidad.

El jueves toca afrontar la segunda ronda de la Copa del Rey ante el Alcoyano y no será hasta el lunes que viene cuando se retome la Liga con la visita del Betis. Tras 17 jornadas solo se ha ganado un partido. El bagaje es ya muy pobre y el margen para el error, mínimo. Para lograr los 18 puntos que Míchel había marcado de cara al fin de la segunda vuelta ya no existe.

Ficha técnica

SD Huesca: Alvaro Fernández; Pulido (Juan Carlos, m.72), Insua, Siovas, Javi Galán; Mikel Rico (Doumbia, m.65), Mosquera, Seoane (Ferreiro, m.72); Sergio Gómez (Okazaki, m.72), Rafa Mir y Ontiveros.

FC Barcelona: Ter Stegen; Dest (Pjanic, m.75), Araújo, Lenglet, Jordi Alba; De Jong, Busquets (Mingueza, m.75); Messi, Pedri, Dembelé; y Braithwaite (Griezmann, m.81).

Gol: 0-1. min. 27: De Jong.

Árbitro: Cuadra Fernández (Comité Balear). Amonestó con tarjeta amarilla al entrenador local Michel y a Ontiveros.

Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de la Liga Santander disputado en el estadio de El Alcoraz de Huesca a puerta cerrada. Leo Messi cumplió 750 partidos oficiales y 500 de Liga con la camiseta del FC Barcelona.

Placeholder mam module
Así hemos vivido el SD Huesca 0 - 1 FC Barcelona
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión